Mujer preocupada en el baño

Sangrar durante la ovulación, ¿es algo normal?

Existen diferentes causas que explican la aparición de lo que también se conoce como 'spotting de ovulación', pero, en la mayoría de casos, se trata de algo pasajero

La mayoría de mujeres no se interesa por conocer cuál es su ovulación hasta que se despierta en ellas el interés por ser madres. Precisamente, es en la búsqueda de un embarazo cuando se dan cuenta de la importancia de conocer su ciclo, y algunas se sorprenden al comprobar que se presenta un ligero sangrado entre un periodo y otro, lo que también se conoce como sangrado intermenstrual spotting ovulatorio. Pero, ¿es normal manchar en esta etapa? Te lo contamos.

Lee también: Quedars embarazada con la regla, ¿existen posibilidades?

La ovulación no siempre es regular ni implica el sangrado

La doctora Lena Contreras Díaz, ginecóloga adjunta del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela, nos explica que el ciclo menstrual femenino se inicia cada mes con la menstruación. Como bien es conocido, el periodo es, en verdad, la expulsión de un óvulo que no ha sido fecundado. La ovulación comienza cuando un ovario libera un óvulo, que viaja hacia el útero a través de una de las trompas de Falopio. Y si éste no es fecundado por un espermatozoide, se expulsará en la menstruación.

Aunque suele producirse entre los días 12 y 15 del ciclo menstrual (y es el momento en el que la posibilidad de embarazo es más alta), la médico advierte que no ocurre exactamente el mismo día cada ciclo. A veces, puede adelantarse o retrasarse algunos días, de forma espontánea e impredecible.

Para la mayoría, la ovulación no implica síntomas evidentes, pero otras pueden experimentar un dolor leve, y de forma ocasional, un sangrado vaginal escaso. Sin embargo, si esto sucede, apunta a que no debería suponer un motivo de preocupación.

Lee también: Esto es todo lo que debes tener en cuenta si quieres quedarte embarazada

¿Cuáles son las posibles causas del sangrado durante la ovulación?

La doctora Contreras destaca que, en la mayoría de los casos, estos desórdenes se resuelven de forma espontánea, a las 48 horas, aproximadamente. Suele tratarse de "procesos benignos y pasajeros, que no necesitan ningún tratamiento". La causa puede deberse a un pico de secreción de la hormona luteinizante (LH), que ayuda a regular la ovulación, y antes de que ésta comience, sus niveles aumentan.

Sin embargo, la especialista alerta de que lo verdaderamente importante es que si la paciente nota que el sangrado a mitad del ciclo es persistente o abundante, visite a su médico. Puesto que en estos casos, detalla, será preciso descartar alteraciones hormonales o del aparato reproductor femenino.

Algunos otros motivos asociados al sangrado son:

  • El uso de algunos métodos anticonceptivos. Es habitual que, al principio, las mujeres que toman estos anticonceptivos, que contienen hormonas, tengan un ligero sangrado entre reglas (especialmente, en el caso del DIU). Normalmente, desaparecerá tras los primeros meses. De no ser así, tendrá que hablar con su especialista.
  • Miomas o pólipos endometriales. La doctora Laura García de Miguel, directora médica de Clínica Tambre, explica que ambos se pueden encontrar en el endometrio, dentro de la cavidad uterina, provocando un sangrado atípico entre una menstruación y la siguiente.
  • Problemas en el cuello del útero, como lesiones cervicales.
  • Estrés. Un estrés continuo puede afectar a todo el cuerpo, derivando en dolores de cabeza, problemas intestinales... y también ocasionar cambios hormonales y alteraciones en el ciclo menstrual (de hecho, hasta pueden ser la causa de que desaparezca la menstruación).

Por ello, las doctoras García de Miguel y Contreras insisten en que se debe acudir a consulta para realizar las pruebas pertinentes, y encontrar la causa exacta. 

Lee también: ¿Puedo quedarme embarazada si tengo ovarios poliquísticos?

Algunos síntomas de la ovulación

La doctora Contreras aconseja que, si se quiere ser más precisa sobre la ovulación, hay dos cosas que tener en cuenta para hacerse una mejor idea de cuáles son los días fértiles:

  • Reconocer si los ciclos son regulares.
  • Intentar identificar los síntomas.

Pese a que la mayoría de mujeres, generalmente, pasan este proceso sin percatarse de ello, hay algunas señales que indican que se está ovulando:

  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Sensibilidad mamaria.
  • Cambios en la consistencia y características de las secreciones vaginales, que pasan a ser más espesas, debido a los altos niveles de estrógenos. 
  • Aumento de la temperatura basal, dado que los niveles de progesterona aumentan con el objetivo de preparar al útero para implantar un óvulo fertilizado. Existen termómetros específicos para ello. 
  • Un pinchazo o leve dolor en la zona ovárica.

Destaca que para la mayoría de parejas no es tan necesario saber cuál es el momento de la ovulación, ya que con mantener relaciones sin protección durante al menos seis meses suele ser suficiente.

En cambio, si se nota que el ciclo es irregular, podrá recurrir a los test de ovulación, y en caso de que todos los esfuerzos fallen, sólo queda pedir cita en una clínica de fertilidad para que les ayuden en el objetivo de lograr el embarazo.

Lee también: ¿Afecta la COVID-19 a la infertilidad?

Más sobre

Read more