vestido novia Isabel Núñez

De los primeros bocetos a las pruebas: así se crea, paso a paso, un vestido de novia a medida

La creativa Isabel Núñez nos explica cómo es este trabajo en el que novias y diseñadores disfrutan por igual

Elegir un vestido de novia no siempre es fácil. Aunque hay chicas que tienen muy claro el tipo de diseño que buscan para su gran día, otras lo único que saben es lo que no quieren llevar. No quieren sentirse disfrazas y, por eso, prefieren prendas que se ajusten o se parezcan –en cierto modo– a lo que ellas llevan en su gran día. "Yo creo que lo más importante es que la novia haga un ejercicio de reflexión e intente visualizarse a ella misma, qué tipo de novia quiere ser, qué le representa y qué es lo que más le favorece. Hoy en día con las redes sociales la inspiración es infinita y hay chicas que se sienten perdidas entre ideas contrapuestas y pierden la esencia principal que son ellas mismas", explica Isabel Núñez. La diseñadora, fundadora y directora de Inuñez, es muy conocida en el sector nupcial por sus maravillosas propuestas y por haber creado los diseños de algunas de nuestras novias virales, como el vestido 3 en 1 de Marián o el look de Esther, la novia gallega que cambió la mantilla española por una capa con plumas. Hablamos con ella sobre todo eso que debe tener en cuenta una chica antes de elegir el vestido de su boda, incluso lo que debe llevar a cada prueba.  

¿Es bueno probar diferentes tipos de siluetas o si la novia se siente cómoda con la primera no es necesario mirar más?
Yo creo que depende de cada persona, tengo novias que vienen a su primera cita y ya te dicen que se hacen el vestido conmigo 100%, otras vienen de haberse probado en diferentes sitios y otras me preguntan si es recomendable probarse, a lo que siempre respondo lo mismo, si a ellas les va a ayudar a tomar su decisión adelante. En nuestro caso no es necesario que la novia sepa la silueta que quiere para hacer su vestido, no es necesario probarse y tener claro el tipo de escote ya que nosotros en el estudio trabajamos una costura a medida real desde el punto de vista que todos los patrones se hacen nuevos para cada novia partiendo de un patrón base hecho a cada medida y sobre el cual podemos valorar todo tipo de cortes sobre el cuerpo de cada novia. Es importante conocer bien cómo trabaja cada atelier y entender bien el proceso para así tener la tranquilidad sobre la flexibilidad que cada sitio te puede ofrecer.

A la hora de crear un vestido a medida, ¿es bueno probar antes vestidos o vale con confiar en la experiencia del diseñador?
Yo creo que es súper importante confiar en la persona que vayas a elegir, para mi es básico, pero esto no quita que si a alguien le ayuda a elegir su vestido valorar diferentes sitios y probarse vestidos deje de hacerlo porque el Atelier que le gusta no tiene vestidos para probar. Creo que no hay un protocolo perfecto a seguir, hay todo tipo de personalidades y hay chicas que necesitan ver, conocer y probar todo tipo de opciones y otras que no. Yo les animo a todas a que hagan como les vaya dictando su sentido común, si creen que han dado con su diseñador y tenían a posteriori más citas pues que las cancelen, pero si se van a quedar con el gusanillo de la incertidumbre adelante y que conozcan todo lo que se les ofrece.

¿La mayoría de novias tienen claro el tipo de diseño que buscan?
La mayoría tienen claro lo que no les apetece, ¡y ya con eso se hace una gran criba!

VER: La lencería más cómoda y favorecedora para vestidos de novia con la espalda abierta

En ese sentido, ¿las redes sociales ayudan a la hora de transmitir la idea de la novia o a veces dificultan esta tarea?
Por supuesto, hoy en día las redes sociales son la fuente de inspiración de la que bebemos todos, y muchas chicas vienen con sus moodboards y ayuda mucho a entenderles. Además, también les ayuda a ellas a ordenar sus ideas y prioridades cuando sobre esas imágenes les haces preguntas que no se habían planteado y entonces entienden que a lo mejor tienen ideas que no casan unas con otras. Las redes sociales son muy buenas si sabes utilizarlas bien, sino pueden ser frustrantes y eso no se lo recomiendo a nadie.

