Consejos para convertirte en un ‘profe’ paciente y atento con tus hijos

Hacer la tarea juntos es una buena manera de fortalecer vuestro vínculo.

Si los deberes deben hacerse con o sin ayuda es un debate que lleva muchos años y que probablemente no logre nunca resolverse. Esta tarea que a diario recibe tu hijo de manera digital, probablemente, no entre en ese debate porque es algo inusual y que encuentra a los pequeños sin haber tenido una clase previa. Es una modalidad de estudio distinta a lo que estamos acostumbrados y el primero en verse afectado por ese cambio es tu hijo. Por eso, aunque tengas la tentación de aprovechar ese momento para trabajar o dedicarlo a tus cosas, es importante que al menos los puntos principales sí los trabajes con tus hijos.

Si asumes esta etapa con optimismo puedes descubrir facetas que desconocías de tu hijo, reforzar el vínculo y conectar con él (especialmente si atraviesa la adolescencia) de una manera distinta. Lo primero que tienes que asumir es que no eres su profesora, por ende, no tienes los mismos conocimientos que ella pero harás todo lo que esté en tus manos para ayudarlo a encontrar las respuestas. No se trata de una competencia o de poner a prueba tus conocimientos, sino de resolver las dudas que pueda tener el niño de una manera honesta, conociendo tus propias limitaciones. 

Leer más: Las pautas de 'Supernanny' para afrontar la cuarentena con niños y adolescentes

Aprende a detectar qué es lo que más le cuesta a tu hijo

Cuando los niños son pequeños suelen sentirse más vulnerables ante el fracaso. Acompañarlo mientras realiza la tarea es una buena manera de detectar cuales son las limitaciones que él mismo se pone. ¿Se bloquea ante lo desconocido?,  ¿Tiene poca tolerancia a la frustración? Aunque no lo parezca es un momento que permite reconocer actitudes de tu hijo que, probablemente, no conocieras. Puedes aprovechar la cuarentena para fomentar su autoestima y reforzarle sus capacidades. 

Consejos para convertirte en un ‘profe’ paciente y atento con tus hijos VER GALERÍA

Lo peor que puedes hacer es dejar de estimularlo y generarle sensación de confianza en si mismo. Más allá de la tarea de matemáticas o lengua, descubre qué actitud tiene el niño con el estudio, con qué ganas lo aborda y que predisposición tiene para con este.

Leer más: Por qué jugar es tan importante para los niños

Los profesores más queridos son los que aman lo que hacen

No es cuestión de que te conviertas en el profesor de La sociedad de los poetas muertos, solo que hagas un poco de memoria y recuerdes cuál era tu profesor favorito. A quien te gustaba ver pasar por la puerta y esperabas ansiosas sus clases. Los mejores profesores no son los que más saben sino los que mejor  transmiten sus conocimientos y el amor que sienten por su materia. 

Seas más de letras o de ciencias, habrá un área en la que te sientas a gusto, que te apasione y quieras transmitirle a tu hijo todo eso que sabes. Cuéntale qué profesor te gustaba, que materia era tu preferida y que asignaturas te costaban más. La empatía es una de las mejores herramientas para vencer los miedos y las dificultades. 

Sé creativa y original

Llevamos muchas semanas encerrados, nos sentimos menos animados y más irascibles, pero no debemos bajar la guardia. La creatividad es la mejor herramienta que tienes para estimular a tu hijo con nuevos conocimientos. Si lo piensas detenidamente, aquello que más te interesa te resulta original, diferente, es lo que no te aburre y te absorbe sin que te des cuenta del tiempo que pasas inmersa en esa actividad. 

Prepara una zona de estudio y trabajo que sea amena y agradable, donde tengáis espacio y, en la medida de lo posible, luz natural. Recurre a las nuevas tecnologías para motivar a tus hijos y también para resolver dudas. Puedes poner música si la tarea no requiere de mucha concentración.

Busca en Internet algunas técnicas de estudio para implementar a la rutina, como análisis comprensivo o subrayado de texto. Recuerda que la atención máxima de un niño es de 40 minutos, haz pausas y descansos cortos para que la tarea no resulte muy pesada. 

Leer más: Razas de perros que pueden ser un problema si hay niños en casa

Más sobre