Hacer vuestro propio jabón, una manualidad muy divertida

Crear un jabón casero puede ser una actividad ideal para entretener a los más pequeños

Entretener a los más pequeños en casa es complicado. Sobre todo, después de estar tantos días en el hogar. Seguro que habéis desempolvado algunos clásicos, como la oca o el parchís, e incluso habéis inventado algún que otro juego propio. Todo vale con tal de matar el aburrimiento. Pero si sentís que se os han agotado todas las ideas (y recursos a vuestro alcance), hoy os proponemos una manualidad muy divertida y original: hacer jabones. Os explicamos tres formas diferentes de elaborar un jabón casero en familia. Así, lavarse las manos, una medida de higiene fundamental en esta época, resultará más sencillo que nunca.

Eso sí, antes de comenzar, debemos avisaros de que es necesaria la supervisión de un adulto para realizar esta actividad.

Lee: Canciones para conseguir que los más pequeños se laven las manos

jabon-gelatinaVER GALERÍA

Jabón de gelatina

Hacer jabones de gelatina es muy fácil. Para ello necesitaremos:

  • Un sobre de gelatina sin color y sin sabor
  • Una cucharada de sal
  • Media taza de jabón líquido o champú
  • ¾ de una taza de agua hirviendo
  • Una gota de colorante
  • Aceite esencial
  • Una taza/ recipiente grande
  • Varios recipientes pequeños

Pasos:

  1. Echar el sobre de gelatina sin color y sin sabor en un envase, y una cucharada de sal. A continuación, verter el agua hirviendo y remover.
  2. Poner champú o el jabón líquido. Una idea es poner un champú con un olor específico.
  3. Verter una gota de colorante del color elegido, aceite esencial y remover.
  4. Después, repartir la mezcla resultante en los recipientes pequeños, y meter en la nevera.
  5. Cuando se haya quedado compacto, a la hora de sacar el jabón, hacerlo suavemente, despegando poco a poco los bordes.

Lee: Manualidades con papel que divertirán a los niños de la casa

jabon-glicerinaVER GALERÍA

Jabón de glicerina

Para hacer un jabón de glicerina se precisan los siguientes ingredientes y utensilios:

  • Glicerina líquida o una pastilla de glicerina
  • Recipiente
  • Moldes de silicona. Pueden comprarse con diferentes formas y así nos quedará un jabón más original
  • Aceite esencial (opcional)
  • Colorante (opcional)

Pasos:

  1. Derretir la glicerina. Si lo que tenéis es una pastilla de glicerina, cortadla en pequeños trozos, colocadlos en el recipiente y metedlos en el microondas hasta que se derrita.
    En caso de que se trate de glicerina líquida, poner un cazo con agua a calentar, y antes de que llegue a hervir, ir vertiendo la glicerina poco a poco. En las instrucciones podréis comprobar cuánta glicerina se necesita por litro de agua.
  2. Remover bien la mezcla, procurando, en la medida de lo posible, que no queden burbujas.
  3. Añadir una gota de colorante del color elegido, y después añadir el aceite esencial para que sea aromático.
  4. Verter la mezcla resultante en los moldes de silicona. Si se les da un poco de aceite previamente, después será más fácil sacarlos.
  5. Dejar reposar unas horas para que se enfríe y se vuelva sólido. Una vez se haya comprobado que esté seco, retirarlo y ya se tendrá el jabón.

Lee: 7 manualidades superfáciles y creativas para hacer con los más pequeños en casa

jabon-aguacateVER GALERÍA

Jabón de aguacate

El aguacate es una de las frutas de moda, que, además, tiene numerosas propiedades beneficiosas para nuestra salud, como su alto contenido en vitamina B o la gran cantidad de nutrientes que hidratan la piel. Por ello, desde la Organización Mundial del Aguacate, han propuesto a las familias elaborar un jabón con este alimento, que también puede servir para lavar el pelo.

Ingredientes y utensilios:

  • 200 gramos de jabón neutro
  • 2 aguacates
  • 8 cucharadas soperas de miel
  • 10 gotas de aceite esencial de hoja de saúco
  • Un rallador
  • Un molde de silicona para verter el jabón
  • Una cuchara de madera

Pasos:

  1. Utilizar el rallador para rallar el jabón neutro. A continuación, verterlo en un cazo y calentarlo hasta que se derrita.
  2. Mientras se espera a que el jabón se derrita, machar dos aguacates hasta conseguir una especie de puré, y después echarlo en el mismo cazo del jabón. Remover hasta lograr una pasta homogénea.
  3. Echar la miel y volver a mezclar hasta que se integre.
  4. Con el cazo a fuego lento, añadir 10 gotas de aceite esencial de hoja de saúco, y de nuevo, remover hasta que todo esté bien mezclado.
  5. Retirar del fuego, verterlo en el molde y dejarlo enfriar. Tardará un día, aproximadamente. Pasadas las 24 horas, cortarlo con forma de rectángulo y… ¡listo! Ya tenéis listo vuestro jabón.

Lee: 'Scented wax', fabrica tu propio ambientador aromático y decorativo

Más sobre

Read more