automaquillaje novia

6 trucos que debes seguir si te vas a automaquillar en tu boda y quieres un resultado profesional

Consejos de experta con los que conseguirás que tu piel esté más bonita que nunca

Al hablar de organizar una boda podemos dividir en dos listas las tareas de los novios. Por un lado, están los pasos necesarios para lograr que todo salga como ellos han imaginado y que incluye desde la decoración de las mesas a las invitaciones. Por otro, todos los preparativos personales. Es decir, desde la elección del vestido de novia o el traje del novio a los complementos. Y, lógicamente, también todo lo relacionado con su look de belleza. De media, las novias españolas suelen invertir entre 100 y 300 euros en servicios de maquillaje y peluquería para su gran día. Una cifra que se ve incrementada si, además, se someten a algún tratamiento previo para que su piel se vea más luminosa que nunca. Sin embargo, hay algunas que prefieren maquillarse ellas mismas en su boda. Los motivos son de lo más variados: desde reducir costes a dar su toque personal. Eso sí, para que el resultado sea perfecto y casi de profesional es importante seguir algunos tips.

Para Yael Maquieira, make up artist especializada en novias y encargada de favorecer a María y Marta Pombo en sus respectivas bodas, el primer paso es tener claro cómo será el maquillaje que llevarán ese día. "Es importante hacer un curso de reciclaje para tener claros los pasos o para diseñar el maquillaje de ese día con un profesional. Yo lo hago con varias novias que se casan fuera de sus ciudades, países o simplemente se sienten más seguras maquillándose ellas mismas. Y aunque seas tú misma la que te maquilles, no olvides hacer una prueba", explica. Después es cuestión de aplicar unos pasos que no solo las novias deberían poner en práctica, también todas aquellas chicas que quieran conseguir un maquillaje natural, y con un acabado profesional, desde casa.

1. Seguir un buen cuidado facial

El primer paso para presumir de un rostro bonito el día de la boda es cuidar la piel en profundidad. Algo que no solo se debería hacer durante los meses previos al enlace. Y es que si la piel está correctamente hidratada y nutrida, será más sencillo tener siempre buena cara. Yael recomienda que esa rutina facial esté adecuada al tipo de piel de cada chica. Y es que no todas tienen las mismas necesidades –algunas necesitan un extra de hidratación mientras, otras, una rutina específica para pieles sensibles–. "Lo ideal es que esté revisada por profesionales, un centro de belleza o un dermatólogo", aconseja. Además, hace hincapié en que, en las semanas previas a la boda, probar algunos tratamientos de hidratación y luminosidad siempre ayudarán a que el aspecto de la piel sea radiante.

2. Utilizar productos de calidad

Por muy bien que hayas cuidado tu piel y sepas trabajarla o favorecer tus facciones, es fundamental que el día de la boda dispongas de productos de calidad con los que elaborar el maquillaje. "También hay que asegurarse de su buen estado, que no estén caducados", recalca Yael. Aunque no lo creas esto te ayudará no solo a conseguir mejores resultados, sino también a que el maquillaje dure en perfectas condiciones a lo largo de más tiempo. No debes olvidar que una boda es un evento que dura muchas horas y en el que hay diferentes factores de riesgo para tu maquillaje. ¿Cuáles? De la temperatura a los momentos más emotivos, pasando por la cantidad de besos y abrazos que vas a recibir.

3. Elegir bien la base de maquillaje

Uno de los principales errores que cometen las novias en su gran día es querer ir muy morenas. Tienen miedo de que con un vestido blanco su piel se vea más pálida de lo normal. Pero no es así. Este tono eleva la luz del rostro, volviéndolo más luminoso y bronceado. Por eso Yael insiste en que es fundamental elegir un tono de maquillaje que se adecúe perfectamente al de la piel. Además, es importante elegir un producto un producto muy fundente que aporte un extra de luminosidad al rostro. "También es muy importante no olvidar utilizar fijador, pero hay que tener cuidado para no acartonar la piel al utilizar estos polvos en exceso".

4. Prestar especial atención a las cejas

Aseguran los expertos que las cejas enmarcan el rostro y son capaces de darle una expresión diferente a la mirada. Por eso, además de maquillarlas con cuidado el día de la boda, es importante contar con un buen diseño para que el trabajo sea más sencillo. Hablar de cejas perfectas es hacerlo de geometría. Por norma general, la ceja debe "comenzar a la altura de la mitad del agujero de la nariz y su final debe coincidir en una línea que una la aleta de la nariz con la esquina exterior del ojo. El centro del iris debe estar a la altura del punto más alto de las cejas", explicaba Anastasia Soare, la mayor gurú en el cuidado de las cejas del mundo, en una entrevista concedida a HOLA.com. Así que un buen diseño previo es fundamental para que el maquillaje sea perfecto.

5. Utilizar productos waterproof y evitar labiales fijos

Es normal emocionarse en alguno de los momentos de la boda, tanto durante la ceremonia como en la celebración. Por eso Yael recomienda recurrir a productos waterproof para evitar sustos y que el maquillaje se corra. Sin embargo, no aconseja labiales fijos para los labios. Aunque cada vez es más frecuente que las novias apuesten por tonalidades llamativas para su enlace –el rojo es uno de los grandes preferidos– es importante no elegir un cosmético de este tipo. "Estos labiales cuartean y resecan los labios alejándonos de la frescura que queremos conseguir", añade.

6. Maquillarse con luz natural

Uno de los errores que suelen cometer las novias al automaquillarse, y muchas chicas en su día a día, es no hacerlo con luz natural. El problema que puede surgir si no se hace de este modo, es que los tonos y el acabado sean algo diferentes dependiendo de dónde nos encontremos. Generalmente, cuando se opta por una luz fría para aplicar este tipo de cosméticos, veremos un mayor contraste entre la piel y, por ejemplo, las sombras de ojos, por lo que la tendencia será aplicar menos cantidad e intensidad de producto. Si, por el contrario, la luz es cálida, el contraste se nota menos, por lo que pasarse con el maquillaje es bastante sencillo. Aun así, Yael asegura que es preferible jugar con una menor intensidad de los tonos. "Hay que tener en cuenta que es un evento largo y que nos van hacer fotos". Precisamente lo extensa que suele ser una boda lleva a Yael a dar a las novias un truco o un consejo extra y es que no olviden retocarse después de la comida o la cena. ¡Así estarán perfectas de principio a fin!

Más sobre

Read more