¿Crees que a las novias les da cierto respeto no tener su vestido desde el primer momento?
Por supuesto que sí, y lo entiendo perfectamente. Entiendo que les cueste visualizar las ideas y más si la diseñadora le está proponiendo algo novedoso de lo que no tienes una referencia real de algo ya hecho, pero también entiendo que las chicas que vienen a mi estudio van buscando eso. Tienen que confiar y tener claro que nuestro trabajo es hacer que se sientan cómodas durante todo el proceso y darles nuestras herramientas para hacer su vestido. Además por esto mismo nosotros ofrecemos una flexibilidad total de ir adaptando el diseño y las ideas según ellas se van viendo.

¿Es importante que haya un feeling especial entre el diseñador y la novia desde el primer momento?
Es la base para que el vestido sea un éxito. Me parece importantísimo que la comunicación entre la novia y diseñador/a sea natural, cómoda y fluida; ellas se tienen que sentir con total confianza de poder tomar sus decisiones. Mi máxima es, "yo propongo pero no impongo".

¿Cómo es el proceso de crear un vestido a medida?
Es un proceso creativo muy cuidado en el que en una primeras citas es un trabajo de conocer a la novia, conocer sus gustos, su estilo y personalidad para así poder hacer sus propuestas. Yo en mi caso presento varios bocetos a cada novia, porque quiero con ellos ella pueda valorar bien que yo le he entendido y que el estilo que le ofrezco es lo que va buscando. Con esto dejamos una estética definida y vemos que el entendimiento es mutuo, con esto ya hay una gran parte hecha. Luego viene el proceso de producción, primero sobre una toile base hecha a la medida de la novia vamos definiendo las proporciones y volúmenes, experimentamos sobre este molde como si fuera una pizarra en blanco para que la novia pueda valorar las diferentes ideas y así estar segura sobre el camino que seguir. Una vez esto está claro vamos poco a poco pasando a tela y eligiendo todos los detalles.

¿Cuántas pruebas suelen ser necesarias hasta que se consigue el vestido adecuado?
Nosotros normalmente hacemos unas 4-5 pruebas, pero nos adaptamos a las circunstancias de cada chica: las hay que vienen de fuera de España y sólo podemos hacerles 3 pruebas y otras que son más indecisas y necesitan más pruebas.

¿Es mejor ir sola o acompañada? Y si va acompañada, ¿por quién?
Yo nunca le diré a una clienta con quién venir o con quién no. Soy consciente de que en mi trabajo no sólo se vive la creación de un vestido, es un proceso único y especial lleno de sentimiento y cada una que sea libre de compartirlo con quien quiera. Aunque también diré que cuando la novia viene con mucha compañía le suele resultar mucho más difícil tomar decisiones, no hay que olvidar que en las pruebas el equipo de taller tanto como yo estamos trabajando en la creación de algo y es importante poder seguir los pasos y timings planteados.

¿Qué es conveniente llevar a las pruebas?
Nosotros en cada cita le vamos informando a la novia sobre qué necesitamos que traiga para la siguiente: algunas requieren ropa interior especial, los zapatos para marcar el bajo, las joyas para ver el look final y dar el OK a todo.

VER: Marián, la novia de Santander que se hizo viral con su vestido '3 en 1'

¿Es fácil plantear vestidos que evolucionan a lo largo de la ceremonia?
A mi sí me lo parece. Creo además que es divertido y que tiene mucho sentido, ya que una boda está compuesta por dos celebraciones con ambientes totalmente diferentes: una ceremonia (más protocolario) y una fiesta (más desenfadado y enfocado para el disfrute)

¿Cómo han cambiado los gustos de las novias en los últimos años?
No creo que hayan cambiado mucho, sigue habiendo un poco de todo, la novia más clásica y que busca algo atemporal y la que quiere arriesgar con algo más distinto. Quizá lo que noto que ha cambiado mucho en los últimos años es la rapidez con la que varían las "tendencias" en el sector boda. Todo va mucho más rápido y eso a nosotros nos requiere una exigencia creativa brutal. A mí esto me encanta porque me hace superarme cada temporada, pero a veces agobia un poco.

¿Qué consejo darías a una chica que quiere un vestido de novia a medida?
Que lo disfrute muchísimo, es una experiencia única que se vive una vez en la vida, dejarse llevar por el disfrute y no pensar nada en qué me he dejado atrás, qué dirán, gustará o no gustará… Las sensaciones y los sentimientos son lo que más fuertemente se guardan en nuestra memoria; las opiniones, comentarios o publicaciones en los blogs se olvidarán.

Más sobre