Mujer mirando un test de embarazo

Embarazo

Lo que debes saber si quieres quedarte embarazada y tienes hipotiroidismo

Este problema de tiroides afecta directamente a la fertilidad de la mujer, y puede hacer que resulte más difícil lograr la gestación

Se estima que alrededor del 10% de la población española tiene algún problema de tiroides, siendo el hipotiroidismo uno de los más habituales. Esta enfermedad, que se presenta cuando la glándula tiroides no produce la cantidad de hormonas tiroideas que el organismo precisa, afecta, sobre todo, a las mujeres (aproximadamente un 2%), y, aunque muchas no lo saben, también puede suponer un obstáculo a la hora de conseguir quedarse embarazada. Te contamos de qué manera puede influir en tu fertilidad, y qué hay que tener en cuenta para lograr el ansiado embarazo.

Lee también: Si quieres quedarte embarazada, presta atención a tu pelo

Así afecta el hipotiroidismo a la fertilidad

La doctora María Chávez, directora médico de Amnios In Vitro Project, nos explica que esta enfermedad puede disminuir no sólo la capacidad fértil femenina sino también la masculina. En el caso de las mujeres, explica que existe una interacción entre las hormonas tiroideas y las hormonas sexuales, por lo que es posible que un déficit de las primeras ocasione trastornos en la ovulación (interfiere en la liberación del óvulo), y por tanto, hacer que lograr un embarazo resulte más complicado.

Aunque una mujer con hipotiroidismo puede llegar a tener dificultades para concebir de forma espontánea, la médico detalla que hay una buena noticia: "si el hipotiroidismo es detectado y tratado correctamente, sus posibilidades de embarazo vuelven a restaurarse".

Por otra parte, detalla que, en los hombres, el hipotiroidismo podría traducirse en una alteración del semen, además de producir disminución de la libido e incluso problemas de erección.

Lee también: La acupuntura, ¿puede favorecer la fertilidad?

Lo más importante: detectarlo y tratarlo

La doctora nos comenta que lo más importante es detectar el hipotiroidismo. Y es que, aunque son muchas las personas que tienen algún problema de tiroides, lo cierto es que la mitad lo desconoce, tal y como alerta la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). Algo que corrobora la médico, quien señala que, "en muchas ocasiones se diagnostica en las clínicas de Reproducción Asistida". Como a las mujeres con hipotiroidismo les resulta más difícil quedarse embarazadas en los primeros intentos, es normal que acudan a un centro especializado para averiguar cuál es la causa, así como detectar si tienen algún problema de fertilidad.

Precisamente, al solicitar un estudio básico de la misma, se valoran las hormonas tiroideas, y es la TSH (que produce el organismo para regular la producción de la hormona tiroidea) la que alerta a los médicos. El cuerpo de las mujeres con hipotiroidismo interpreta que necesita más hormona tiroidea, y segrega TSH con el objetivo de estimular a la glándula tiroides para que la produzca en una mayor cantidad, entonces los doctores descubren, para gran sorpresa de las pacientes, los altos valores de TSH y que ése era el motivo por el que no les resultaba sencillo concebir.

En este caso, desde la propia consulta, se inicia un tratamiento, que después continuarán los médicos endocrinólogos. "Aunque la mayoría de los laboratorios establecen entre 0,3 y 4,7 mU/L los valores normales de la TSH, es conveniente mantener los niveles de esta hormona por debajo de los 2,5 mU/L de cara a buscar un embarazo", apunta la doctora Chávez. Y una vez conseguidos estos niveles, resalta que el tratamiento de fertilidad a realizar será el mismo que el de cualquier otra mujer, teniéndose en cuenta otros factores importantes, como su edad, su reserva ovárica o la permeabilidad de las trompas de Falopio.

Si la paciente ya es consciente de que tiene hipotiroidismo, entonces, tan sólo será fundamental que lleve un buen control del mismo, y su médico endocrinólogo le apuntará y controlará el tratamiento específico. Normalmente, éste consiste en administrar hormonas tiroideas, es decir, dar al organismo esa sustancia que no puede producir. Se administra la T4 (una de las hormonas tiroideas) por vía oral, y la dosis dependerá de los niveles que presente cada paciente.

Lee también: Preguntas y respuestas sobre el hipotiroidismo

Los peligros de un hipotiroidismo mal controlado

También existe la posibilidad de que el hipotiroidismo se detecte durante el embarazo, y en este supuesto, el principal objetivo de los médicos será normalizar la función tiroidea lo más rápidamente posible, ajustando la medicación si es necesario. La doctora Chávez destaca que es vital controlarlo no sólo para evitar las alteraciones en la fertilidad, sino para evitar severas complicaciones durante el embarazo. A este respecto, la médico nos advierte de los peligros que conlleva un hipotiroidismo severo mal controlado:

E incluso alerta que puede provocar alteraciones neurológicas en el bebé, dado que las hormonas tiroideas cumplen una función muy importante para el desarrollo del cerebro y su crecimiento. De ahí que esté relacionado, asimismo, con el bajo peso y los problemas respiratorios.

Lee también: ¿Por qué necesitamos tomar más hierro durante el embarazo?

Algunos síntomas del hipotiroidismo

Por todo lo anterior, destaca la importancia de diagnosticar el hipotiroidismo a tiempo, y prestar atención a algunas de las señales que pueden indicar que existe un problema de tiroides como:

  • Cansancio y fatiga.
  • Sensación de frío.
  • Estreñimiento, dado que los movimientos intestinales son más lentos.
  • Sueño y apatía, puesto que el sistema nervioso está menos estimulado.
  • Aumento de peso. Las personas con hipotiroidismo retienen fluidos, lo que les hace ganar un peso considerablemente sin razón aparente.

Algunos de ellos (como el sueño o la ganancia de peso) puede ser especialmente difíciles de detectar durante la gestación, de ahí que insista en que la embarazada debe someterse a todos los controles rutinarios del embarazo, y hablar con su médico en el caso de que note algunos de estos síntomas de forma más acusada.

Lee también: Estos son los síntomas de que tu tiroides no funciona bien 

Más sobre