Marta Martí

Marta Martí, la diseñadora que ha convertido a las novias en la sensación de Barcelona

La Ciudad Condal inspira una colección repleta de looks imponentes. Hablamos con esta catalana que cree en la magia de los detalles

En España cada año se crean unos 755.000 vestidos de novia según datos de Global Industry Analyst. Algunos son para mujeres de nuestro país, otros viajan al extranjero, pero todos están destinados a convertir en realidad el sueño de una novia. Con unas cifras tan abultadas, conseguir que un diseño destaque entre la multitud es complicado, pero Marta Martí lo lleva logrando desde que empezó su andadura en el mundo nupcial. Hace algo más de seis años que la diseñadora catalana decidió fundar su marca. Una firma que lleva su nombre y en la que es posible encontrar diseños de novia y de invitada. Propuestas con cortes diferentes, elaboradas en tejidos de calidad y pensadas para mujeres femeninas, con mucha personalidad, que no se conforman con lo de siempre. Ahora, la creativa lanza My Universe, una colección inspirada en Barcelona. El resultado han sido diez vestidos únicos que encierran, en sus plisados, cortes y volúmenes, las leyendas que conviven en las calles de su ciudad natal. Hablamos con ella sobre tendencias nupciales, el cambio en los gustos y le pedimos que aconseje a las futuras novias sobre lo que deben tener en cuenta a la hora de elegir su vestido.

Inspiras tu colección My Universe en Barcelona, pero no te quedas en la superficie, representas con ella sus leyendas. ¿Cómo surgió esta idea?
My Universe es una colección muy especial donde he podido transmitir parte de mi universo más personal, como es Barcelona, en diez diseños distintos. Rincones y partes de la historia de esta ciudad me han inspirado durante años y por ello mi pequeño homenaje con esta colección para novias 2020.

¿En qué detalles de los vestidos podemos encontrar esa inspiración?
Cada vestido representa un lugar distinto, una plaza, el claustro de la catedral… Por ello cada uno lleva el nombre de un lugar mágico y especial del Gótico, Neri, Paradís, Eulalia, Duc…

Vemos que en tu colección el uso de los plisados es muy importante. ¿A quién favorecen este tipo de creaciones?
He disfrutado enormemente a lo largo de todo el proceso creativo y en parte ha sido por la experimentación de nuevos tejidos, como es el caso de los plisados artesanales. No creo que favorezcan más o menos a una mujer en concreto, lo importante es saber llevarlos y acorde con el estilo de cada una. Una novia puede aplicarlos en solo una parte del vestido, ya sea en los puños, las mangas o la espalda.

Si algo destaca en My Universe son los tejidos livianos. ¿Van a ir desapareciendo los vestidos nupciales más estructurales?
Cada novia es un mundo y cada una tiene su estilo propio, pero está claro que las tendencias cambian y en los próximos años creo que se llevarán vestidos con tejidos más ligeros y con menos estructura

Los escotes en la espalda son una constante en el mundo nupcial, tú los incorporas en algunos de tus diseños, pero con novedades. ¿Por qué escapar de los más clásicos?
Llevo trabajando espaldas con escotes y muy protagonistas desde mis inicios, pero es cierto que cada año trato que otros detalles del vestido tengan su propio protagonismo, ya sea en una falda fantasía, en unas mangas o puños, en bordados especiales o en sobre faldas o capas. 

Aunque también propones escotes en la parte delantera, sorprenden los diseños con cuello de cisne o bastante cerrado. ¿Es una de las tendencias que veremos en los próximos meses?
Algunas tendencias conviven en la moda nupcial desde hace tiempo y vinieron para quedarse, pero creo que en un futuro próximo cada vez más novias apostarán por menos escotes. Es verdad que la mayoría de los diseños de My Universe los planteo con escotes cerrados o en forma de cisne, pero otros sin embargo son muy pronunciados.

Sorprende que algunos diseños incorporan los signos del zodiaco de tus hijos. ¿Qué conexión hay entre ese universo y el nupcial?
En Marta Martí la personalización es uno de los pilares. A partir de los vestidos de colección que encuentran en el showroom cada novia se lo lleva a su terreno y le acaba de dar su toque personal. Yo apuesto por la personalización y como novedad la presento a partir de bordados artesanales como los signos de ms hijos, mi otro gran universo.

Llevas más de seis años con tu firma. ¿Dirías que ha habido un cambio en las preferencias de las novias en estos tiempos? 
Hace seis años una de las preferencias de las novias eran los escotes en las espaldas y esta tendencia aún se mantiene viva.

¿Hacia dónde va la moda nupcial?
Yo creo que hacia la personalización de los vestidos, que cada novia pueda escoger los detalles, tejidos según quiera para que se encuentre lo más cómoda posible. 

¿Cómo definirías a la novia de 2020?
Con carácter, con las ideas más claras y con ganas de apostar por diseños más únicos.

¿Cuáles son las tendencias que llegarán con más fuerza en 2020?
Seguiremos viendo escotes en las espaldas, pero pisarán con fuerza las mangas, las aberturas en la falda, los tejidos livianos, la sobreposición de vestidos y puede que los bordados artesanales.

¿Y las que dejaremos de ver en la próxima temporada?
Tal vez los excesos.

Cada vez hay más chicas que se suman a los vestidos cortos o al pantalón, como creadora, ¿crees que llegará un momento en el que estos diseños nupciales superen a los vestidos largos?
Pregunta difícil… Pero no lo creo la verdad. El vestido largo con cola o sin ella siempre será un acierto. Aunque según el tipo de celebración y de novia los pantalones, vestidos cortos, après la fête... ¡Me parecen lo más!

¿Qué consejo el darías a esas chicas que se casan el año que vienen y tienen que elegir su vestido?
Que sean fieles a su estilo, que encuentren la silueta que más les favorezca y que arriesguen un poco.

Y como diseñadora, ¿algún truco para elegir el vestido que mejor se adapte a cada silueta?
Escuchamos mucho lo que buscan y quieren las novias y ahí encontramos lo que podría ser su vestido ideal. No las intentamos disfrazar y, como decimos, siempre intentamos disimular sus manías, no cambiarlas. Ellas se tienen que ver guapas y sentirse cómodas, no hay mayor secreto que este.

Más sobre

Read more