Oscar de la Renta deslumbra con sus propuestas en la Bridal Fashion Week

El diseñador ha presentado su colección de vestidos de novia para la primavera de 2010

26 han sido los looks nupciales que el diseñador Oscar de la Renta ha presentado durante la Bridal Fashion Week de Nueva York. Las modelos han desfilado entre grandes maceteros de barro cocido, cuajados de capullos de rosa en tonos crema, que el propio diseñador ha trasladado hasta la Gran Manzana desde su caserío en Kent.

Entre sus frescas propuestas para la primavera de 2010, no han faltado sus habituales vestidos a la rodilla, el escote en forma de corazón, los tocados, los guantes al codo y los bolsos de mano, perfectos para una boda civil o al aire libre. Modelos ultrafemeninos plagados de pequeños detalles, como los remates deshilachados, los diminutos cristales bordados que lanzan destellos a cada paso, los encajes de guipur o las flores de tul.

Los vestidos más largos buscan la clásica silueta sirena, añadiendo detalles románticos a su hechura, como amplios volantes que parten de la cadera, pequeñas colas o cortes fruncidos que definen la línea del cuerpo. El diseñador juguetea discretamente con las asimetrías en hombros y escotes, y añade toques de color gracias al azul pálido, el salmón y los lazos en tonos púrpura, que se ciñen a la cintura, respetando siempre el tradicional vestido blanco incluso en los ramos de flores: cada novia portaba un diminuto bouquet en tonos marfil, a juego con los delicados tejidos de los vestidos.

Las chaquetas, idóneas para las tardes más frescas de la primavera, se convierten en indispensables entre sus propuestas: desde el clásico bolero de tul hasta los abrigos largos hasta los pies en tafeta de seda resultan idóneos para dar un giro de 180 grados a nuestro look nupcial sin necesidad de cambiar de vestuario entre la ceremonia y la recepción. El toque más sensual: las aberturas en la espalda, casi imprevistas, recogidas con discretos lazos bajo la nuca. Todo un lujo.

Más sobre