El increíble vestido de novia de Keira Knightley vuelve a ser tendencia

Cada vez más firmas se inspiran en el mundo del ballet y crean opciones para las novias más inolvidables

Mayo de 2013 fue la fecha elegida por Keira Knightley y James Righton para celebrar su enlace. Una sencilla boda celebrada en la Provenza francesa a la que acudieron familiares y amigos de la pareja. Pero lo más llamativo de su 'sí, quiero' fue la elección de la actriz que, en lugar de llevar un vestido nuevo creado para la ocasión, optó por un diseño que ya había lucido en 2008, en una fiesta celebrada antes de los premios Bafta –y que llevaría, meses después de su enlace, en la gala Serious Fun Children's Network celebrada en diciembre de 2013–. Se trataba de un vestido corto, por encima de la rodilla, de estética bailarina diseñado por Karl Lagerfeld. Una prenda que acompañó con una delicada corona de flores y que se ha convertido en la mejor inspiración de las novias que sellarán sus historias de amor en 2020.

keira-ballet-1zVER GALERÍA

Ya te adelantamos que cada vez son más los diseñadores que encuentran en el mundo del ballet un amplio imaginario en el que centrar sus propuestas. Tejidos como el tul se apoderan de unos vestidos que no siempre son largos, las siluetas etéreas gustan, los cortes llenos de movimiento ganan espacio e, incluso, hay quien se atreve con las zapatillas típicas de la danza clásica. Firmas como Impúribus o Cherubina eligieron esta tendencia para sus colecciones, pero cada vez son más los creativos que se atreven con ella, confirmando que veremos este tipo de diseños en las próximas bodas. 

keira-ballet-3zVER GALERÍA

Aunque ya descubrimos algunos ejemplos durante la New York Bridal Week, son los creativos españoles que mostraron sus propuestas en Barcelona Bridal Fashion Week los que más reinterpretan el mundo del ballet. Inmaculada García, por ejemplo, lo hizo eligiendo la falda de tul como protagonista de sus propuestas más clásicas, pero también de opciones rompedoras para novias que prefieren los conjuntos de dos piezas a los vestidos. Aunque menos convencional, el mundo del ballet también parece reflejarse en algunos modelos de Sophie et Violà. La firma juega con el tul de los tutús, pero en lugar de en las faldas, incluye este elemento en el escote de algunos de sus diseños más llamativos.  

keira-ballet-2zVER GALERÍA

En el panorama internacional, la firma francesa Victoire Vermeulen Mariée se encuentra una y mil veces con esta inspiración dentro de su colección L'Etoile en la que los vestidos que no llegan hasta los pies, con efecto dos piezas, también tienen su espacio. Rime Arodaky hace suya esta tendencia dentro de Le Premières, su propuesta de ceremonia 2020. En ella utiliza los tules para confeccionar vestidos llenos de volumen que, sin ser totalmente mini, trabajan con las asimetrías y dejan al descubierto las piernas. Pero no son los únicos. Oscar de la Renta, que juega al despiste con su última colección nupcial, incorpora algunos diseños que recuerdan al que lució Keira el día de su boda. Incluso firmas con vestidos nupciales a precios asequibles como BHLDN se atreven con esta tendencia.  

keira-ballet-4zVER GALERÍA

Más sobre