desconfinamiento-ninos

Desconfinamiento

Los beneficios de que los niños salgan a la calle

Tras cinco semanas en casa, este domingo, los más pequeños podrán salir al exterior

Ansiedad, miedo, incertidumbre… son algunas las emociones que han experimentado los más pequeños durante estas seis semanas de cuarentena. Por ello, y con el objetivo de aliviar su situación, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, adelantaba el pasado sábado el desconfinamiento de los niños. Los menores hasta 14 años podrían salir a la calle, y según confirmaban ayer el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, será a partir de este domingo, 26 de abril. Una medida de la que ayer conocíamos más detalles (como que tendrá una duración máxima de una hora o que no estará permitido el acceso a parques, entre otros), y que ha sido aplaudida tanto por las familias como por los profesionales de Pediatría y Psicología.

Lee: Recomendaciones para salir a la calle con los niños

Una medida con beneficios tanto para niños como adultos

Para los niños, nos explica la psicóloga Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen, "salir al entorno es fundamental para su desarrollo cognitivo y psicomotriz. Al final, los niños necesitan jugar, y muchos niños han tenido que hacerlo en un entorno muy reducido: no es lo mismo jugar con una pelota o un patinete en casa que en el exterior, donde aumenta su capacidad de actividades".

Asimismo, señala los diversos beneficios que supondrá el desconfinamiento en los más pequeños:

  1. Va a contribuir a regular su sueño, tanto por la exposición solar durante las salidas, como por la regulación de ritmos circadianos y la disminución de sus niveles de estrés. "Van a poder descargar la tensión que antes no podían", comenta.
  2. Mejorará su bienestar emocional. "Aunque sea una pequeña salida con los padres, van a tener un pequeño rato de ocio, entendiendo que, aunque la cosa está mejor, todavía hay que seguir siendo responsables. Supondrá un pequeño cambio hacia la normalidad".
  3. Buen comportamiento en el hogar. La psicóloga señala que durante estos días, muchos niños han mantenido actitudes inadecuadas y pataletas, pero gracias a esta medida, descenderán.
  4. El doctor Sergio Arques, psiquiatra de Vithas Castellón, también apunta a que los menores "reactivarán sus cinco sentidos". "Actividades como andar o ir en patinete son muy importantes de cara a su propio equilibro, descargando tensiones, proporcionando mayor control de uno mismo y generando sensación de felicidad".

Y también supondrá una ventaja para los padres. Sobre todo, "un alivio porque van a ser ellos quienes van a salir con sus hijos, y todo esto repercutirá en el bienestar de los pequeños". Sin embargo, Pilar Conde destaca que es posible que algunos adultos muestren temor al contagio, pero es algo muy poco probable si se mantienen las medidas de higiene dictadas por las autoridades.

Lee: Niños y cuarentena, ¿cómo les afecta el confinamiento en casa?

Antes de salir, explicárselo bien

Aunque la forma de explicarlo dependerá de la edad del pequeño, debemos comunicarles que se ha producido este pequeño cambio, y que a partir de este domingo, no van a estar todo el día en casa. Además, "en parte son unos privilegiados porque van a ser los primeros en salir, pero esto también conlleva unas normas a cumplir", detalla la psicóloga. Con estas normas, se refiere a las pautas de higiene y distanciamiento social. En caso de que los pequeños no las cumplan, "podemos acortar la salida, volver antes de tiempo".

Si, en efecto, se produce un comportamiento inadecuado y tomamos estas medidas, Pilar Conde asegura que los niños aprenderán. "De todas formas, estarán acompañados de un adulto capaz de controlar la situación, y los niños son unos grandes cumplidores de normas, capaces de adaptarse a la situación", añade.

Lee: Las pautas de 'Supernanny' para afrontar la cuarentena con niños y adolescentes

El psiquiatra Sergio Ares comenta, además, que a los pequeños "les llamará mucho la atención ver las calles vacías y las medidas de protección de los mayores". Así que tienen que saber lo que se van a encontrar, "el contacto directo con la actual realidad les ayudará a ir acostumbrándose a un mundo que ya no se va a regir por las mismas reglas que antes de la pandemia. Así que aprenderán valores como la empatía, la cooperación y el respeto por el grupo".

En cuanto a la mejor franja horaria para esa pequeña 'aventura' en el exterior, la psicóloga Pilar Conde aconseja que se haga sobre las 11 de la mañana, que sería su hora del recreo, más o menos, o a las 5 de la tarde, después del colegio, "respetando así su horario normal". No obstante, "cada familia tendrá que adaptarlo a su propia disponibilidad porque hay muchos padres que trabajan, y no podrán hacerlo de esta manera".

Lee: ¿Está causando el coronavirus problemas de piel en los niños?

¿Y si tienen miedo a la hora de salir?

Con todo lo que han escuchado estos días sobre el coronavirus, es normal que algunos pequeños tengan miedo a salir a la calle y se nieguen a hacerlo.

"No hay que presionar", aconseja la psicóloga. "Podemos asomarnos con ellos al balcón o la ventana, para que ellos mismos vean cómo otros niños están paseando por la calle y no pasa nada. También lo verán en las noticias".

Por ello, además de explicarles bien en qué consistirá la salida es importante seguir estos consejos:

  • Hacerlo poco a poco, de forma progresiva, tanto en distancia como en duración. “Podemos animar pero nunca forzar”, afirma Pilar Conde.
  • Al llegar a casa, animarles a dibujar y escribir lo que sienten. "Este proceso no acaba en el paseo", detalla la psicóloga y psicoanalista Carolina Álvarez Sicilia. Así que podemos invitar al niño que cuente su historia en un dibujo o un cuento, que puede convertirse "en una puerta de entrada que nos permita acceder a sus temores y preocupaciones".
  • Si una vez pasa el tiempo, se observa que el temor se escapa a lo normal, que las pesadillas o la ansiedad son persistentes, habrá que contactar con un profesional para que determine su diagnóstico.

"El camino hacia el desarrollo psicosocial normal es mucho más largo", advierte el doctor Arques. La normalidad no llegará hasta que puedan hacer deporte, excursiones o juegos en grupo: "la interacción con otros niños y compañeros de colegio aún no se va a dar, y es aquí donde le niño aprende a relacionarse, a conversar, a resolver conflictos, a regular sus emociones, a crear vínculos, y a conocer las reglas del funcionamiento de la sociedad".

Lee: Cuentos infantiles para ayudar a gestionar el miedo en los niños

Más sobre