Un vestido de novia de 'prêt-à-porter'

¿Qué vestidos de las colecciones otoño-invierno pasan con nota nuestra selección 'a prueba de novias'?

by hola.com
Si las colecciones de novia se te quedan cortas, el prêt-à-porter es uno de los primeros sitios donde mirar a la hora de dar con el vestido perfecto, saltándose la norma del traje de novia de catálogo o el atelier tradicional. Por suerte, las nuevas colecciones de invierno vienen cargadas de vestidos de color blanco, crema, champán, nude o azul porcelana: Milán, París, Madrid o Nueva York sueñan en blanco, y brindan en bandeja de plata la oportunidad de colgar en tu armario ese Chanel con el que siempre has soñado.

Los tejidos: desde lana merina en minivestidos a la rodilla hasta a delicadisimas gasas brocadas con hilo de oro, con puntillas de encaje que se recogen en  la cadera, corpiños de otra época o piezas metalizadas adornadas con cristales y strass. Algunas firmas, que hacen doblete sobre las pasarelas de novias, no pueden resistirse a fusionar ambas líneas, y se rinden a los encantos de las faldas largas, los volúmenes princesa o los detalles suntuosos, dignos del 'sí quiero'.

¿Quieres ver qué vestidos de novia se esconden en las colecciones de pasarela para el próximo invierno?
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Vestidos con motivos geométricos, en color plata y blanco, de la colección otoño-invierno 2013-2014 de Valentin Yudashkin. 
David Delfín imagina un universo inspirado en 'Alicia en el país de las maravillas' enteramente de color blanco con diminutos detalles en rojo. 
Minivestidos y faldas de encaje color marfil, de Dolce & Gabbana. 
Dos formas de entender el invierno: los vestidos capeados con volantes de Alberta Ferretti, y los encajes con brocados en oro y plata de Hannibal Laguna. 
Una novia muy invernal es la que encontramos en el desfile de Luisa Beccaria, con vestidos y conjuntos sastre en color crudo, gorros de piel y detalles en oro. 
Una apuesta arriesgada, con volúmenes XL y contrastes en blanco y rojo, de Thom Browne colección otoño-invierno 2013-2014. 
Minivestidos en color nácar, con volúmenes péplum, de Collette Dinnigan. 
Marchesa no se desprende de su lado más 'bridal', con creaciones prêt-à-porter drapeadas en la cadera y brocados multicolor. 
El próximo invierno, Monique Lhuillier apuesta por el punto y la manga larga en color blanco, y Reem Acra por los vestidos bicolor con flores bordadas y superposiciones de tul. 
'Look' medieval en el desfile de Alexander McQueen, con vestidos de amplias faldas y corpiños bordados en hilo de oro. 
Tres propuestas muy diferentes para las novias alternativas: Bagdley Mischka, Juanjo Oliva e Ion Fiz. 
El rosa es el color dominante en la colección de invierno de Jenny Packham, con sencillos vestidos de seda, encajes color champán, broches y apliques de cristal. 
Rosa es también la colección de Lela Rose, con vestidos de cortes cincuenteros, faldas de plumas, capas y bordados de encaje. 
Zac Posen, Elie Saab, Proenza Schouler y Nina Ricci 
Los delicados tejidos semitransparentes de efecto ilusión de la nueva colección otoño-invierno de Tadashi Shoji. 
Francesco Scognamiglio se decanta por las transparencias, las faldas largas y los pantalones blancos de corte recto, perfectos para bodas civiles. 
La colección más nupcial: la de Valentino, donde encontramos multitud de modelos de encaje largos hasta el suelo, 'minis' de lana con cuello baby y vestidos con estampado porcelana. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie