matriculacion-colegio

Cómo elegir el mejor colegio en tiempos de coronavirus

Tras la declaración del estado de alarma, se retrasaron los procesos de matriculación de muchas Comunidades Autónomas, que ahora se vuelven a retomar. Te contamos todo lo que debes tener en cuenta para escoger el centro ideal para tu hijo

Cuando el pasado 14 de marzo el Gobierno decretó el estado de alarma, muchos padres españoles estaban todavía decidiendo a qué colegio enviarían a sus hijos el próximo curso. Aunque el proceso de matriculación varía en función de la edad de los alumnos y es diferente en cada Comunidad Autónoma, éste se suele llevar a cabo entre enero y abril.

Pero la irrupción del coronavirus cambió todo, y las circunstancias excepcionales obligaron a retrasarlo. Y ahora que, poco a poco, nos adentramos en esa 'nueva normalidad' que señalan las autoridades, comienza a retomarse el trámite de escolarizaciones.

Lee: ¿Cómo terminará el curso escolar?

El proceso de matriculación

Para averiguar cómo y cuándo será, hay que estar pendientes de las páginas oficiales de las consejerías y departamentos de Educación de cada Comunidad Autónoma, donde se detalla cuándo puede iniciarse el trámite. Por ejemplo, en la Comunidad Foral de Navarra el proceso tuvo que realizarse a principios de febrero, por lo que los navarros no se han visto afectados por la nueva situación.

Por el contrario, en muchas otras regiones como la Comunidad Valenciana, Castilla y León o la Comunidad de Madrid se desconoce cuándo se iniciará exactamente. Pero todo apunta a que será a mediados de este mes. De hecho, en el caso de Cataluña, el proceso de preinscripción escolar para las enseñanzas del primer y segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y ESO empieza este miércoles, 13 de mayo, y se extenderá hasta el día 22 de este mismo mes.

A todo ello se suma la condición de hacerlo vía telemática, evitando acudir de forma presencial a los centros. Según nos explica María Díaz, directora pedagógica de la Escuela Infantil Cabás, en Madrid, "cuando se inicie la fase 2, podrán abrir para temas administrativos y será más sencillo". Además, señala que, por lo general, las escuelas privadas comenzaron su período de matriculación antes que las públicas.

Lee: Recursos online para que los pequeños de la casa no se aburran durante la cuarentena

Criterios para seleccionar el mejor centro

Tal y como nos explica la psicopedagoga Susana Ortego, directora de Brains Nursery School de Madrid, "en situaciones normales, se celebrarían unas jornadas de puertas abiertas en los diferentes centros o la posibilidad de visitarlos de manera individual". Sin embargo, "ahora este mismo criterio se va a ver mermado por la capacidad de concentración de personas en el primer caso, pero en el segundo se podrá seguir en la fase 1, siempre y cuando se mantengan las medidas de seguridad". Así que aquellos progenitores que todavía no tengan claro qué colegio elegir y vivan en un territorio que no ha pasado a la primera fase, se encuentran ante una dificultad añadida.

Por ello, ambas expertas nos han facilitado una serie de criterios para ayudar a los padres en su búsqueda por encontrar la mejor escuela para sus pequeños:

  • Visitar el centro gracias a las videollamadas. Algunos colegios están mostrando sus recintos en videollamadas o sus redes sociales, facilitando así que los progenitores observen sus condiciones.
  • Valorar los protocolos de cada centro educativo. En estos tiempos es muy importante conocer sus medidas preventivas, interesarse por cómo previenen que no haya contagios, y después, cómo se actuaría en caso de que un alumno tenga síntomas o alguien de su entorno cercano.
  • Seguridad e higiene ante todo. En línea de lo anterior, además de los protocolos de actuación, será esencial saber qué medidas de seguridad tomará el colegio. Aunque no se ha aclarado nada todavía desde el Ministerio de Educación, Susana Ortega apunta a que se deberá llevar a cabo un control del equipo del centro de manera diaria, tomando la temperatura y manteniendo protocolos de higiene continua. “También está previsto el uso de geles y felpudos desinfectantes, mascarillas, entrada y salida escalonada, reducción del aforo en ciertas actividades o rutinas, mayor control en los desplazamientos por la escuela, la desinfección periódica de las misma durante y al terminar la jornada, un control más exhaustivo de los niños que accedan al centro en base a su temperatura, personalizar el uso del material escolar etc”.
    No obstante, María Díaz señala que a distancia de seguridad será muy complicada de establecer entre los más pequeños, quienes, además, necesitan el contacto físico para su desarrollo. Por este motivo, insiste, esperan las direcciones del ministerio.
  • Capacidad de reacción de la dirección. Si se está barajando la opción de volver a matricular al pequeño en el mismo centro, será más sencillo valorarlo. En cambio, en caso de que esté interesado en llevarle a un nuevo centro, estaría bien preguntar cuál sería la actuación del colegio si se vuelve a declarar otro estado de alarma.
  • ¿Qué tipo de recursos se ha dado a los alumnos estos días? Éste es un punto muy importante. Averiguar si se ha establecido un servicio online para que continúen sus estudios, actividades que han preparado a los estudiantes… y si han prestado atención a la gestión emocional de esta pandemia.
  • Comunicación online. Si algo hemos aprendido durante la cuarentena es que las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta fundamental de comunicación, y ahora más que nunca, se intentará reforzar el contacto online entre las familias para transmitirles seguridad y cercanía.

Lee: Cómo ayudar a los niños con las tareas del colegio sin perder la paciencia

No cabe duda de que la situación es extraordinaria, pero no por ello hay que dejar atrás ciertos criterios fundamentales en la educación de los niños:

  • Valores del centro. Los valores humanos que se transmitan en el centro eduacativo serán fundamentales en su desarrollo como personas.
  • Idiomas. En la actualidad, el inglés es la segunda lengua más hablada del mundo, pero, además, educar a los niños en más de un idioma supone múltiples beneficios para ellos. Como, por ejmplo, favorecer el desarrollo de la percepción auditiva y de mentes más flexibles y analíticas, incrementar su capacidad para resolver problemas y aumentar su capacidad de ejecución mental, entre otros.
  • Rutinas. En especial, en el caso de los alumnos de Educación Infantil, que necesitan un horario de referencia. Detallan desde la Escuela Infantil Cabás que en esta etapa su sistema nervioso es frágil y suelen excitarse mucho a lo largo del día, por lo que es vital confeccionar un horario que tenga en cuenta sus ritmos biológicos.
  • Cocina propia. Garantizar una correcta alimentación es importante a todas las edades, y también deberán estar preparados para los pequeños con alergias alimentarias.
  • Capacidad de atención individual. Un trato individualizado y una planificación ajustada supone ofrecer respuestas variadas y adecuadas a las diferentes motivaciones, necesidades, intereses, estilo cognitivo y ritmos de cada niño.

Lee: De la guardería al colegio: cómo conseguir que tus hijos se adapten a esta nueva etapa

Más sobre