The 2nd Skin Co novia lazada

Todo lo que debes tener en cuenta si quieres un vestido de novia a medida

Los diseñadores de The 2nd Skin nos desvelan las claves para elegir, con éxito, el diseño que hará brillar a cada chica en su gran día

¿Qué debe tener un vestido de novia para ser perfecto? Depende. Sí, esa es la respuesta más adecuada a este tipo de pregunta. Ya que la elección del diseño nupcial es algo muy personal y, por tanto, para cada chica el vestido ideal tendrá una serie de características. Sin embargo, no nos equivocaríamos al asegurar que sería un vestido mucho más cómodo que los que estábamos acostumbrados a ver hace unos años. Los tiempos cambian y las novias lo hacen con ellos. "Las novias están mirando más y más a la practicidad, a tener un look para el día de su boda que sea excepcionalmente bonito, pero al mismo tiempo cómodo. Quieren disfrutar de su día, sintiéndose guapas, y empoderadas", nos explican Juan Carlos Fernández y Antonio Burillo, diseñadores y creadores de The 2nd Skin Co. Los creativos, que lanzaron su primera colección prêt-à-porter para novias a finales de 2017, pueden presumir de haber vestido en su gran día a Alejandra de Rojas y a más de una novia cuyo vestido se ha hecho viral en cuestión de segundos. Algo que, en realidad, no sorprende. Hablamos con ellos de cómo se crea un vestido de nupcial desde cero, lo sencillo (o no) que es adaptar una pieza ya imaginada a los gustos de cada novia y hacia dónde va el sector nupcial.    

Un vestido de novia a medida, ¿creéis que es algo con lo que se atreverían todas las mujeres?
Sí, creemos que sí. A nuestro atelier acuden todo tipo de clientas, y la mayoría de las novias buscan un vestido a medida. Algunas tienen una idea muy clara y nuestro reto es trabajar con ellas para fusionar su idea con el estilo y la estética de la casa. Otras necesitan un poco de ayuda para dar forma a sus deseos y definir el vestido ideal para un día tan importante… las dos situaciones nos dan mucha satisfacción

¿Cómo es el proceso de crear un vestido a medida?
El primer paso es una reunión con la clienta. Tras una conversación con ella entendemos lo que busca, lo que le puede gustar más y menos, qué expectativas tiene, qué tejidos le gustan más, qué tipo de boda quiere, los tiempos, etc… Después se le presentan algunos bocetos que suelen captar a la perfección su idea, convirtiéndose en el vestido final o en una base sobre la que trabajar para desarrollar el que será su vestido de novia.

¿Podéis hablarnos de los vestidos de dos o tres novias? De los que estéis especialmente orgullosos
Seguramente uno de los que nos sentimos más orgullosos es el de Alejandra De Rojas. Tuvimos la suerte de poder realizar el vestido que la acompañó en su gran día, y ha sido una experiencia fantástica desde el principio. Alejandra es amiga de la casa, y su elegancia y estilo innatos nos fascinan. Ella tenía muy claro lo que quería: un vestido con una estética afín a la marca, por lo que el tiempo dedicado al proceso de diseño y confección ha sido breve. Las otras dos son clientas privadas. Una de ellas seleccionó un vestido de nuestra colección prêt-à-porter, un look icónico con un lazo muy grande en la espalda que rompe con el minimalismo del vestido. Nos ha impactado lo bonito que le quedaba el vestido y el éxito que tuvo la novia. La segunda, escogió un vestido a medida para su boda. Nos enorgullece porque fue un trabajo muy complicado de alta costura, en el que se logró un resultado excepcional de patronaje y bordados. Nos quedamos muy satisfechos con nuestro trabajo, pero sin duda, lo más gratificante fue la felicidad de la clienta al ver el resultado.

¿Hacia dónde va el mundo nupcial?
Es un mundo que evoluciona despacio, los cambios ocurren de forma muy paulatina. Creemos que seguirá siendo tradicional, con algunos cambios que se verán muy acentuados

¿Se siguen en el mundo novias las mismas tendencias o similares que en la pasarela? ¿Aconsejáis que se haga?
Para nosotros el concepto de novias a medida es afín a los diseños de alta costura. No podríamos hablar de tendencias similares, pero podría darse el caso de que la novia en cuestión se inspire en desfiles de alta costura o colecciones bridal que se presenten en pasarela, o que nuestros diseños tengan algún elemento que es tendencia de temporada. Por lo que se refiere al prêt-à-porter, las tendencias de temporada en muchos casos son comunes tanto en unas colecciones como en otras. También trabajamos muy bien con la semimedida, que implica adaptar modelos de colección con elementos únicos que escoge la propia novia, creando un look que es suyo sin necesidad de diseñarlo desde cero.

¿Cómo definiríais a la novia actual?
Una novia que sabe muy bien lo que quiere, y como decíamos antes, opta tanto por la estética como por la practicidad.

¿Qué es lo más importante a la hora de confeccionar un vestido de novia a medida?
En general es muy importante entender bien a la clienta, no solo a las novias, sino a cualquier mujer que acuda a nuestro atelier buscando algún look. Las clientas que nos visitan viven una experiencia muy diferente a la que pueden tener en cualquier tienda, aunque sea de lujo: el trato es más personal y cercano, tienen la posibilidad de conocer el ambiente donde desarrollamos nuestro trabajo diario y establecemos con ellas un vínculo.

¿Hay siluetas que favorecen más el cuerpo femenino que otras? ¿Cuáles son las que más recomendáis?
Cada cuerpo tiene una silueta que le favorece, no hay una fórmula única, según el cuerpo hay siluetas que se adaptan mejor. Lo más importante es que cada mujer se sienta cómoda y segura con lo que lleva.

¿Qué diferencias encontráis entre diseñar un vestido para una novia y un diseño de prêt-à-porter?
La diferencia es abismal. El vestido a medida es un diseño hecho solo y exclusivamente para la clienta que lo pida. El desarrollo de la idea es personalizado, a nivel de talla está pensado solo para ella, es un diseño único e irrepetible. Hemos tenido casos de vestidos de novias a medida de los que nos han pedido repeticiones. No hemos podido realizarlos, las novias a medida son únicas. 
Adaptar un vestido de prêt-à-porter o de la colección de novias es un proceso completamente diferente, se trabaja sobre un patrón ya establecido que se adapta a cada clienta, según su talla y preferencia de tejido, color… También damos a nuestras clientas la posibilidad de hacer su vestido a semimedida. Personalizamos el patrón de la colección incorporando elementos únicos seleccionados por la novia, consiguiendo piezas únicas partiendo de los looks de nuestra colección.

¿Qué consejo le daríais a las novias que apuestan por hacerse un vestido a medida?
Que busquen diseñadores en los que confíen y afines a su estilo, y que se dejen guiar por ellos en la realización de las ideas que puedan tener.

Más sobre