Barcelona Bridal Week 2014: Despliegue de efectos especiales en los desfiles de Matilde Cano y Jordi Dalmau

Ambas firmas han desfilado de manera conjunta, con propuestas para novias coquetas e invitadas de inspiración veneciana

by hola.com
La cordobesa Matilde Cano se impregna del barroco italiano para dar vida a su colección 2014: un viaje a Venecia a través del tiempo y el espacio, con vestidos de fiesta sin artificios, que hablan por sí mismos. Pocas propuestas de la Barcelona Bridal Week resultan tan seductoras como las de esta diseñadora, que recupera el estilo rico y sofisticado de la era dorada del arte italiano, y lo pone en perfecto equilibrio con sus creaciones de líneas puras.

Pedrería bordada sobre tejidos nobles, destellos dorados, tonos empolvados o el binomio blanco y negro han sido algunas de las líneas que han definido su colección, sin olvidarse de los vestidos cóctel rematados con exqusitos detalles, y los trajes de noche con bordados.

Mucho más efectista, el desfile de Jordi Dalmau resulta el contrapunto perfecto a la contención de la cordobesa: su puesta en escena es una de las más llamativas y esperadas de cada edición. Una larga lista de patrocinadores permiten a este genio creativo desmarcarse con shows como el de hoy, en el que no han faltado las bailarinas y su correspondiente número de danza, o incluso una pequeña película protagonizada por él mismo y su hija menor, y que introducen al espectador a los secretos de su colección 'Elixir'.

Sus puntos fuertes: recurrentes vestidos desmontables, que cobran vida gracias a curiosos efectos ópticos, cierres escondidos, corpiños lenceros y amplias faldas de tul, que esconden 'minis' bajo capas y capas de tejido. Brocados, terciopelos, transparencias y escotes de vértigo, han desfilado a toda velocidad en pasarela Gaudí Novias, con ABBA o el tema principal de la película 'Dirty Dancing' como banda sonora.
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Los vestidos de novia desmontables son la seña de identidad más personal de Jordi Dalmau. Una trayectoria relativamente corta (su incorporación al mercado nupcial se producía en 2001), pero que no ha impedido convertirle en uno de los nombres en boca de todos cada edición de la Barcelona Bridal Week, gracias a sus llamativas puestas en escena. 
Una película corta y un número de baile abrían el pase del diseñador, que ha presentado su colección 'Elixir' al amparo de una larga lista de patrocinadores. La colección 2014 se atreve con el rosa palo y los pasteles, tonalidades hasta ahora fuera de su abanico a la hora de poner color a sus vestidos de novia, con espectaculares resultados: ninguna otra paleta habría resultado más acertada para vestir a sus 'muñecas', con corpiños lenceros y faldas de tul. 
Radiantes y llenas de color, las novias Dalmau pasan del largo al corto gracias a eficaces superposiciones y faldas desmontables, que proponen dos vestidos de novia en uno, así como la opción de convertir una creación bridal en un vestido de fiesta. 
Un momento estelar del desfile, junto a su hija pequeña, quien ha inspirado la colección y forma parte de la performance cada edición. El pase también ha contado con la presencia de Laia Sanz, la piloto de trial española doce veces ganadora del Campeonato del Mundo, que ha vestido un original outfit con pantalones blancos, cola de tul naranja y botas deportivas. 
Matilde Cano también ha presentado su propuesta para el próximo año en el marco de la Barcelona Bridal Week. Fusión de estilos, que buscan a la invitada más sofisticada de la ceremonia, y la visten con tejidos de inspiración adamascada. 
Detalle de la colección de fiesta de Matilde Cano 2014, que nos traslada a una Venecia de aires barrocos. 
La paleta de burbujeante color oro habla por sí sola de la nueva colección de Matilde Cano: maravillosos y contenidos detalles, que revelan lo justo, y transmiten una sofisticada elegancia en vestidos a la rodilla, looks de noche y abrigos de fiesta. 
Las flores han tenido una presencia destacada en el pase, sobre todo en las creaciones en tonos rosa palo, en las que no han faltado las paillettes de color plata, los cortes peplum, las plumas o los cinturones-joya con forma de camelia. No es la primera vez que la flor favorita de Coco Chanel hace aparición en esta edición de Gaudí Novias. 
Más contrastes: vestidos de fiesta color mint, y looks caramelo, con exquisitas aplicaciones-joya y plumas. 
Las capas que arrasaron entre las tendencias de novia el año pasado han hecho aparición, esta vez cubriendo los hombros de las invitadas, con pesados ropajes brocados y grandes capuchas oversize
La recta final del desfile la han protagonizado los vestidos bicolor de líneas sencillas en rosa y azul noche, con sofisticados destellos en plata. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie