Así serán las bodas durante la 'nueva normalidad'

Te resumimos de forma sencilla cómo serán los enlaces de los próximos meses

El 21 de junio termina en España el Estado de Alarma, lo que significa que comienza la tan ansiada nueva normalidad. Tal como explican desde la Asociación de Profesionales de Bodas de España (APBE), y teniendo en cuenta las cifras que el INE registra sobre las bodas de 2019, se estima que para 2020 había una previsión de 152.718 enlaces, de los cuales 59.097 habrían sido aplazados desde marzo a junio. Pero todavía son muchas las parejas que siguen pensando en darse el 'sí, quiero' en los próximos meses. Durante la desescalada las bodas, como el resto de celebraciones, han sufrido algunas restricciones relacionadas con el aforo, el distanciamiento social y la higiene de manos y respiratoria. Ahora la nueva normalidad trae algunas medidas que, aunque algo más laxas, los novios deben tener muy presentes a la hora de celebrar su enlace.

novia con ramo de floresVER GALERÍA

VER: Te explicamos (de forma resumida) cómo serán las bodas de los próximos meses

"El Gobierno no ha dado una medidas explícitas respecto a las bodas. Lo que destacamos es que hay que mantener la distancia social de 1,5 metros y, si no se puede, el uso obligatorio de mascarillas. Lo que entendemos es que la boda puede realizarse al completo con estas medidas de seguridad. Los aforos los marcan las comunidades autónomas", nos explica Isaac Amselem, presidente de la Asociación y director de la agencia de comunicación Noquiero.es. El experto nos indica que el sector nupcial ha resultado uno de los más dañados desde que empezó esta crisis. "Todo empezó en el inicio de la temporada y muchas parejas trasladaron sus bodas al segundo semestre o al año que viene".

Eso sí, muchos de estos novios, los que tenían previsto casarse en julio, agosto, septiembre u octubre no parecen dispuestos a demorar su gran día. "Las parejas van encontrando las nuevas medidas más acordes con sus expectativas de celebración y ya están empezando a festejar. Justo ahora entramos en una fase nueva con mejoras que permiten que toda nuestra vida esté retornando a la normalidad", explica la wedding planner Sira Antequra.

VER: Catarina y David, la pareja que celebró su boda durante la desescalada

Mayor seguridad en las bodas

Para que las bodas sean lo más seguras posibles, Isaac asegura que los proveedores están "trabajando para cumplir todas las normas sanitarias. Ya que estas son vitales para nosotros. Muchos proveedores nos estamos reinventado e incorporamos nuevos servicios para que los novios puedan celebrar su boda de una forma más íntima". Unas palabras a las que Sira añade: "Todos tenemos que respetar la normativa sanitaria que se va publicando, para las distintas áreas, espacios y actividades sociales. Los profesionales tenemos que mantener los protocolos de actuación en las celebraciones, y la materia de higiene alimentaria ya era antes muy exigente en España (y eso es una garantía para todos)".

finca La Centenaria 1779VER GALERÍA

Esa mayor seguridad y el aforo marcado por cada comunidad autónoma no implica que, necesariamente, los novios tengan que reducir su lista de invitados –salvo que esta sea muy amplia, claro–. "La tendencia de la última década ha ido consolidando que el grupo de invitados sea la familia y los amigos más íntimos, por tanto de menor número. La media de asistentes reales por boda se encuentre en torno a los 170 invitados. Y las normas de aforo están evolucionando y mejorando cada pocos días. El Presidente de la Junta de Andalucía ha anunciado, por ejemplo, un aforo en terrazas del 100% y del 75% en interior de los locales, hasta 25 personas por cada mesa y conciertos de 1.500 personas", explica Sira.

Desde la finca La Centenaria 1779 nos explican, por ejemplo, que muchas parejas optan por realizar las celebraciones en el exterior, en sus extensos jardines. "Nuestra finca cumple con los requisitos de aforo que permite la ley y la zona destinada al convite es muy espaciosa. Podemos asegurar que la distancia mínima de separación requerida entre las mesas sea de un metro y medio sin ningún inconveniente. De hecho, un montaje elegante siempre tiene las mesas separadas asegurando así un buen servicio a los comensales", añaden.

Finca La Centenaria 1779VER GALERÍA

VER: Los consejos de las parejas que ya han aplazado su boda están llenos de optimismo

¿Qué sucederá con el cóctel o el baile?

Otra de las grandes dudas que asalta a las parejas a la hora de introducir cambios en su boda es qué sucede con el coctel, esa ronda de aperitivos selectos que suele servirse antes que la comida o la cena en buena parte de los enlaces. Desde La Centenaria 1779 aseguran que "la mayoría de caterings coinciden en que una buena opción para el aperitivo es que la comida de los bufés esté servida por camareros. Las zonas de mesas y chill out se incrementan asegurando así un montaje más amplio repartido entre todo el jardín. En nuestro caso, las bodas tipo coctel están cogiendo más protagonismo. Nos parece una gran opción dónde los invitados pueden divertirse muchísimo hablando con todos los invitados disfrutando de una deliciosa comida servida por camareros". ¿Y la otra gran pregunta, el baile? "A fecha de hoy, en Cataluña la normativa permite organizar barras libres y montaje de mesas donde se sirven copas tipo bar al ritmo de la música", confirman desde la finca. En otras comunidades existen variaciones, pero en la mayoría no es posible abrir la pista de baile.

decoración mesas bodaVER GALERÍA

En un momento en el que se apuesta por individualizar todo en la medida de lo posible algunos de los típicos rincones de las bodas –espacio para los salvatacones, mesas de dulce, etc.– podrían reducirse drásticamente al menos por el momento. "Hay que seguir la normativa aplicable en el momento de la boda, ya que se están publicando cada pocos días cambios mejorados, según evoluciona la situación. En líneas generales: la ley ahora prevé que se entregue a los destinatarios formatos individuales, monouso, que la manipulación profesional se haga según protocolos higiénicos, y que todos los alimentos sean asistidos por profesionales", aclara Sira.

Otros detalles del gran día

Todas estas medidas no afectarían, en principio, a la decoración de iglesias, fincas o espacios de celebración. "En mi caso la decoración no se ha visto afectada, siendo boda pequeña o grande nuestros novios quieren una decoración de ceremonia donde los volúmenes y los detalles se pueden magnificar. El hecho de que haya muchos o pocos invitados, bien sea en una iglesia o en un jardín, no es razón para que esta parte importante de la decoración de una boda se vea afectada. Seguimos jugando con colores, volúmenes, detalles, velas, flores de temporada y ahora más que nunca donde el color juega un papel importante que da vida y esperanza. He tenido la suerte que mis parejas mantienen las ganas y el entusiasmo por querer sorprender a sus invitados con la misma decoración originalmente elegida, adecuada a la nueva situación y por supuesto, el gran protagonista sigue y seguirá siendo el ramo de novia", explica el decorador, florista y director creativo Joan Conejo.

decoracion bodasVER GALERÍA

¿Y los fotógrafos? Inmortalizar todos los detalles del gran día es y será uno de los grandes deseos de los novios. La fotógrafa Natalia Ibarra nos explica que, en caso de reducción de aforos, las parejas deberán tenerlos en cuenta para que puedan entrar a todos los espacios sin problemas ni restricciones. En cuanto a las fotos, explica que "durante el reportaje fotográfico de los novios, estos no tendrán que llevar mascarilla. Lo ideal será buscar lugares apartados de la gente, para que puedan estar solos y posar tranquilamente sin mascarilla. El fotógrafo deberá de mantener con respecto a ellos esa distancia mínima de metro y medio o llevar mascarilla".

La mayor duda en estos casos siempre está en los retratos grupales, en los que mantener la distancia exigida por ley es algo más complejo. "Fotografías de grupos. Esta pregunta es complicada, porque hay que respetar la distancia de 1,5 o llevar mascarilla. Lo ideal es ingeniar una manera diferente de hacer las fotos de grupo. Si quieren fotos de un grupo grande y quieren estar juntos, deberán de llevar mascarilla", concluye la experta.

foto Natalia IbarraVER GALERÍA

VER: ¿Sin fotógrafo para tu boda? Te presentamos a los 10 favoritos de las novias españolas

El vestido de la novia

Aunque muchas parejas no hayan tenido que modificar la fecha de su boda, un buen número de ellas han aplazado su enlace a otra estación. Un cambio de planes que, en muchos casos, obliga a hacer ciertas modificaciones en el vestido de la novia. "Las bodas aplazadas obligan a cambiar de estación y cómo es lógico, de traje. Siempre transmitiendo tranquilidad a la novia y trabajar con las mismas ganas e ilusión. Se puede transformar con una capa o un abrigo. Con esto conseguimos que el diseño que en un primer momento quería la novia para la primera fecha, sea posible en una celebración más invernal", explican desde Navascués. Y, aunque aseguran que de momento no han recibido encargos de mascarillas algo más especiales –por si la novia tuviera que llevarla en algún instante–, "si alguna lo quisiera así les daremos las mejores opciones para que estén ideales y cumplan con las normas sanitarias".

bodas-normalidad-3zVER GALERÍA

Más sobre

Read more