¿Sencilla o de cuento de hadas? Así nos imaginamos la boda de Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam

La boda más glamourosa y esperada del año en Mónaco está a punto de tener lugar este fin de semana. Carlota Casiraghi y su prometido, Dimitri Rassam, se darán en "sí, acepto" en cuestión de horas. Y aunque la pareja se enfoca en los últimos detalles de este gran día, poco se sabe de cómo será la celebración. ¿Quién acudirá entre los invitados? ¿cómo será? ¿tendrá aires de aquella gran boda entre sus abuelos Grace Kelly y Rainiero? ¿Será que la pareja opte por algo menos tradicional como los hermanos de la novia, Andrea y Pierre Casiraghi? Hasta el momento los datos aún no han trascendido; sin embargo, así es como imaginamos esta soñada ceremonia.

Carlota Casiraghi y Dimitri RassamVER GALERÍA

La fecha del enlace habría sido confirmada desde principios de año por ¡HOLA!, que en sus páginas apuntaba a que la boda sucedería en junio. Las celebraciones se producen el 31 de mayo y el 1 de junio, aunque hasta ahora no se ha revelado si Carlota seguirá los pasos de sus cuñadas Tatiana Santo Domingo y Beatrice Borromeo, quienes tuvieron un segundo escenario.

Lo que sí está confirmado es que se realizará una boda civil en el Principado de Mónaco, en los salones de Estado del Palacio de los Grimaldi, un lugar especial para la familia en donde los dos hijos varones de Carolina de Mónaco pusieron el broche de oro en sus respectivas bodas.

Carlota Casiraghi y Dimitri RassamVER GALERÍA

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo se juraron amor eterno en una ceremonia religiosa en Suiza, lugar en donde creció ella. Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo tuvieron su gran día en Italia, país natal de la novia. Por ello es que no sería nada raro que Carlota y Dimitri eligieran la región francesa de Saint-Rémy-de-Provence para unir sus vidas. Fue justo en ese lugar en el que Carolina de Mónaco encontró un refugio junto a sus tres hijos luego del trágico fallecimiento de Stefano Casiraghi, padre de Andrea, Carlota y Pierre.

La familia recobró la alegría de la vida en esa región, misma en la que las piezas de su corazón volvieron a unirse para rehacer su rutina en las tranquilas calles que recorrieron en bicicleta, junto a paisajes pintorescos y el glamour de la moda rodeados de un ambiente familiar, conocido como "pequeño Mónaco".

Notas relacionadas:

- ¿Quién es Dimitri Rassam? El productor de cine que robó el corazón de Carlota Casiraghi

- Carlota Casiraghi vuelve a Mónaco tras aclarar su relación con Dimitri Rassam

Por si fuera poco, Saint-Rémy-de-Provence está vinculado con la familia Grimaldi desde tiempo atrás, cuando en 1643 el rey Luis XII de Francia donó la jurisdicción real al Honorato II Grimaldi, primer príncipe de Mónaco. En la actualidad, Alberto de Mónaco tienen entre sus numerosos títulos el de señor de Saint-Rémy. La localidad, famosa en la Provenza francesa, está situada en el distrito de Arlés, cercana a Aviñón, famoso por el célebre cuadro de Picasso. Como un detalle histórico más, el lugar fue en donde nació Nostradamus, y en donde el pintor Vincent Van Gogh estuvo de reposo en un sanatorio.

Carlota Casiraghi y Dimitri RassamVER GALERÍA

En esta boda soñada podrá haber varios escenarios, pero mientras se revelan los detalles del enlace que podría ser digno de un cuento de hadas, lo que ya es un hecho es que será la cereza en el pastel de una relación de más de dos años, que vio materializado el amor en el otoño de 2018, cuando nació Balthazar, el primer hijo en común de la pareja.   

El bebé es el segundo hijo para ambos, pues Carlota tiene a Raphaël, de cuatro años, fruto de su relación con Gad Emaleh, mientras que Dimitri se convirtió en padre con el nacimiento de Daria, a quien tuvo con la modelo rusa, Masha Novoselova.

Más sobre