Barcelona Bridal Week 2014: Las ninfas 'bridal' de Victorio & Lucchino

La pareja imagina una colección de novia más romántica que nunca, plagada de líneas sinuosas y mezcla de tejidos

by hola.com
Recogidos con trenzas sobre la nuca, tocados con flores naturales y margaritas. Muchas margaritas en el desfile de Victorio & Lucchino, que toman esta sencilla flor como epicentro de su colección 2014. Líneas depuradas y muy estudiadas, que innovan en los cortes, más sinuosos que de costumbre, y las prendas armadas, que han sorprendido en esta segunda jornada de pasarela Gaudí Novias con construcciones en forma de almohadilla y cuellos armados.

La mezcla de tejidos se mantiene como una constante para los sevillanos: organza, gazar, mikado, raso de seda, shantung y tul, uno de los absolutos protagonistas de la colección, que complementa las formas femeninas, creando delicados efectos plisados a los lados de la cadera o sobre la cola.

La cola gana, de hecho, relevancia gracias a nuevas variantes, que parten de la zona intermedia de la espalda, o incluso los hombros, fundiendo la tendencia de la capa con texturas de gran caída y consistencia. Igualmente destacable ha sido la ausencia de faralaes, que normalmente se enroscan en torno a la mayoría de creaciones de la pareja, y que en esta ocasión se acortan hasta convertirse en exquisitas ruffles en forma de boleros y chaquetas.
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Los elegantes recogidos de las novias de Victorio&Lucchino son una de las partes más esperadas de los desfiles de la pareja: elaborados peinados, perfectos para novias reales, que este año se han decantado por la trenza en la nuca y los ramilletes de flores. Un look al hilo del resto de la colección, que ha recibido el nombre de 'Amor de margarita'. 
La mezcla de tejidos ocupa un lugar preferente en la colección 2014 de los sevillanos: organza, gazar, mikado, tul de seda, crepe o gasa, con notas de chantilly, guipur y las indispensables paillettes. El toque chic: los acabados en oro y los apliques de flores. 
Los encajes sobre transparencias dibujan bucólicos motivos en la piel de la novia gracias al efecto ilusión, que gana enteros mediante tejidos excepcionalmente ligeros, casi invisibles. Como novedad, los trajes de novia aflamencados con sabor a sur, los volantes y la línea sirena, se desvancen en favor de siluetas más fluidas y faralaes reconvertidos a ruffles, que dan forma a boleros y chaquetas. 
Otra novedad son las estructuras armadas, con manguitas caídas de textura almohadillada, y los cuellos levantados. Sorprenden las espaldas, muy trabajadas, con colas que surgen de imprevisto a media espalda o incluso desde los hombros, bajando por la línea del escote trasero. Los vestidos más glamourosos mezclan bordados de cristales y colas desmontables, ceñidas con efecto drapeado en la parte de atrás de la cintura. 
Los novios también han tenido su huequecito en la colección de Victorio&Lucchino, con tres únicos modelos de ceremonia en color gris. Chaqués trabajados, que respetan la etiqueta tradicional del hombre en las bodas, con muy discretas concesiones al color en tonos crema y vainilla. 
Además del clásico saludo tras el carrusel final, la pareja de diseñadores se ha encargado de inaugurar el desfile saliendo antes que las modelos, para dedicar un minuto de silencio al tristemente desaparecido Paco Flaqué, creador de la pasarela Noviaespaña. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie