Dieciséis vestidos de novia para Mary-Kate Olsen

La actriz y diseñadora de The Row acaba de anunciar su compromiso junto a Olivier Sarkozy

by hola.com

El anuncio del compromiso entre Mary-Kate Olsen y el financiero Olivier Sarkozy no ha pillado desprevenidos a los fans de la actriz: celosa de su intimidad, pocas veces la habíamos visto aparecer tan feliz del brazo de sus anteriores parejas, compartiendo mimos y caricias en plena calle. A la espera de que ambos confirmen fecha para la boda, la actriz reconvertida en exitosa diseñadora de moda promete ser una de las novias del año, que tendrá como punto de partida un estilo muy personal, que ha progresado a lo largo de los años, manteniéndose siempre fiel a un riguroso número de cortes, colores y estilos.

Las líneas que nos permiten avanzar en cierto modo cómo será este vestido de novia: las siluetas años 20 y 30, los trajes con capa, los brazos cubiertos -casi siempre con manga amplia o murciélago-, y los amplios escotes delanteros en uve son parte de su marca personal, que hemos encontrado en muchas de las colecciones de novia y prêt-à-porter que se avecinan. ¿Quieres saber cuáles son nuestras predicciones?

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Mary-Kate Olsen (derecha) acaba de comprometerse con Olivier Sarkozy, un magnate de las finanzas afincado en Nueva York y hermanastro del ex-primer ministro francés. Además de actriz y diseñadora, la otra mitad de las gemelas Olsen se convertía en icono por derecho propio tras ser declarada oficialmente un fashion icon por el 'New York Times' al popularizar el boho chic como marca personal. © Getty Images
Con falda volada, más corta por delante que por detrás, y abriguito con pedrería, o de corte hippie chic, con escote delantero en uve y manga tipo toga, recogida en la espalda. De la colección de vestidos de novia de invierno de Temperley London. © Estrop
Detalle de manga y escote con bordados de perlas, de Temperley London. © Estrop
Con escote ornamentado, con pedrería o cintas de gasa drapeada, ambos de Hayley Paige para JLM Couture. © Estrop
Las 'gemelas de la tele', las hermanas Ashley y Mary-Kate Olsen, han mantenido siempre una estrecha relación, y resulta casi imposible no encontrarlas juntas en fiestas y eventos sociales, o en el front-row de cualquier desfile. Además de carrera en el cine, ambas comparten liderazgo a la cabeza de la firma de moda The Row. © Getty Images
Los vestidos de novia lenceros de Jenny Packham incorporan dos de los grandes clásicos del armario de fiesta de Mary-Kate Olsen: los hombros cubiertos y el escote en uve. La actriz podría decantarse por un modelo más cercano al vestido de noche que a la novia de corte tradicional. © Estrop
Más escotes pronunciados: los de Hayley Paige para JLM Couture, que también incorporan manga larga y cuerpo y falda con transparencias. A la derecha, look de inspiración helénica en satén de seda, con capa de gasa rematada con plumas y diadema de pedrería. De la colección de invierno de Reem Acra. © Estrop
Este será el primer matrimonio para la joven actriz, no así para Olivier Sarkozy, que ya estuvo casado con la escritora Charlotte Bernard, con quien tiene dos hijos. © Getty Images
La apuesta española: dos vestidos de inspiración años 20 de la colección 2014 de Pronovias, con plumas, transparencias y falda recta, otro clásico de la actriz, amante declarada del vintage. © Estrop
Una opción más romántica es la de Claire Pettibone, otro nombre de referencia entre las new yorkers, y que viste a las novias de 2014 con vestidos de líneas imperio, faldas con doble caída, encajes vintage y espaldas ilusión con espectaculares bordados de flores de colores. © Estrop
Una opción con color: la actriz es dada a los vestidos de colores oscuros, con varias capas de tejido y mangas murciélago. Una alternativa perfecta al clásico blanco de novia serían los diseños de fiesta de Valentino para el otoño-invierno 2014-2015, con tranparencias de gasa y tul de seda, y bordados de flores y pájaros. © Estrop

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie