ninos-idp

Coronavirus

Los niños con inmunodeficiencias primarias, entre los más vulnerables

Las defensas de estos pequeños no funcionan de forma adecuada frente a las infecciones, y por ello deben tener especial cuidado frente a la Covid-19

Todos debemos protegernos frente al coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad Covid-19. Pero, en algunos casos, es de vital importancia que se extremen, todavía más si cabe, las precauciones. Tal y como han querido recordar desde la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), los pequeños con inmunodeficiencias primarias (IDP) suponen otro grupo de riesgo ante el coronavirus.

En el marco de la Semana Mundial de las Inmunodeficiencias Primarias, que se celebra desde hoy hasta el próximo 1 de julio -que dura, de manera extraordinaria, 10 semanas, en un guiño al 10º aniversario de su conmemoración-, la sociedad advierte que es fundamental que los niños que tengan déficits inmunitarios sigan de forma estricta las recomendaciones de los sanitarios.

Y para analizar la situación actual en las consultas de alergia pediátrica y conocer con detalle qué medidas se deberán aplicar, SEICAP ha organizado, con la colaboración de Inmunotek, el webinar 'Atención del paciente en la consulta de alergia pediátrica en el momento actual', que podrá seguirse este jueves a las 18:30 horas a través de la página web seicap.es.

Lee: ¿Cómo deben actuar las familias frente al coronavirus?

¿Qué son las inmunodeficiencias primarias?

"Las inmunodeficiencias o déficits inmunitarios son una serie de enfermedades en las que hay un funcionamiento inadecuado de las defensas del cuerpo frente a las infecciones", señala la SEICAP. "Las hay más y menos graves, y hay muchísimos tipos, más de 300", nos explica Pilar Llobet, jefa del servicio de Pediatría del Hospital de Granollers y coordinadora del Grupo de Trabajo de Inmunología de dicha Sociedad. "Las más comunes son las de defectos predominantemente de anticuerpos (inmunodeficiencias humorales)", especifica.

La doctora comenta que las personas que padecen este defecto congénito de las defensas son más propensas a tener infecciones o de mayor gravedad, y les cuesta más curarse. "Normalmente, suele diagnosticarse cuando el niño es pequeño, ya que al ser congénito, se manifiesta al poco de nacer. Sin embargo, también es posible que algún adulto haya pasado desapercibido", añade.

Lee: Coronavirus: los otros síntomas de la Covid-19

¿Por qué son un grupo de riesgo frente a la Covid-19?

El sistema inmunitario es el sistema de defensa que tiene nuestro cuerpo contra organismos infecciosos y otros agentes invasores. Y en el caso de los niños con inmunodeficiencias primarias, estas defensas no funcionan de forma adecuada frente a las infecciones, provocando que cualquier infección sea más grave y que resulten más vulnerables al ataque de agentes infecciosos, como el coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad Covid-19.

Aunque la doctora Llobet advierte que, por el momento, existen pocos casos graves, sí que incide en que las familias deben estar alerta, e ir más allá de las recomendaciones habituales. Y alerta de que "la terapia de reemplazo de inmunoglobulina, un tratamiento habitual en muchos niños con inmunodeficiencias primarias, y que se usa para proteger contra las infecciones, no garantiza la inmunidad contra el coronavirus".

Lee: Coronavirus: ¿Cómo afecta al corazón la Covid-19?

Recomendaciones para niños con inmunodeficiencias primarias

Pilar Llobet apunta que los consejos para estos pequeños son, en esencia, los mismos que para la población en general, pero con unas particularidades:

  • Deben evitar el contacto social y con personas enfermas, que tengan infecciones respiratorias agudas y/o fiebre y tos.
  • Mantener una distancia mínima de 1 metro con otras personas.
  • Lavado de manos. Al igual que los otros pequeños (y adultos), tienen que lavarse las manos de forma frecuente. Si usan un desinfectante para manos a base de alcohol, deberán hacerlo durante 10 segundos, y si se decantan por agua y jabón, unos 20 segundos. También se recomienda hacerlo después de toser o estornudar, así como secarse las manos con un pañuelo de papel de un solo uso.
  • Usar mascarilla protectora (la FFP2 o, en su defecto, quirúrgicas) si tienen que ir al hospital o a un centro sanitario.
  • Limpiar con frecuencia los objetos que hayan usado otras personas.
  • Procurar no compartir vasos, platos y otros utensilios que puedan estar contaminados con saliva.
  • Su confinamiento ha de ser estricto. No ir a lugares concurridos y no salir de casa si no es estrictamente necesario. De hecho, la doctora señala que los niños con inmunodeficiencias primarias dejaron de ir al colegio antes que el resto de alumnos.
  • Ante cualquier duda, ponerse en contacto telefónico con su especialista o a su médico de cabecera para poder poner tratamiento. Y si tiene fiebre y tos o dificultad para respirar, y ha estado en contacto con un caso confirmado de infección por coronavirus, llamar al 061 (el 112 se ha reservado para emergencias).

Lee: ¿Puede afectar el coronarivus a mis hijos?

Lo más importante: continuar con su tratamiento

La médico resalta que las familias deben tener claro que su tratamiento no se puede parar. "La mayoría de los centros estamos llamando a las familias para asegurarnos de que los niños están bien, y citarles a una hora muy concreta para que no se encuentren una sala llena. Una vez llegan, les explicamos muy bien a qué zona tienen que ir, en circuitos limpios, minimizando, así, el riesgo de contagio. Vienen acompañados de un familiar y los tenemos muy aislados del resto", concreta.

"En algunos casos, se pueden poner el tratamiento en casa, pero aun así, tienen que ir a buscarlo al hospital", añade.

Por último, la doctora Llobet habla de las repercusiones a nivel emocional de los niños con inmunodeficiencias primarias: "suelen estar más enfermos que la mayoría, necesitan ir con frecuencia al hospital… y esto les afecta tanto a ellos como sus familias". Y, además, lanza un mensaje en esta Semana Mundial de las Inmunodeficiencias Primarias: "no son enfermedades tan raras. En conjunto, las sufren muchas personas, así que es importante tenerlas en cuenta".

Lee: Cómo ayudar a los más pequeños a gestionar sus emociones

Más sobre

Read more