María F. Rubies

María F. Rubíes: 'Mi consejo para las novias es que disfruten al organizar su gran día'

Hablamos con la 'influencer' sobre todo lo que deberían tener en cuenta las novias que se encuentran inmersas ahora mismo en la preparación de su enlace

Organizar una boda no siempre es sencillo, algo de lo que sabe mucho María F. Rubíes. La influencer, que se casó el 24 de febrero de 2018 con el odontólogo Manu Losada, dedicó cerca de un año para preparar el enlace de sus sueños. Junto a su ahora marido eligió la madrileña iglesia de Santa Bárbara para la ceremonia y La Casa de Mónico –a unos 10 kilómetros de la capital– para la celebración. Aunque disfrutó mucho con la organización, María comenta a HOLA.com, que una de las labores más complicadas fue ubicar a los más de 400 invitados que acudieron al enlace. Como experta en el mundo nupcial tras haber organizado su propia boda, hablamos con ella sobre todo aquello que deberían tener en cuenta las futuras novias para evitar toda clase de imprevistos.

Para la organización de tu boda, ¿contaste con una wedding planer o decidiste encargarte tu todo? ¿Por qué?
Decidí encargarme de todo personalmente porque contaba con la ayuda incondicional de mi madre, que se implicó desde el minuto uno y me ayudó muchísimo. Y de mi marido claro.

¿Cómo fue todo el proceso desde que fijasteis la fecha hasta el día del enlace?
Fue muy guay, lo recuerdo con mucho cariño. Lo primero que hicimos fue reservar la iglesia, Santa Bárbara, y el emplazamiento, La Casa de Mónico, y a partir de ahí lo fuimos buscando todo poco a poco. Es un año que se pasa volando.

¿Tenías claro desde el principio el tipo de boda que querías celebrar?
Sí, siempre tuve claro que quería casarme en invierno, llevo muy mal pasar calor; y que la boda fuese de día. Considero que se disfrutan más y yo, personalmente, soy más de planes de día.

¿Qué es mejor: una boda con una temática clara o mejor variada? 
Depende, creo que esto es algo muy personal. Nosotros nos conocimos en Baqueira, y Manu, mi marido, me pidió que me casara con él también allí. Y por esa razón nuestra boda estuvo ambientada en la estación de esquí, pero creo que es algo muy personal y que no es mejor ni peor.

¿Cuál era tu principal objetivo, además de que todo saliera bien, para el gran día?
Disfrutar. Y no solo fue un día precioso, sino que lo pasamos bomba y lo disfrutamos al máximo. No paramos de bailar.

¿Por dónde recomiendas empezar o qué crees que es necesario preparar con mayor previsión?
Creo que lo más importante es tener claro dónde te quieres casar y cuándo. Y, a partir de ahí, reservar los proveedores que más te gustan y más ilusión te hacen. Al casarme en invierno y teniendo tanto tiempo de margen (1 año) pude elegir a mis favoritos.

¿En qué parte del proceso invertiste más tiempo o te resultó más costosa? ¿Y la más sencilla?
Lo que más nos costó creo que fue el seating plan y el sitting de la boda. Contamos con poco más de 400 invitados y organizar a tantos, queriendo que todo el mundo esté bien, resulta complicado. La más sencilla, creo que la creación del vestido y las joyas.

¿Podrías contarnos cómo fue la elección del vestido?
Yo tenía la idea muy clara, y mi madre me ayudo a desarrollarla. Por otra parte, Macarena y Zuma, de FLWL, lo hicieron todo tan fácil... Fue muy guay trabajar juntos, en equipo.

Y en cuestión de peinado y maquillaje, ¿naturalidad o un poco de riesgo?
Creo que es importante ser tú misma. A veces, por querer estar tan bien en un día tan importante, arriesgamos demasiado llegando incluso a perder nuestra propia esencia. Por lo que arriesgar no me parece mal, siempre y cuando sigas siendo tu misma.

Regalos para los invitados, ¿sí, no y de qué tipo?
Regalé a las invitadas un kit supervivencia de Estèe Lauder que incluía el serúm ANR reparador y barra de labios.

La elección del menú nunca es fácil, hay que tratar de contentar a todos los invitados. ¿Algún consejo para quienes se encuentren ahora con esas dudas?
Intentar que el menú sea variado, no dar ningún plato muy fuerte o especial, y tener opción b para todos aquellos invitados vegetarianos, celiacos o que tengan alguna intolerancia.

La canción con la que abrir el baile también suele originar algún que otro quebradero de cabeza. ¿Vosotros la tuvisteis clara desde el principio?
Nosotros bailamos Can't take my eyes off you, de Frankie Valli. Se trata de una canción que le gusta mucho a mi padre, y me hacía especial ilusión bailarla ese día con él.

Muchas chicas se sienten un poco sobrepasadas en algún momento durante los preparativos, ¿crees que es algo normal, a ti te sucedió?
Es algo normal, son muchas cosas que organizar y tener en cuenta. Y a mí claro que me paso, tuve alguna semana de mucho estrés, pero todo pasa y hay que intentar disfrutarlo.

Después de la experiencia, ¿piensas que cometiste algún "error de principiante" durante el proceso, aunque luego todo resultara perfecto?
Tuve mucha suerte, y me aconsejaron muy bien, no recuerdo.

¿Qué consejo les darías a las chicas que están organizando su gran día ahora?
Que lo disfruten. Que son muchas cosas y puede resultar estresante a veces pero que al final es muy guay y pasa tan rápido que hay que intentar disfrutar del proceso desde el principio.

Más sobre

Read more