La Familia Real sueca al completo celebra el día nacional de su país

Bajo el radiante sol de junio, la Familia Real sueca participó en las celebraciones del día nacional de su país, que comenzaron a las ocho de la mañana con el tradicional izado de la bandera. Tras el acto, la [princesa Victoria] asistió a la apertura al público de varias salas y colecciones del palacio real de Estocolmo, así como a una conferencia sobre la historia del edificio. La Princesa heredera recibió a todos los turistas y visitantes que se acercaron hasta el recinto y les dio la bienvenida.

Concierto en Skansen
Ya por la tarde, la familia se trasladó al parque de Skansen, a pocos kilómetros de la capital. Millares de personas esperaban allí la llegada de los monarcas y sus hijos agitando banderas azules y amarillas, los colores de Suecia. El [rey Carlos Gustavo] y [la reina Silvia], junto a la princesa Victoria, el príncipe Carlos Felipe y la [princesa Magdalena], llegaron a las siete de la tarde. Ellas lucían el traje típico sueco: falda azul y chaleco del mismo color, con unas margaritas bordadas a la altura del pecho, camisa blanca y un delantal en color amarillo. La Reina llevaba además un tocado blanco, mientras que las princesas iban con la cabeza descubierta.

La Familia Real tenía reservados los asientos de honor en primera fila, para disfrutar de un concierto, que se emitió también por televisión. La música, que corrió a cargo de Magnus Carlsson, Shirley Clamp, Tomas Ledin y Jan Malmsjö, todos ellos de origen sueco, estuvo precedida de un discurso en el que el rey Carlos Gustavo vitoreó a la nación.

Más sobre

Read more