La Reina Isabel II cancela su tradicional viaje en tren por problemas de salud

Como cada año, la Reina y el duque de Edimburgo tenían planeado viajar en tren hacia Sandringham para iniciar los festejos navideños

La reina Isabel II de Inglaterra y su esposo, el duque de Edimburgo, se vieron obligados a cancelar su viaje anual de este miércoles por la mañana por motivos de salud. Según informaron fuentes oficiales a HELLO! Online, ambos padecen un fuerte resfriado que les impidió dirigirse a la estación de trenes esta mañana.

ri3zVER GALERÍA

La Reina y su esposo tenían planeado viajar desde Londres hasta la estación King's Lynn, en Norfolk, para arribar a su residencia en Sandrigham; sin embargo, ambos permanecen en el palacio de Buckingham, la residencia oficial de la Familia Real Inglesa. El portavoz explicó a HELLO! que el motivo fue la enfermedad que los dos padecen, por lo que decidieron no viajar en el horario que tenían establecido.

Este tradicional viaje marca el inicio de los festejos de los royals ingleses, con quienes la Reina plaeaba pasar la Nochebuena y el día de Navidad. Hace algunos días, la monarca -que el próximo 21 de abril cumplirá 91 años de edad- fue vista cumpliendo compromisos oficiales, aunque en los últimos años ha reducido su carga de trabajo.

ri1zVER GALERÍA

- El Príncipe George no puede esperar a Navidad y ya abrió algunos de sus regalos

- Así celebran Navidad las Casas Reales de Europa

- Los planes más divertidos de los Duques de Cambridge para celebrar las Navidades con sus hijos

La cancelación de su viaje navideño surge un día después de que el palacio de Buckingham anunciara que la Reina dejará de patrocinar más de 20 organizaciones benéficas para finales de año. Con esta acción, sigue los pasos del duque de Edimburgo, quien también cortó lazos laborales con varias organizaciones en 2011, cuando cumplió 90 años de edad.

ri2zVER GALERÍA

A pesar de que la versión oficial es la enfermedad de la Reina, hay quienes aseguran que la cancelación del viaje se debe a motivos de seguridad, en especial después de los atentados ocurridos en Berlín. La policía reforzó la seguridad del Palacio después de enterarse de lo sucedido en Alemania y cerró las calles aledañas durante el cambio de guardia. 

Más sobre