Cómo orientar a los adolescentes en los estudios

Adolescentes

‘Mi hijo no sabe qué estudiar, ¿cómo lo ayudo?’

Hay niños que desde muy pequeños manifiestan una clara vocación por una profesión en concreto. Sin embargo, otros llegan al momento de elegir sin nada claro. ¿Cómo orientarlos en este proceso?

Hay muchos factores que influyen a la hora de elegir estudios superiores o el trabajo al que dedicarse. Algunos adolescentes lo han decidido desde hace años, otros se dejan guiar por la tradición familiar, algunos por modas o por lo que escogen sus amigos, otros cambian de opinión con frecuencia y eligen en el último momento...

También es común que los adolescentes tengan decidida alguna rama de conocimiento, como las humanidades, la sanitaria o las ingenierías, pero que duden de los estudios en concreto que cursarán. ¿De qué manera ayudarlos?

Lee también: 'Mamá, quiero ser youtuber'

¿Qué poner por delante: las aptitudes o las preferencias?

A la hora de elegir estudios es importante que haya un equilibrio entre las propias aptitudes y las preferencias. No vale guiarse solamente por uno de estos factores.

Así lo explica Ana García-Trevijano, psicóloga orientadora del Colegio Alkor de Alcorcón (Madrid): “Yo no les aconsejo aparcar sus preferencias guiándose solamente por las aptitudes. Porque tener facilidad o ser muy bueno en algún aspecto cognitivo no implica que ese cometido me satisfaga”.

Para la orientadora, el único caso en que sería conveniente anteponer la aptitud a las preferencias sería cuando fuesen necesarias unas capacidades muy altas que el adolescente no tuviese. Por ejemplo, si quisiera dedicarse al deporte profesional y su condición física no fuera buena. Aun así, siempre es posible redirigir las competencias propias hacia un ámbito que le satisfaga (en el caso mencionado, por ejemplo, al periodismo deportivo).

Si la aptitud es media y los estudios elegidos requieren de una más alta, “se recomienda entrenar la aptitud, considerando que ese sobreesfuerzo se verá recompensado con la consecución del futuro profesional elegido”, explica la experta.

Lee también: ¿Sabes qué es el Bachillerato Internacional?

El papel del centro educativo

En los centros educativos se realizan pruebas psicométricas de intereses vocacionales, que ayudan a muchos indecisos a perfilar su futuro profesional. Es una ayuda que hay que tener en cuenta. Así, según los resultados de estas pruebas y la información de los profesores y de los padres, se puede establecer un perfil vocacional y aptitudinal.

En definitiva, se evalúa la capacidad cognitiva, sus áreas fuertes y débiles, sus actitudes, el esfuerzo que están dispuestos a hacer, sus preferencias, sus intereses y las actividades en las que se sienten más cómodos. Con todos estos datos y entrevistas personalizadas de asesoramiento, consejo e información, habitualmente suelen forjarse una idea más concreta de lo que desean.

No obstante, y dado que son adolescentes, “pueden darse cambios durante el camino a la elección, motivados por experiencias nuevas que han vivido, personajes que han conocido, etc.”, indica Ana García-Trevijano. “Pero la información proporcionada les ayuda a, llegado el caso, tener la capacidad de informarse bien”, concluye.

Lee también: Cómo fomentar el pensamiento crítico en los niños

La implicación de los padres

Elegir unos estudios superiores o una forma de ganarse la vida va a tener una gran trascendencia. ¿Deben los padres involucrarse al máximo y aconsejar a los hijos? O, por el contrario, ¿es mejor dejarlos totalmente libres para que sean ellos los que tomen la decisión?

Para la orientadora del Colegio Alkor está claro: “Los padres deben implicarse siempre, pero acompañando a su hijo en este camino y nunca imponiendo”. Como adultos responsables de la educación de sus hijos, la especialista considera que deben expresar su opinión sobre la opción elegida. No obstante, hay una premisa a tener en cuenta: “No imponer criterios, pues, en la mayoría de los casos, lleva al abandono temprano de la opción impuesta con la pérdida de tiempo que ello supone”.

Lee también: Estos son los errores que puedes estar cometiendo en la educación de tu hijo adolescente

Más sobre

Read more