Haya de Jordania asiste al juicio por la custodia de sus hijos que la enfrenta al emir de Dubái

El Alto Tribunal de Londres tiene por delante el complicado caso que implica a dos casas reales de Oriente Medio

Es un cisma judicial y diplomático nunca visto. Este martes comienza ante el Alto Tribunal de Londres el juicio por la custodia de los hijos de Haya de Jordania, hermana del rey Abdalá II y el emir de Dubái Mohammed bin Rashid, después de su repentina separación tras la huida de la princesa a Reino Unido, donde vive en un palacio del barrio londinense de Kensington. En el juicio, celebrado en territorio de la monarquía británica, se ven las caras la casa real hachemita y la emiratí para dilucidar en esta primera batalla judicial a quien corresponde la tutela de los menores. La princesa ha llegado a la Corte, muy seria con un vestido blanco y acompañada por sus abogados en su primera aparición desde que estallase el escándalo.

Haya de Jordania ya está en la Corte donde comienza el juicio por la custodia de sus hijos VER GALERÍA

Haya de Jordania ya está en la Corte donde comienza el juicio por la custodia de sus hijos VER GALERÍA

Al tratarse de la vista preliminar, no estaba confirmado que los litigantes fueran a presentarse en el Tribunal ya que podián dejar su representación en manos de la defensa. Sin embargo, la princesa ha decidido presentarse personalmente ante el juez. Al mandatario emiratí no se le ha visto llegar, por lo que es probable que haya delegado su defensa en los letrados. En cualquier caso, le esperaba una manifestación a las puertas de la Corte en la que varios activistas pro-derechos humanos portaban pancartas acusándole de asesinato y abusos. 

Haya de Jordania ya está en la Corte donde comienza el juicio por la custodia de sus hijos VER GALERÍA

Los niños se encuentran en estos momentos con su madre, que abandonó con ellos Emiratos Árabes Unidos en torno al mes de mayo, y serán los protagonistas de las audiencias preliminares de este complicado caso de divorcio, según han confirmado hace unas semanas ambas partes. "Estos procedimientos están vinculados con el bienestar de los dos hijos del matrimonio y no tiene nada que ver con el divorcio ni las finanzas", se puede leer en un comunicado consensuado por los abogados del vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, de 69 años, y la hija del rey Husein de Jordania, de 45. Según los representantes de ambos, que no han dejado claro si habrá otro procedimiento para resolver su divorcio, el tribunal escuchará a las partes para "determinar el asunto del bienestar de los menores en una vista final". 

Quedan pendientes, por tanto, los asuntos relacionados con los términos de la separación y los financieros. En cualquier caso tanto la princesa como el emir se encuentran muy bien preparados con los mejores abogados especializados en la materia. Mohamed Bin Rashid está representado por Helen Ward, conocida como "la gran dama de los divorcios" por haber llevado los casos de Madonna, Bernie Ecclestone o Paloma Picasso. Por su parte, Haya de Jordania, tiene como líder de su defensa a Fiona Sara Shackleston, quien se encargó de representar al príncipe Carlos en su divorcio de Diana y al artista Paul McCartney.

Las claves del divorcio

La sentencia, tanto de esta como de las próximas batallas judiciales que tienen por delante, servirá para oficializar con hechos probados un relato construido, en parte, a través de las filtraciones del entorno de cada uno de ellos. Ni el emir ni la princesa han hecho ninguna declaración desde que se supiera que la sexta esposa del mandatario emiratí estaba fugada en Londres con sus hijos. Tampoco la familia real jordana ha querido pronunciarse, y mucho menos la británica que, además de acoger el juicio y a la princesa en su territorio mantenía una relación cercana con el matrimonio, ya que Haya es una gran amazona y era habitual verles en diferentes eventos hípicos con los Windsor.

Haya de Jordania ya está en la Corte donde comienza el juicio por la custodia de sus hijos VER GALERÍA

A pesar del silencio oficial, arrancó una “batalla de rumores” a la que Mohammed bin Rashid dio alas publicando un poema en sus redes sociales, del que no se aclara la autoría, en el que se encuentran frases lapidarias como “¡¡Vete con quien estés ocupada ahora!!” o “traicionaste mi confianza más preciada”. Tras lo que podrían interpretarse como insinuaciones de infidelidad por parte de la princesa, el diario Daily Mail publicaba la hipótesis de que la huida de la princesa se debiese a su estrecha relación con uno de sus guardaespaldas. La reacción del entorno de la jordana no se hizo esperar negando rotundamente las acusaciones y lanzando otra dura acometida a la otra parte. Según fuentes cercanas a Haya, “hechos inquietantes” en torno al regreso de Latifa, una de las hijas del emir que protagonizó otra de las fugas de la familia, la habían llevado a tomar la decisión de abandonar su casa.

Haya de Jordania ya está en la Corte donde comienza el juicio por la custodia de sus hijos VER GALERÍA

Latifa, de 33 años, se fue de Palacio el año pasado tras acusar a su padre de malos tratos a través de un video. Sin embargo, fue interceptada por hombres armados cuando se encontraba cerca de la costa de la India, y fue devuelta a la ciudad emiratí. Con relación a ese caso, activistas defensores de los derechos humanos indicaron entonces que la hija del jeque había sido llevada a la fuerza a Dubái en contra de su voluntad. No fue la primera princesa en tratar de huir. En el año 2000 su hermana Shamsa también abandonó el hogar cuando tenía 19 años hasta que fue descubierta en una calle de Cambridge seis semanas después y enviada de vuelta a su país.

El asunto económico será también uno de los platos fuertes del caso, ya que el emir atesora una ingente fortuna. Además, se cree que Haya de Jordania se llevó consigo unos 40 millones de euros en su huida. Precisamente por lo delicado del caso, existe la posibilidad de que ambas partes tengan la intención de llegar a un acuerdo extrajudicial para evitar un mayor revuelo mediático del que ya suscita el fin de este matrimonio 15 años después de su enlace en una ceremonia privada en el palacio Al-Baraka, en Ammán.

La misteriosa desaparición de la princesa Haya

Más sobre