Las otras novias 'Reales' de Valentino

Tatiana Santo Domingo ha pasado por el altar este fin de semana con una creación de novia de Valentino Garavani, pero no es la única

by hola.com
El adiós de Valentino Garavani a las pasarelas llegaba en 2008, tras seis décadas dedicadas en cuerpo y alma a la costura. Primero el prêt-à-porter, y unos meses más tarde la Alta Costura, sus dos últimos desfiles en París se convertían en la despedida oficial del modisto lombardo, que dejaba la firma que lleva su nombre en manos de sus dos sucesores.

A pesar de haberse bajado de la pasarela, la aguja de Valentino, que cumplirá 82 años en mayo, no ha dejado de trabajar en este tiempo, aunque lo ha hecho sólo por encargo, como los grandes modistos de antaño: tres novias, una por año, han salido de su taller desde 2012. Anne Hathaway, Magdalena de Suecia y este mismo fin de semana la creación invernal para Tatiana Santo Domingo, pasaban a formar parte de esa exclusiva lista de novias vestidas por Valentino en su gran día.

La realeza europea cuenta, de hecho, con un selecto número de admiradoras del trabajo del diseñador: el vestido de novia de Marie-Chantal Miller en su boda junto a Pablo de Grecia presidía la retrospectiva inaugurada en Londres hace sólo un par de años con los mejores trabajos de Valentino; una espectacular creación que reunía más de cuatro meses de trabajo, bordada enteramente a mano y con pequeñas incrustaciones de perlas. La cuarta novia royal del diseñador: la bellísima Máxima de Holanda, que daba el 'sí quiero' en 2002 con un vestido de mikado de seda, en manga larga y cuello elevado.
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
En febrero de 2002, Máxima Zorreguieta daba el 'sí quiero' al príncipe Guillermo de Holanda vistiendo un Valentino que pasaría a la historia: un espectacular traje de novia en mikado de seda -un tipo de seda más grueso de lo habitual-, con manga tres cuartos y cuello elevado, que se mantenía impecable hasta el final del día. © Gtresonline
La Princesa Máxima completaba su look de novia con un velo de seda bordada y una tiara con puntas de estrella, con estructura de oro blanco y diamantes. © Gtresonline
A pesar de incorporar una suntuosa cola de cinco metros con paneles de encaje, el vestido reflejaba a la perfección la personalidad de la futura Reina de Holanda, gracias a sus líneas sencillas y sus cortes modestos, y convertía a la nueva Princesa en la perfecta novia de invierno. © Gtresonline
Tres de las últimas espectaculares creaciones de Valentino Alta Costura, colección otoño-invierno 2007-2008. Plumas, capas, volantes... detalles que también inspirarían el vestido de novia invernal de Tatiana Santo Domingo ocho años más tarde. © Getty Images
Otra novia de la realeza europea que daba el 'si quiero' enfundada en un Valentino de costura sería Marie-Chantal Miller, que pasaba por el altar junto a Pablo de Grecia en julio de 1995 en la Catedral de Santa Sofía, en Londres. El modelo: un precioso vestido con falda tulipán en seda color marfil y bordados de perlas, y una cola de más de cuatro metros bordada de encaje. © Getty Images
El vestido se considera una de las obras maestras del diseñador en el terreno de la costura nupcial: con más de cuatro meses de trabajo, y hasta doce tipos diferentes de encaje, el traje sería el encargado de presidir la retrospectiva 'Valentino: Master of Couture', inaugurada en noviembre de 2012 en Londres. 
Valentino Alta Costura, colección otoño-invierno 2007-2008. El diseñador se retiraría de la Haute Couture la siguiente temporada, con un espectacular desfile que hacía las veces de retrospectiva de su carrera y para el que se reunieron algunas de las tops más famosas del mundo, como Eva Herzigova, Naomi Campbell, Claudia Schiffer o Karolina Kurkova. Su última colección al frente de la línea de prêt-à-porter había tenido lugar cuatro meses antes, en octubre de 2007. © Getty Images
Foto oficial del enlace entre Magdalena de Suecia y Chris O’Neill, con amplia falda princesa en encaje de color marfil, talle ceñido y cola de cuatro metros, que la Princesa acompañaba con un velo de seis metros de largo bordado con flores en encaje de Chantilly, una tiara y flores de naranjo. © Gtresonline
Detalle del vestido de novia que Valentino diseñaba para Magdalena de Suecia en 2013, con manguita corta y escote barco de encaje. © Gtresonline
Magdalena de Suecia y su espectacular Valentino, con cola de cuatro metros ribeteada en encaje. © Gtresonline
Jackie Kennedy Onassis no poseía sangre real, aunque su estatus de Primera Dama la convertiría en el equivalente a las figuras de la realeza europea al otro lado del Atlántico. En su segunda boda, junto al magnate griego Aristóteles Onassis, la novia luciría un modelo encargado especialmente a Valentino Garavani: un dos piezas con falda tableada, muy diferente al look princesa de su boda junto a JFK. A la derecha, la top model Claudia Schiffer, con el traje de novia que cerró el desfile de Alta Costura de Valentino en 1995. © Getty Images
Valentino Garavani, al cierre del desfile de Alta Costura 2007-2008, el último con una colección de invierno. © Getty Images

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie