verdeliss-juegos

Actividades para los niños

El divertido juego de Verdeliss para trabajar la lectoescritura con los más pequeños

La 'youtuber' ha mostrado una actividad de lo más amena para que los niños continúen desarrollando su capacidad de leer y escribir. Te explicamos en qué consiste

Verdeliss compartió la semana pasada en sus redes sociales un peculiar juego para trabajar la lectoescritura con los más pequeños. Se trataba de un tablero que, según explicó, ellos mismos habían hecho en casa, y en el que habían dibujado las vocales, unas frutas, unas prendas de vestir y unos juguetes. Después, cogieron unas pinzas, y escribieron en ellas las vocales en mayúscula, así como el nombre de las frutas y juguetes que habían plasmado sobre el tablero.

La actividad consistía en emparejar cada vocal minúscula con su mayúscula, y los nombres de cada objeto con su dibujo correspondiente. La youtuber no dudó en animar a sus millones de seguidores a hacer con sus hijos, una actividad que recomiendan los expertos en lenguaje.

Lee: 7 actividades fáciles para que los niños se diviertan en casa

La logopeda Beatriz P. Álvarez Blasco nos confirma que, en efecto, es un buen juego que podemos hacer con los niños. De este modo, "ayudamos a favorecer la representación mental de los sonidos del lenguaje (la conciencia fonológica). Es decir, que estimularemos la habilidad que permite reconocer e identificar los sonidos del lenguaje hablado para su posterior emparejamiento con su símbolo escrito, la letra".

Lee: Cómo conseguir que estudiar en casa sea más divertido para los niños

¿Qué se entiende por lectoescritura?

Cuando hablamos de lectoescritura, nos referimos al "período en que los niños inician el proceso de lectura y escritura. El primer contacto con este proceso ronda entre los 3 y los 6 años en las escuelas de nuestro país".

Aunque no existe evidencia científica suficiente que pruebe si hay una edad más favorable que otra para aprender a leer, la logopeda detalla que "algunos niños no están preparados para desarrollar el aprendizaje de la lectoescritura antes de los 7 años". Por ello, "sería recomendable trabajar desde 0 a 7 años las habilidades necesarias para poder desarrollar estos aprendizajes de forma satisfactoria, y posteriormente, establecer el aprendizaje de la lectoescritura".

Si el pequeño presenta o no dificultades en este aspecto, lo determinarán los profesionales del centro educativo, que se encargarían de orientar a los padres en cada caso. 

Lee: Trucos para conseguir que los niños mejoren su comprensión lectora

Otros juegos para trabajar estos días

No cabe duda de que el lenguaje es una de las herramientas más importantes del ser humano, y en la infancia, se presenta como un instrumento esencial para que los niños puedan conocer el mundo que les rodea y establecer sus primeras relaciones afectivas.

Pero tal y como recuerda Beatriz P. Álvarez Blasco, "para que se dé un aprendizaje significativo, los niños deben emocionarse, sorprenderse, divertirse". Tanto es así que la  neuroeducación "aconseja priorizar el juego, la actividad física, la experimentación y la creatividad antes de los 7 años".

Por ello, además de este juego, para continuar su aprendizaje, Beatriz P. Álvarez Blasco nos recomienda las siguientes actividades:

  • Antes de trabajar con el lápiz o el papel, aconseja comenzar a dibujar con el dedo o incluso la mano: pintura de dedos, arena y plastilina con la que simular la escritura de letras en el cuerpo de otra persona y reconocerlas.
  • Dibujar, pintar, colorear, recortar, hacer laberintos o unir puntos. "Para aprender a escribir, no sólo hay que practicar la escritura en sí misma. Actividades como éstas nos ayudarán a que el niño desarrolle las habilidades de motricidad fina", explica la logopeda.
  • Inventar diferentes formas y recorridos a través de pequeñas piedras, garbanzos, lentejas… El adulto lo podrá dibujar en un papel, y el niño intentará copiarlo con el material que tenga, o directamente ponerlo encima del dibujo. Así trabajarán trazos verticales, horizontales, oblicuos, circulares y en zig-zag.
  • Con niños un poco más mayores, puede hacerse algo tan divertido como encontrar objetos que empiecen por cada una de las letras del abecedario. "Es fantástico para que los niños vayan asociando grafía con fonema", señala.

Todo ello, teniendo siempre en cuenta que siempre debe resultar un juego motivador, donde el niño no se sienta presionado. "Cada niño tiene su propio ritmo y nivel de maduración, así que debemos respetar los tiempos y el interés hacia el juego que proponemos", concluye.

Lee: 7 manualidades superfáciles y creativas para hacer con los más pequeños en casa

Más sobre

Read more