Victoria Beckham

Victoria Beckham no elegiría el mismo vestido que llevó en su boda: tenemos la prueba

La diseñadora sorprende con una sección en su web en la que selecciona diseños para novias modernas

Desde que Victoria Beckham empezó su trabajo en el mundo de la moda, hace ya once años, ha ido puliendo su estilo hasta convertirse en todo un referente. Y en una de las diseñadoras más aclamadas del sector. Sus propuestas, de líneas sencillas y minimalistas, son fáciles de llevar, buscan favorecer a la mayoría de siluetas y convencen a mujeres con personalidades tan diferentes como las de Meghan Markle o Hana Cross. Pero, ¿cómo sería un vestido de novia creado por la británica? Aunque su nombre se coló en la lista de apuestas de diseñadores que podrían vestir a la duquesa de Sussex el día de su enlace, no tuvimos la oportunidad de ver su creación. Sin embargo, gracias a un apartado de la web de la diseñadora, bautizado como Bridal Edit, nos podemos hacer una idea de cómo sería el look nupcial perfecto de Victoria.

Las propuestas de la ex Spice Girl poco tienen que ver con el diseño que ella lució el día de su enlace con David Beckham en 1999. La diseñadora optó por un vestido marfil, strapless, de Vera Wang con la falda estructurada y llena de volumen. Sin embargo, en esta pequeña muestra –en la que es posible encontrar cuatro vestidos, un traje de chaqueta y algunos complementos– que sugiere para las novias, la sencillez es la clave. Son, como explica en su tienda online, alternativas modernas para dar el 'sí, quiero'. Y causar un efecto wow entre los invitados sin necesidad de excesos.

Para conseguirlo, Victoria propone cuatro vestidos que bien podrían formar parte de sus últimas colecciones. Se trata de prendas de cortes limpios que se adaptan con suavidad a la silueta femenina y buscan potenciarla a través de cortes estratégicos. Así, mientras unos buscan la verticalidad con favorecedores escotes en 'V', otros juegan con las últimas tendencias, dejando los hombros al descubierto o simulando cierta desnudez gracias a las transparencias.

Si hay una pieza que nunca falta en el vestidor de la diseñadora es el traje de chaqueta. Un diseño que, sea del tono que sea, siempre es fluido y con el pantalón ligeramente acampanado –o por lo menos ancho–. Una silueta que también elige para las novias. Propone combinar esta prenda con un top lencero vainilla, con el que romper la monotonía del blanco y dar un toque de color al look. Algo que también propone hacer con los complementos. Y es que, en esta selección que bien podría valer para cualquier novia, Victoria ha incluido unas sandalias de tiras doradas y un mini bolsito blanco. ¿Por qué no sustituir el tradicional ramo de flores por este práctico accesorio?

Más sobre