Niñas cantando

¡Al ritmo de las canciones! Descubre la mejor forma para aprender inglés

Cantar es el método ideal para que los niños se sumerjan en el aprendizaje de una lengua extranjera, como, por ejemplo, el inglés

Este domingo se celebra el Día Internacional de la Música, una de las artes más presentes en nuestro día a día. Capaz de alegrarnos, relajarnos cuando nos sentimos inquietos, inspirarnos e incluso motivarnos cuando más lo necesitamos. Pero, a sus múltiples beneficios, se suma su capacidad para incentivar el aprendizaje, sobre todo, en los más pequeños. Y es que las canciones pueden convertire en la mejor herramienta para que los niños se adentren en un nuevo idioma.

Relacionado: Actividades para que los niños practiquen inglés en casa

La música, una buena forma de aprender una lengua

Los profesores utilizan la música para que los niños asimilen conceptos desde edades muy tempranas. Especialmente, cuando el objetivo es que se sumerjan en un nuevo idioma, como, por ejemplo, el inglés, tan esencial hoy en día. Tal y como nos explica Kate Regan, directora de Experiencia de aprendizaje de la app Lingokids, al fin y al cabo, se trata de un sonido que deben aprender a escribir, pero también a escucharlo, entenderlo y hablarlo.

Por ello, en esta 'misión', las canciones son nuestras mejores aliadas, puesto que escucharlas no sólo ayuda a mejorar la pronunciación y ampliar vocabulario, expresiones y construcciones gramaticales, sino que también ayudará a que el oído se acostumbre a esa lengua, permitiendo que el pequeño avance con mayor fluidez para llegar a dominarla.

Relacionado: Claves para fomentar el bilingüismo en casa

¿Por qué las canciones son la mejor opción?

La experta apunta a que existen dos motivos que explican que las canciones sean la mejor forma de aprender un nuevo idioma: la repetición y la distensión.

  • Por un lado, los conceptos, los términos y las expresiones en otro idioma se memorizan más fácilmente si se les asigna una melodía. Si una canción cuenta con un estribillo que les llame la atención, lo interiorizarán sin darse apenas cuenta. 
  • Al escuchar música, y sobre todo, al cantarla, el pequeño se deshinibe, incorporando el idioma de una manera natural.

Es más, al cantar una canción en ese idioma, conseguirán pronunciar las palabras de una manera más acertada. Es lógico que, cuando se expresen oralmente, su acento español sea muy marcado. Sin embargo, cuando lo hacen al ritmo de la música, sucede algo 'mágico': que intentan imitar al artista lo máximo posible. Lo que, en efecto, acaba siendo positivo.

Además, diversos estudios han demostrado que la música es capaz de estimular diferentes partes de nuestro cerebro de forma simultánea, lo que favorece el desarrollo de las habilidades que necesitamos para aprender una lengua extranjera.

Tanto es así, que hasta se ha llegado a afirmar que los músicos presentan más facilidad para dominar otras lenguas.

Además, no hay excusas. Es un método que se puede incorporar a cualquier rutina diaria: en el camino hacia el colegio, mientras se duchan...

Relacionado: Consejos para que aprender idiomas no te genere ansiedad

La importancia de escoger las canciones adecuadas

Karen Regan nos detalla que uno de los temas más populares de la música anglosajona, Imagine, de John Lennon, suele ser uno de los más escogidos para iniciarse en el inglés.  

Pero existen otras opciones adaptadas a los niños. Ya que, en su caso, lo ideal es buscar melodías repetitivas y pegadizas. Y, con el objetivo de garantizar todavía más su aprendizaje, tienen que ir acompañadas de imágenes que refuerzan visualmente la letra de la canción.

Si os animáis a poner en práctica este método en casa, os dejamos aquí una pequeña lista para comenzar:

  • If you're happy. Es un auténtico clásico del repertorio infantil. Su estribillo es de lo más pegadizo, y su melodía tan dulce que conquistará a los más pequeños.
  • Head, shoulders, knees and toes. Este tema musical viene con coreografía incorporada, y sevirá para que los niños aprendan diferentes partes del cuerpo.
  • Rain, rain, go away. Otra canción que enamorará a los niños con su letra sonora.
  • Itsy, bitsy spider, que cuenta todas las aventuras de una adorable araña un día de lluvia.
  • Old McDonald had a farm. Esta canción es incluso más conocida que If you're happy, su melodía te sonará familiar, y además, tus hijos asimilarán los nombres de varios animales.
  • I have a pet, que también repasa los sonidos y nombres de diferentes mascotas.
  • Baby shark. Seguro que recuerdas este tema que se convirtió en todo un fenómeno en la red. Gracias a ella, repasarán todos los miembros de una familia (de tiburones).
  • 1, 2, 3, 4, 5. Once I Caught a Fish Alive, con la que aprenderán a contar.
  • I see something blue. Se trata de una canción que requiere mucha atención, ya que deben identificar diversos colores.
  • Hello! para empezar a saludar y expresar cómo se sienten.

Relacionado: Canciones en inglés para niños, el método ideal para aprender

Más sobre

Read more