New York Bridal Week 2014: Las espectaculares colecciones de Oscar de la Renta y Ángel Sánchez

De ascendencia dominicana y venezolana respectivamente, ambos diseñadores han puesto el broche de oro a moda nupcial neoyorquina

by hola.com
A apenas una semana dé que de comienzo la Barcelona Bridal Week, Nueva York ha echado el cierre a sus tendencias nupciales para 2014: tres intensos días de desfiles, donde hemos podido echar un buen vistazo a las colecciones de novia que se avecinan, y tomar buena nota de las tendencias que se llevarán la próxima temporada, y que dominarán el mercado bridal los próximos meses.

Dos de los nombres que han destacado en esta recta final han sido los de Oscar de la Renta y Ángel Sánchez: de ascendencia dominicana uno y venezolana el otro, ambos diseñadores se posicionan como dos de los pesos pesados de la moda nupcial venida de la Gran Manzana, junto con la también venezolana Carolina Herrera.

Sus propuestas, eso sí, no podrían ser más diferentes: el discípulo de Cristóbal Balenciaga mantiene la frescura de sus diseños con una línea de vestidos hiperfemenina, en blanco, rosa y celeste, plagados de ruffles, detalles de flores, encajes y paillettes. Ángel Sánchez, por su parte, se desmarca en esta ocasión con una sorprendente colección dominada por las líneas arquitectónicas, con espectaculares escotes inspirados en geometrías, transparencias inesperadas e innovadoras texturas con apliques florales.

La recta final de la New York Bridal Week se completa con las propuestas de Christos, Rivini y Romona Keveza, que visten a la novia neoyorquina con vestidos de noche en color marfil y champán, looks lenceros y creaciones princesa, évasée y sirena.
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
La línea principal de la diseñadora Amsale Aberra es un clásico de la New York Bridal Week: bajo el nombre 'Christos', la firma ha mantenido una propuesta consistente a lo largo de los años, dominada por los vestidos de novia de estilo cóctel, en delicados tonos perla y de líneas fluidas que acompañan los movimientos de la novia. Para la temporada 2014, la diseñadora apuesta por la línea sirena, que poco a poco se ha revelado como una de las tendencias más potentes para el año que viene, casi siempre combinada con escotes corazón estilo strapless, o rematada con manguita ilusión bordada con detalles de joyería. 
Otra colección de ensueño vista estos días en Nueva York ha sido la de Ramona Keveza, que incopora el color peach o melocotón a sus dos líneas de vestidos de novia, sin perder la esencia de la novia tradicional gracias a los looks princesa de amplísima falda y escote cruzado, los cinturones de pedrería, los sobrevestidos de tul bordados de microcristales, o los brocados de inspiración floral. 
El desfile más esperado de la New York Bridal Week nunca decepciona a los incondicionales de Oscar de la Renta. A sus 80 años, el discípulo de Cristóbal Balenciaga sigue sorprendiendo con cada una de sus colecciones de novia, y no sólo porque sea frecuente verle entre bastidores dando los retoques finales a sus diseños: cada colección habla por sí misma, sin perder la impronta 'made in' de la Renta, con propuestas para todo tipo de novias, y multitud de detalles de Alta Costura. 
Las propuestas para la próxima temporada imaginadas por el dominicano dibujan así un 2014 dominado por el vestido de novia de color blanco, con guiños a los tonos pastel que suelen tener hueco en cada una de sus colecciones, como el rosa o el azul celeste. 
Organzas y sedas con detalles de flores en color plata y marfil, chantilly, ruffles de tul, tafeta o paillettes son algunos de los highlights de su desfile, pensado, tal y como él mismo explicaba minutos antes de que las modelos salieran a la pasarela, para satisfacer los deseos de la novia que lleva soñando con ese gran día durante toda la vida. La colección incorpora, además, una selección de accesorios y complementos bridal firmados por él, y que van desde broches y joyas para el cabello, a guantes, cinturones y zapatos de novia. 
A caballo entre la novia tradicional y la novia amante de las tendencias de temporada, la nueva colección de Rivini destaca por su alternancia entre ambos tipos de mujer, atreviéndose con un único modelo color blush, que brilló especialmente entre una avalancha de marfiles y blancos puros. El traje de noche en color achampanado, un tipo de vestido de novia especialmente popular en las pasarelas nupciales neoyorquinas, se convierte en la apuesta por excelencia de la firma, con espacio para las faldas asimétricas, las aberturas delanteras, los bordados de pedrería y los detalles en hilo de oro y perlas. 
Otro diseñador que poco a poco ha ido haciéndose un nombre por derecho propio en la New York Bridal Week es Ángel Sánchez, que en esta edición ha presentado su colección más arriesgada hasta la fecha. El venezolano se convierte así en la tercera fuerza de ascendencia hispana de la moda nupcial venida de Estados Unidos, junto a Oscar de la Renta y Carolina Herrera, posicionando sus vestidos a la altura de los grandes maestros couture de Nueva York. 
Sorprendente y efectiva, la colección 2014 de Ángel Sánchez bordea los límites del diseño arquitectónico aplicado a los vestidos de novia, con frecuentes guiños a las líneas rectas y los escotes geométricos, combinados con faldas évasée de línea 'A'. El toque femenino lo ponen los detalles de flores, que aparecen de repente por ranuras inesperadas, en torno a la cintura o a modo de volante péplum, las transparencias y los bordados-joya. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie