El consejo de Pilar Rubio que no debes perder de vista durante el embarazo

Controlar el peso es uno de los cuidados más importantes que hay que tener en cuenta en la gestación

Estar embarazada es una de las etapas más bonitas en la vida de una mujer, pero este estado de felicidad lleva consigo unos cuidados que no se pueden obviar. Y uno de ellos es el del control de peso que el especialista supervisará en cada una de las visitas, y que además hay que vigilar en casa si las citas están espaciadas en el tiempo."Comer por dos" es una frase utilizada hace tiempo cuando se estaba esperando un bebé, y que ha quedado obsoleta debido al cambio de hábitos y al ritmo de vida que rige hoy en día. Si mantener un peso saludable es lo ideal para disponer de salud, durante la gestación es algo prioritario. No hay que obsesionarse, pero sí seguir las recomendaciones del ginecólogo y la matrona que estén haciendo el seguimiento del embarazo. Durante el confinamiento hay que tener especial atención al aumento de peso. El aislamiento nos afecta y la ansiedad provocada por el estrés de lo que está ocurriendo influye en el hambre emocional. Pilar Rubio es una de las futuras mamás que está viviendo la crisis del coronavirus embarazada de su cuarto hijo. Gracias a sus redes sociales, la presentadora se ha convertido en un ejemplo a seguir por otras mamás que siguen cada uno de sus consejos. Precisamente el último ha sido sobre el aumento de peso y de centímetros, ahora que se encuentra en la semana 24 de gestación.

Leer: Pilar Rubio cuenta las 'nuevas sensaciones' de su embarazo

Saber cuánto se debe aumentar de peso es vital para evitar complicaciones no solo durante el embarazo, sino también en el parto y en el postparto. Diabetes, preeclampsia (presión arterial alta) y dar a luz por cesárea son algunas de las complicaciones del embarazo que están asociadas a un peso inadecuado. Pero además, un problema de peso en la gestante puede influir de manera negativa en el bebé. Por eso hay que tener unos hábitos de vida saludable que incluyan una dieta adecuada y la práctica de ejercicio, siempre siguiendo las pautas que marque el experto, ya que no es el momento de hacer una restricción alimentaria.

Todo depende del peso inicial

No hay una regla establecida sobre cuántos kilos hay que aumentar en cada mes de embarazo. Todo depende del peso que la madre tenga al inicio de la gestación.

  • Una mujer que se encontraba en un peso normal (IMC de 20 a 26), podrá aumentar entre 10 y 15 kilos, subiendo aproximadamente 2 kilos por semana durante el primer trimestre. A partir del cuarto mes el promedio establece que tendrá que engordar medio kilo por semana.
  • Si por el contrario la futura mamá estaba baja de peso (IMC menor de 20) en el momento de la concepción, se espera que suba entre 12 y 18 kilos durante los nueve meses.
  • Si la mujer sufría un exceso de peso (IMC de 26 a 29) la ganancia está comprendida entre 7 y 10 kilos, mientras que si era obesa (IMC mayor de 29), se espera que no aumente más de 7 kilos en total.

Control pesoVER GALERÍA

Cómo cuidarse en el embarazo

Alimentación, hidratación y ejercicio son los pilares a tener en cuenta durante el embarazo.

Beber mucha agua: es la mejor bebida ya que no tiene calorías. Si te cuesta ingerir los dos litros de agua recomendados, siempre puedes ponerte unas rodajitas de limón o alguna otra fruta que te ayude a mantener la hidratación.

Ejercicio: moderado y diario. Es la manera de quemar calorías y de estar activa. Caminar y nadar, son dos de las actividades más recomendadas por los expertos, en las que también se incluye el pilates.

Comer 6 veces al día: hay que comer poco, a menudo, masticando mucho y lentamente. Es importante no saltarse ninguna de ellas. Desayuno, snack de media mañana, almuerzo, merienda, cena y un ligero tentempié antes de dormir son las veces que debe de comer una embarazada. Verdura, fruta y grasas saludables son los alimentos básicos en una buena lista de la compra para una futura mamá.

Más sobre

Read more