invitacion digital The Spaniel Studio

Invitaciones de boda digitales: la mejor alternativa para las parejas que han aplazado su boda

Diseños tan trabajados como los impresos que convencen cada vez más a los novios españoles

Son muchas, y muy variadas, las formas que los novios tienen de anunciar su enlace. Algunos publican en sus redes sociales divertidos posados en los que muestran el anillo de compromiso, otros comparten vídeos con los mejores momentos de la pareja, y hay quien recurre a las clásicas llamadas. Pero cuando se trata de anunciar la fecha del enlace y todos los pormenores que deben conocer los invitados suele haber unanimidad. Las invitaciones impresas siguen siendo la opción elegida por un 84% de las parejas, un porcentaje muy elevado que apuesta por los diseños más variados y sorprendentes. Acuarelas, inspiración animal, clásicos… Tendencias que poco a poco se plasman también en los save the date digitales. Y es que en las últimas semanas, dada la situación excepcional que está viviendo nuestro país, las invitaciones impresas han dado paso a diseños que se pueden enviar por email o WhatsApp.

La nueva realidad no solo ha hecho que cientos de parejas hayan tenido que aplazar la fecha de su enlace o que sean muchos los novios que deban seguir con los preparativos de su gran día desde casa. También que sea necesario comunicar nuevas fechas a los invitados y mantenerlos informados en todo momento de las novedades. "Muchas parejas que se han visto obligadas a aplazar sus fechas y que ya habían enviado sus invitaciones han visto que estos diseños digitales eran su mejor alternativa. No hay un perfil concreto; como en el resto de sectores, el virus ha afectado a todo el que tenía previsto casarse en estos meses, sin importar el tipo de pareja ni estilo de boda", nos explica María Muñoz, fundadora de The Spaniel Studio.

María nos cuenta que, aunque en su estudio trabajan mayoritariamente en diseños impresos, en las últimas semanas han aumentado las solicitudes de este tipo de invitaciones. Propuestas que aunque no se entreguen físicamente deben guardar una estética igual que cuidada que los otros modelos. "Siempre que se pueda es importante tratar de mantener la cohesión entre todos los elementos de la papelería de la boda, incluidos estos posibles diseños online que se manden para comunicar nuevas fechas o aplazamientos. En los casos de parejas a los que ya les produje las invitaciones, al haberles diseñado y conocer la papelería de su boda, les estoy haciendo invitaciones online a juego con el resto de elementos (invitaciones físicas, minutas, meseros, marcasitios, etc.). En el caso de las parejas que acuden a mí por primera vez, trato de hacerles diseños online que sean coherentes y tengan elementos en común con las invitaciones ya enviadas. Es importante que los invitados al recibir estas invitaciones online sepan percibir el mismo nivel de cuidado para que entiendan que la ilusión por la boda no ha desaparecido, sino que es todavía mayor, y que esa boda será más especial porque se le esperará con más ganas que nunca. Y para eso esa invitación online tiene un papel fundamental".

Cómo se diseña una invitación online

Generalmente, cuando los novios van a elegir las invitaciones para su boda, contactan con su proveedor favorito y juntos definen el estilo del diseño. Algunas parejas cuentan con un hilo conductor para su enlace que se mostrará en la decoración y en todos los pormenores del gran día y quieren que las invitaciones no sean una excepción. Otros buscan modelos atemporales y sencillos, que encajen con sus personalidades. Y este proceso, aunque el resultado sea digital, no difiere mucho. "Igual que para las invitaciones físicas, el proceso depende de lo que busquen los novios. Hay parejas que tienen claro que les gusta alguna de mis colecciones y otros que prefieren que les haga un diseño exclusivo para ellos. En ambos casos el proceso empieza cuando los novios comparten conmigo sus gustos y la información sobre su boda. A partir de ahí trabajo en la personalización de sus invitaciones: la caligrafía a mano y su posterior digitalización, los colores, los posibles elementos e ilustraciones que incluya el diseño, etc. Es, eso sí, un proceso más ágil que el de las invitaciones físicas, porque no requiere de sus plazos de producción: una vez los novios están felices con su diseño se lo mando en el formato adecuado para que puedan enviarlo a sus invitados directamente", apunta María. Más ágil y también más económico ya que no hay costes de impresión. "Para nuevas parejas con las que no había trabajado antes les estoy ofreciendo diseños digitales a partir de 200€, en función del nivel de personalización que busquen en sus diseños", nos explica la experta y añade que para esas parejas con las que ya había trabajado antes de que la situación cambiara está ofreciendo este servicio de forma gratuita, para ayudarles.

Y sí, aquí también hay tendencias. En el mundo de la papelería nupcial 2020 iba a ser el año de las tipografías elaboradas, los estampados florales y las acuarelas. Una vuelta al trabajo artesano que también se deja entrever en el mundo digital. "Aunque se vayan a enviar online se busca una estética artesanal, con elementos hechos a mano y personalizados como la caligrafía. Todo aquello que sea hecho en exclusiva para una boda le da más valor y es muy apreciado. A mayores, el entorno online facilita el intercambio de información, por lo que materiales que antes eran obligados (como la tarjeta de confirmación o la de información adicional con los detalles logísticos) ya no lo son tanto. Por eso las invitaciones tienden a simplificarse. Es una ocasión única, eso sí, por eso el diseño de invitaciones realmente especiales y exclusivas cobra mayor valor que nunca", puntualiza María.

El futuro está aquí

Una de las conclusiones a las que parecen llegar diferentes proveedores del sector nupcial es que, tras la vuelta a la normalidad, todos habremos sufrido una modificación en nuestra forma de actuar, en nuestros valores. Una evolución que en el mundo de las bodas relacionan con una vuelta a lo que de verdad importa y una mayor apuesta por la sostenibilidad. Aunque en el terreno de las invitaciones, como en otros muchos, esto es algo en lo que se lleva trabajando desde hace años –aumenta el uso de papel reciclado o de materiales como el papel de arroz–, las invitaciones digitales también pueden ser una buena alternativa para sumarse a esta tendencia que parece haber llegado para quedarse con nosotros durante mucho tiempo. Eso sí, no todas las parejas querrán renunciar a entregar la invitación en mano.

Más sobre

Read more