La condesa de Wessex ha perdido el hijo que esperaba

Estaba embarazada de seis semanas y fue trasladada en helicóptero hasta un hospital de Londres, después de sufrir terribles dolores abdominales

La condesa de Wessex permanece en el hospital, Edward VII, tras haber pasado por una operación de urgencia que ha puesto fin a un embarazo que había llenado de ilusión y esperanza los últimos días de un año muy difícil.

Sola en su residencia de Surrey
Preocupada y sufriendo terribles dolores de vientre, la Condesa, que en esos momentos se encontraba sola, -el príncipe Eduardo estaba de visita en Buckingham-, llamó a sus médicos y éstos, después de un pequeño examen, acordaron avisar a un helicóptero con equipo sanitario para que la trasladara con urgencia desde su residencia de Bagshot Park, en Surrey, hasta el centro clínico.

Embarazo extrauterino
Sophie Rhys-Jones fue traslada en tan sólo 20 minutos, al hospital Edward VII -centro en el que habitualmente se trata a la Familia Real inglesa- y, tras un rápido diagnóstico, -embarazo extrauterino de seis semanas- el equipo médico decidió practicar una intervención de urgencia. Sophie permaneció en quirófano dos horas y media y, al parecer, perdió una gran cantidad de sangre.

"Deseo desesperadamente tener un hijo"
El embarazo no había sido anunciado y sólo los más íntimos conocían la gran noticia. Según éstos, la pareja, que contrajo matrimonio el verano de 1999, se encuentra, ahora, destrozada por la pérdida.
La condesa, que había concedido una emotiva entrevista a un periódico inglés, el pasado mes de abril, había confesado que deseaba " desesperadamente tener un hijo... Cuando era joven yo pensaba que cuando tuviera 25 años ya estaría casada y tendría al menos dos niños... No ha sido así... Además, para haber sido madre de cinco o diez... tenía que haber empezado hace mucho tiempo... Pero todavía no es demasiado tarde y con uno sería inmensamente feliz".

Tratamiento in vitro
En aquel mismo reportaje, Sophie confesó que no rechazaba la idea de someterse a tratamiento in vitro en el caso de que la naturaleza no obrara convenientemente porque, dijo: "es muy importante para mí ser madre".
Sophie, que cumplirá 37 años, el próximo mes, se encuentra bien, según fuentes de Palacio, aunque debido a la gran pérdida de sangre y el paso por quirófano, tardará varias semanas en recuperarse completamente.

Reducción de la fertilidad
La condesa había sido vista esta misma semana por la noche en el Queens Club de Londres, no podía sospechar que unos días más tarde su más preciado secreto sería desvelado al mundo... Por una razón realmente trágica. El desarrollo del feto en las trompas de Falopio, fuera de la matriz, no fue detectado a tiempo y eso ha podido llevarle incluso a una reducción de su fertilidad.
La reina, Isabel II, su esposo, el duque de Edimburgo y la Reina madre fueron informados en el palacio de Buckingham horas después de la intervención por el mismo príncipe Eduardo.

Más sobre

Read more