Chica mirando el test de embarazo

Embarazo

¿Puedo estar embarazada cuando no me ha bajado la regla, pero el test es negativo?

Ese resultado puede deberse a diferentes causas, te explicamos cuáles son las posibilidades

La ausencia de periodo es, sin lugar a dudas, el síntoma más común que puede alertar de que hay un bebé en camino. Así que, en cuanto hay una falta, se suele comprar un test de embarazo en la farmacia para confirmar si las sospechas son ciertas. Sin embargo, muchas mujeres se sorprenden al comprobar que, a pesar de no tener menstruación, la prueba arroja un resultado negativo. ¿Qué es lo que puede ocurrir entonces? ¿Es posible que falle el test? Te contamos cuáles son las posibilidades.

Lee también: 8 aplicaciones muy útiles para lograr quedarte embarazada

Se ha realizado la prueba demasiado pronto

Los tests de embarazo disponibles en la farmacia son de orina, y lo que hacen es identificar la hormona HCG (Gonandotropina Coriónica Humana), comúnmente conocida como la hormona del embarazo, en la misma. Esta hormona comienza a producirse entre el sexto y el noveno día después de la concepción, y no puede detectarse en la orina hasta unos 6-12 días después de la ovulación. Sus niveles van aumentando a medida que avanza la gestación, por lo que, si se hace demasiado temprano, el test puede dar lo que se llama un falso negativo. Es decir, que, pese a haber un embarazo, la prueba sale negativa.

Por este motivo, tal y como destaca la Consejería de Salud de Murcia, lo mejor es someterse a la prueba la primera o la segunda semana posterior a la fecha en la que se espera la menstruación. De este modo, se reducirán las posibilidades de obtener este falso negativo.

Es muy importante, además, que se utilice la primera orina del día para que haya una mayor concentración de la hormona HCG, y no beber muchos líquidos antes de hacerlo. No obstante, desde Quirón Salud recuerdan que la prueba más fiable siempre será la analítica de sangre (que determinará la presencia de la hormona en la sangre), y se puede solicitar al ginecólogo. 

Lee también: Descubre cómo funcionan los tests de embarazo

Estrés, cambios de peso… algunas causas que pueden provocar la falta de menstruación

Si la prueba se ha hecho dos semanas tras la primera falta, y en varias ocasiones da un resultado negativo, aumentan las probabilidades de que la mujer no esté embarazada. En ese caso, si continúa sin tener el periodo (amenorrea), es muy importante que la mujer lo consulte con el médico, ya que, según apunta la Sociedad Española de Fertilidad, detrás de la ausencia de regla y más allá de un posible embarazo, pueden esconderse diversas causas como:

  • Cambios bruscos de peso. Tanto el aumento como la disminución drástica de peso pueden causar ciclos irregulares en la menstruación.
  • Estrés. Situaciones que provocan una gran tensión emocional, como unas oposiciones o un trabajo muy estresante, e incluso enfermedades como la depresión pueden afectar al ciclo menstrual.
  • Ejercicio físico intenso. Aquellas mujeres que realizan algún tipo de deporte a nivel de competición tienen hasta tres veces más riesgo de sufrir amenorrea que las que no lo hacen, según los datos que maneja la organización.
  • La hiperprolactinemia funcional y algunos fármacos. Tal y como nos detalla el doctor Manuel Marcos, coordinador de Ginecología de HM Hospitales, la prolactina es la hormona de la secreción láctea, que es la que permite que la mujer pueda producir leche. Aunque lo lógico es que ésta aumente durante esta etapa, algunos fármacos pueden provocar que se incremente, produciendo, a su vez, que se inhiban dos hormonas FSH y LH, que frenan la actividad del ovario y afectan a la menstruación.
  • Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Debido a este trastorno, muchas mujeres tienen reglas irregulares.

Desde la Sociedad Española de la Fertilidad resaltan que la falta de menstruación puede traer consigo alteraciones del sueño o del estado emocional, debido a este estado físico, así como otros problemas a largo plazo. De ahí que, en cuanto se descarte el embarazo, si falta la regla durante tres meses o más, resulta primordial pedir cita con el ginecólogo, quien identificará cuál es el problema subyacente. Lo que hará será:

  • Estudiar la historia clínica de la paciente, valorando cuáles son sus rutinas de actividad física y su dieta alimentaria, por si ésta podría ser la causa que esté provocando la falta de menstruación. 
  • Realizar una ecografía ginecológica, abdominal o vaginal, para comprobar si su aparato genital está bien, y cuál es el grado de déficit de estrógenos (dado que, al no existir menstruación, no hay estrógenos ováricos, que se encargan de preparar para la fecundación).
  • Un análisis hormonal para comprobar cuál es el nivel de las hormonas que están relacionadas con el ciclo menstrual (FSH, LH, Estradiol, Prolactina y TSH).

Una vez detectado el problema, el médico valorará cuál será el tratamiento adecuado, con el que se buscará compensar el déficit hormonal, pero también puede ser necesario solicitar ayuda psicológica (en especial, en casos de estrés) y de un nutricionista para que lleve una dieta adecuada.

Lee también: No me baja la regla, ¿estoy embarazada?

Más sobre