Las parejas reales bajo los paraguas

El príncipe William hizo espacio para Kate Middleton bajo su paraguas. Los Duques de Cambridge compartieron un dulce momento el martes 18 de junio durante el Royal Ascot 2019. El futuro rey de 36 años de edad estaba muy bien preparado para las lluvias vespertinas durante el evento de carreras de caballos. El hijo de la princesa Diana demostró que la caballerosidad no ha muerto y protegió a su esposa bajo el paraguas cuando los cielos se abrieron y comenzó a llover. El padre de tres pequeños se mantuvo muy cerca de su mujer y se aseguró de que ella siguiera luciendo perfecta.

El príncipe William mantuvo seca a Kate Middleton durante el Royal Ascot.

La mamá de George, Charlotte y Louis deslumbró con un vestido azul pálido de Elie Saab con un sombrero a juego de la autoría de Philip Treacy. Wiliam lució elegantísimo con saco de cola, sombrero de copa y, desde luego, su fiel paraguas para completar el atuendo. El día de la fanfarria real dio inicio al evento de cinco días que permitió que la pareja real conviviera con la reina Isabel II, el príncipe Carlos, la duquesa Camilla, la reina Máxima y el rey Willem-Alexander de Holanda. Fue notable la ausencia del príncipe Harry y Meghan Markle, quien aún tiene licencia por maternidad después del nacimiento de Archie Harrison.

MÁS: Kate Middleton escribe una emotiva carta para dar inicio a la Semana del Hospicio Infantil

Los observadores de la realeza no pudieron evitar recordar a los papás de Archie cuando vieron el tierno momento entre William y Kate. Todos notaron cuando los Duques de Sussex se cuidaron uno al otro de la lluvia en un viaje real en 2018. Durante una lluviosa salida en Auckland, Nueva Zelanda, Harry y Meghan se turnaron para sostenerse el paraguas. La pareja se mantuvo muy junta, aunque ambos vestían ropas para intemperie, y se mostraron cariñosos en público.

La pareja real imitó la conducta de Meghan Markle y el príncipe Harry en días lluviosos.

Meghan correspondió a estas atenciones cuando Harry pronunciaba un discurso en Dubbo y quedó atrapado en un breve chaparrón. Cuando uno de los voluntarios le preguntó si necesitaba ayuda, el Duque respondió: “Gracias. Tengo a mi esposa”. Si hay más lluvia en los pronósticos del clima y una aparición sorpresa de Meghan en Royal Ascot, ¡sabemos que ella y Kate estarán protegidas!

Más sobre