Beatriz de Holanda asiste a la boda civil de su sobrino, Pieter-Christiaan con Anita van Eijk

Holanda volvió a lucir sus mejores galas con motivo del enlace de uno de los miembros de la Familia Real. El príncipe Pieter-Christiaan, sobrino de la reina Beatriz, contrajo matrimonio civil con Anita van Eijk en el Palacio Het Loo, en Apeldoorn. Como es tradición en el país, los novios se dieron el "sí, quiero" en una breve ceremonia civil, dos días antes de que se celebre su boda religiosa, en la iglesia de San Gerónimo (Grote of St Jeroenskerk) de Noordwijk.

Entre los ilustres invitados destacó la presencia de la reina Beatriz y los príncipes Constantin y Laurentien, el primer ministro, Jan Peter Balkenende, y los dos presidentes de las cámaras (parlamento y senado).
Los novios llegaron al Palacio pocos minutos antes de las dos de la tarde en un lujoso Rolls Royce Phantom V, que perteneció al rey Olaf de Noruega. La novia lució un vestido de seda amarillo y verde, adornado con piedras de jade, confeccionado por el diseñador de origen asiático, Andrew NG, mientras que el Príncipe vestía un elegante de traje de chaqueta oscuro.
A las 14:00, el alcalde de Appeldoorn, GJ de Graaf, encargado de presidir la ceremonia, en presencia de los familiarea y testigos selló el pacto matrimonial en la Sala de Audiencias.

'Pieter es el amor de mi vida'
Concluida la ceremonia, los recién casados y los invitados celebraron un pequeño banquete en la intimidad para festejar la unión. Una boda en la que los novios no pidieron la aprobación de las Cortes generales, por lo que el príncipe Pieter-Christiann, noveno en la línea de sucesión al trono, pierde todos sus derechos dinásticos. El segundo hijo de la princesa Margriet, hermana de la Reina, y su esposo, Pieter van Vollenhoven, de 33 años, ha renunciado de este modo al trono holandés para casarse con Anita van Eijk, una joven de origen suizo tres años mayor que él. "Pieter-Christiaan es el amor de mi vida, es mi alma gemela", manifestó la novia. "Con Anita tengo la sensación de ser capaz de hacer cualquier cosa y es, decididamente, mi compañera", fueron las palabras del novio.
La boda religiosa del próximo sábado pondrá el broche de oro a esta unión a la que asistirán un gran número de miembros de la Familia Real holandesa.

Más sobre

Read more