Gimnasia para bebés: estimula su desarrollo con estos ejercicios para hacer en casa

La gimnasia es perfecta para los más pequeños ayudándoles con el equilibrio, mejorando su coordinación y, además, favorece la relación entre el bebé y los papás

Los bebés tienen un deseo natural de moverse, y es a través de las funciones motrices que descubren su propio cuerpo así como el mundo que les rodea. Y es que para crecer sanos y felices, los peques necesitan hacer ejercicio y mantenerse activos. Sea cual sea su actividad favorita, es importante que reciban una correcta estimulación para evitar posibles problemas de salud durante su crecimiento y en el futuro. Es por ello que hacer gimnasia les aporta muchos beneficios, tanto físicos como psicológicos, además de divertirles.

Además, esta práctica resultará de lo más beneficiosa, tanto para ellos como para los papás, ya que además de estrechar lazos, la gimnasia ayudará a tu pequeño a tomar conciencia de su esquema corporal, potenciará su flexibilidad natural, además de fortalecer sus músculos, mejorar el equilibrio y desarrollar su coordinación. A continuación, te contamos cuáles son los principales ejercicios y cómo puedes practicarlos con tu pequeño desde sus primeros días. 

Lee también: ¿'Fitness' con tus hijos? Las mamás 'celebrities' dicen sí

bebe-gateando-1VER GALERÍA

¿Cómo fomentar la actividad física de mi bebé?

Antes de empezar con la actividad, puedes poner en práctica algunos consejos para motivar al pequeño y mejorar su experiencia. 

  • Escoge el momento adecuado. Intenta escoger momentos del día en los que tu bebé tenga todas sus necesidades cubiertas y no esté cansado. Es recomendable que no sea después de comer ni justo antes de dormir, ya que una excesiva estimulación podría quitarle el sueño.
  • Vístele con ropa cómoda. Al igual que los adultos, los bebés estarán más receptivos al ejercicio si se siente cómodos con lo que llevan puesto. La ropa fina de algodón es una buena opción, ya que no da calor y le dará una mayor amplitud de movimiento. 
  • Acondiciona el entorno de una forma segura. Para llevar a cabo los ejercicios, intenta despejar el suelo para llevar a cabo la gimnasia de forma segura y libre de posibles accidentes. A ser posible, que sea en un espacio lo más alejado posible de escaleras y fuentes de calor, ya que a partir de los 6 meses, la mayoría de los bebés comienzan a incorporarse, gatear y explorar a sus anchas. 
  • Préstale apoyo y confianza. Mantente cerca de él supervisando sus movimientos y alegrándote por cada uno de sus progresos. Eso aumentará su autoestima y le dará confianza para seguir practicando. 

Lee también: Tu bebé también puede hacer yoga

 Ejercicios que estimularán a tu bebé y que puedes hacer en casa

  • Brazos. Una forma de ejercitar sus brazos es tumbándole boca arriba en posición de cruz. Cógele de las muñecas y cruza sus brazos por delante y vuelve a abrirlos. De esta forma estarás ejercitando sus brazos y hombros, además de mejorar su respiración.
  • Cadera. Tumbado boca arriba, coge las piernecitas de tu bebé y lentamente, acércaselas al vientre y déjalas en esta postura durante 10 segundos, antes de volver a estirarles. Este ejercicio ayudará a la movilidad de sus caderas, además de que la presión contra la tripita le ayudará a expulsar los gases. 
  • Pies. Para estimular su equilibrio y el desarrollo de sus pies para andar, acaríciale el lado interno de los dedos, lo que provocará que los cierre. Para que los vuelva a abrir, acaríciale el empeine. 
  • Piernas. Los bebés tienden a mantener las piernas encogidas y si no tienen un buen desarrollo físico, puede provocar problemas de cadera, de crecimiento o artrogriposis (rigidez o pérdida de movilidad). Un buen ejercicio para ejercitar sus piernas es cogiéndole de los tobillos y estirar. Luego flexiona sus piernas alternativamente, como si estuviera pedaleando. 
  • Pregateo. Esta vez, con tu bebé tumbado boca abajo, levántale las piernas con cuidado unos segundos. Esta posición fortalecerá su columna vertebral y brazos, además de mejorar su elasticidad.  

Lee también: Descubre cómo estimular a tu bebé en casa

¿Qué beneficios tiene?

  • Potencia su desarrollo físico. Realizar actividad física meses después de venir la mundo, ayuda a los bebés a fortalecer sus músculos, potenciar su flexibilidad natural, mejorar su equilibrio y desarrollar su coordinación, De esta forma, también estarán ejercitando su motricidad fina y gruesa. 
  • Es bueno para la salud. Al igual que ocurre con los adultos, el ejericio es uno de los ingrediente sprincipales para mantener un estilo de vida saludable, y en el caso de los bebés, es un factor clave para proteger su sistema digestivo, inmunológico y circulatorio. 
  • Prepara al bebé para otros aprendizajes. Este tipo de gimnasia prepara al bebé para otras actividades fundamentales para su desarrollo como es el gatear, saltar o caminar. 
  • Mente sana, cuerpo sano. La gimnasia no solo aportará grande beneficios a tu bebé a nivel físico, sino que también ayudarán a desarrollar y potenciar sus funciones cerebrales en el plano intelectual y afectivo. 
  • Fortalece vuestra unión. Practicar ejercicio juntos es una buena oportunidad para pasar tiempo y disfrutar el uno del otro. Mientras juega y se divierte, podrás apoyarle, acariciarle, hablarle y sonreírle. De esta forma, le estarás animando a seguir practicando mientras compartís un fantástico momento juntos. 
  • Aumenta su autoestima. A medida que tengas un mayor control sobre su cuerpo, ganarán más confianza en sí mismos y podrán realizar tareas más complejas. 
  • Favorece su desarrollo cognitivo. Estrechamente relacionado con su autoestima, la gimnasia favorecerá el proceso de maduración y de aprendizaje intelectual, afectivo y psicomotriz del bebé, estimulando su innata curiosidad y su capacidad observación. Esto hará que el pequeño sienta cada vez más ganas de explorar y conocer el mundo que le rodea. 
     

Más sobre