Niño jugando en la guardería

Educación infantil

Recomendaciones para que los más pequeños vuelvan a la escuela sin riesgos

La Asociación Española de Pediatría ha emitido un comunicado en el que recoge algunas propuestas para garantizar que los menores de seis años regresen a las aulas de forma segura

Cuando el pasado mes de marzo el Gobierno decretó el estado de alarma en un intento de frenar la expansión del coronavirus, nuestras vidas cambiaron por completo. Y en especial las de los más pequeños, que de un día para otro, vieron cómo sus colegios cerraban y tenían que quedarse en casa. Ahora, cuatro meses después, la vuelta a los centros educativos es uno de los asuntos más complejos de la pandemia. Algunas Comunidades Autónomas como Galicia han decidido que las escuelas infantiles no retomen su actividad hasta septiembre, mientras que otras, como la Comunidad de Madrid, lo harán el próximo 1 de julio. Una decisión que las autoridades han tomado con el objetivo de ayudar a aquellos padres que no tienen la posibilidad de teletrabajar, y, por tanto, no pueden ocuparse de sus hijos.

Sin embargo, la reapertura de los centros de los niños menores de 6 años no llega exenta de polémica. Sobre todo, porque, tal y como alerta la Asociación Española de Pediatría (AEP), aunque se trata de un grupo en el que el contagio parece bajo, es muy complicado que siga las recomendaciones consideradas 'esenciales', como, por ejemplo, la distancia social. Es más, para su desarrollo psico-afectivo y cognitivo, resulta fundamental un contacto cercano tanto con sus iguales como con los adultos.

Por ello, la organización ha elaborado un documento sobre cómo garantizar una 'vuelta al cole' segura para los más pequeños de la casa.

Relacionado: Volver al colegio, ¿mejor en septiembre?

Nada de mascarillas y llevar sólo lo imprescindible

La AEP recuerda que las mascarillas están contraindicadas en menores de 2 años, y no son obligatorias en menores de 6 años, además de que la distancia física puede resultar de difícil cumplimiento. Por este motivo, sugiere que el grupo de los menores de 2 años se incorpore de forma escalonada, "y que se procure organizarlos desde los grupos de mayor a menor edad".

A esto se suman las siguientes propuestas que deben tener en cuenta las familias:

  • Llevar lo imprescindible. La organización aconseja que no se lleven cosas de casa (incluidos los juguetes).
  • Calendario de vacunación actualizado antes de regresar a las aulas.
  • Cada pequeño debería llevar todos los días al centro su propia bolsa individual que, a su vez, volverá a casa todos los días y tendrá que ser devuelta limpia. En la misma, se recomienda incluir: chupete, plato, vaso, babero, ropa de recambio, y calzado que sea reservado sólo para estar en el colegio.

Relacionado: Cómo desinfectar tu casa y la ropa

Medidas en la escuela: grupos reducidos y extremar la higiene

Como es lógico, la labor de las escuelas infantiles es determinante durante esta crisis, así que la Asociación Española de Pediatría emite las siguientes recomendaciones:

  • Horarios de entrada y salida flexibles, con el fin de evitar las clásicas aglomeraciones a las puertas de la escuela.
  • Crear 'burbujas socializantes' para entrar y salir de la escuela, así como para el tiempo del recreo y la comida. Estas 'burbujas' estarán conformadas por un número pequeño de niños y un mismo profesor, procurando que no tengan mucho contacto con el resto de grupos.
  • Apelar al compromiso de los padres. La organización afirma que controlar la temperatura antes de entrar al colegio puede ser discriminatorio, por lo que propone que los padres firmen un compromiso o acuerdo en el que se comprometan a vigilar al pequeño, y no mandarle a la escuela si tiene fiebre, tos, diarrea u otros signos de que podría estar contagiado. Asimismo, alerta de que los más pequeños suelen sufrir procesos febriles, y una menor capacidad de comunicar sintomatología.
  • Seguir las medidas de higiene a rajatabla (tanto por parte del personal como de los alumnos). Es decir, lavarse las manos cada dos horas, cada vez que van al cuarto de baño, y tanto al empezar como finalizar las comidas.
    ​​​​​Asegurarse de que cada alumno usa su propio material. De este modo, será más fácil limpiarlos, pero si se tienen que compartir por algún motivo, deberán lavarse las manos antes y después de utilizarlos. 
    Limpiar todos los utensilios que se hayan usado.
  • Más tiempo al aire libre. La transmisión del virus es menos común en los espacios abiertos, por ello convendría apostar por las actividades al exterior. De hecho, insta a reutilizar y aprovechar algunos de los espacios de la escuela.
  • Delimitar una zona de 'aislamiento' por si los niños o profesores que están dentro de la escuela presentan fiebre.
  • Restringir las visitas de los familiares al centro.
  • Reducir la ratio de alumnos por profesor para que éste pueda manejar los grupos.
  • Asegurarse de que los docentes adquieren los conocimientos necesarios para cuidar de los pequeños durante la pandemia, y saben cuál es el protocolo a seguir a la hora de vigilar la temperatura, los síntomas y el aislamiento, si ha mantenido contacto con algún contagiado. El personal educativo deberá llevar mascarilla y cumplir con las medidas de prevención.
  • Facilitar espacios y monitores especializados o voluntarios de la comunidad para el aprendizaje y realización de tareas on line, aliviando la consiguiente carga para las familias.

Otro de los momentos que más preocupa a los padres es la hora de la comida, puesto que en los comedores se juntan muchos alumnos. En caso de que la escuela infantil lo mantenga operativo, la Asociación Española de Pediatría advierte de que se debe ser muy riguroso con respecto a la higiene.

No obstante, apunta a otras alternativas, tales como: 

  • Comer en la propia clase.
  • Una jornada que sea continua. Así, siempre que sea posible, se facilitará que el alumno pueda comer en su propia casa.

Por último, la organización hace un llamamiento a las autoridades, planteando la ampliación del tiempo de baja maternal o paternal hasta los 12 meses. Lo que evitaría que muchos niños sean escolarizados por motivos laborales de los padres.

Relacionado: Elegir el mejor colegio en tiempos de coronavirus

Más sobre

Read more