problemas-sueno-ninos

Sueño

Qué hacer si mi hijo no duerme

Durante la cuarentena, a muchos niños les puede resultar difícil conciliar el sueño. El doctor Estivill, director de la Clínica del Sueño Estivill, nos da las claves para lograr que vuelvan a dormir sin problemas de nuevo

Está claro que el coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad Covid-19, ha trastocado nuestros hábitos y rutinas, provocando, en muchos casos, insomnio y otros problemas de sueño. Pero los adultos no son los únicos afectados por esta situación. Los pequeños también sufren, y además de un torbellino de emociones, como la irritabilidad y el miedo, pueden encontrar ciertas dificultades a la hora de conciliar el sueño esta cuarentena.

El doctor Eduard Estivill, director de la Clínica del Sueño Estivill, nos ha confirmado que, en efecto, estos días se ha incrementado el "mal dormir". Lo que apunta como "un síntoma" de toda la ansiedad y tensión acumulada durante estos días.

Lee: Cómo ayudar a los más pequeños a gestionar sus emociones

Un problema que afecta tanto a mayores como a pequeños

Según señala el doctor, toda esta ansiedad y tensión se produce por dos razones:

  • Incertidumbre. No sabemos lo que va a pasar. Los seres humanos necesitamos rutinas, y esto es todavía más importante en los niños.
  • Convivencia. “Nunca un grupo humano ha estado viviendo confinado tanto tiempo”, asegura el doctor Estivill. “Incluso las mejores parejas y familias van a vivir situaciones con un poco más de tensión. Al fin y al cabo, somos humanos”.

Los niños, por tanto, perciben esta intranquilidad. Sobre todo, a partir de los 4-5 años, cuando ven que algo raro ocurre a su alrededor y algo ha cambiado. A medida que pasan los días, se hace más evidente, “y ya han visto que esto no son unas vacaciones. Están en casa, no disfrutando de la playa o la montaña”.

Eduard Estivill detalla que los casos más habituales son pesadillas y dificultad para conciliar el sueño. “Cuando hablamos con los papás, la causa es al misma, y se suele solucionar de manera fácil: explicándoles de forma sencilla qué es lo que sucede”.

Lee: Coronavirus: cómo explicar a los niños esta nueva situación

¿Qué puedes hacer si le cuesta dormir?

El doctor nos da los siguientes consejos:

  • Organización y rutinas. Tenemos que tratar de mantener sus rutinas. Es decir, si el niño se despertaba a las 8 de la mañana para ir a la guardería, seguir haciéndolo.
  • Planificación. Es esencial que establezcamos un horario de tareas. Una hora para desayunar, asearse, hacer deberes… De lo contrario, el pequeño no es capaz de entender este cambio drástico en su vida, y puede perjudicar no sólo su sueño, sino su comportamiento.
  • Pantallas antes del almuerzo y de la cena. No podemos posicionarnos en los extremos. El niño no puede ni estar todo el día frente al móvil o la tablet, pero tampoco impedirle usarlos. Es importante que después de la cena no utilicen pantallas… y todos los dispositivos que puedan dar luz porque impiden la formación correcta de melatonina, la sustancia que fabrica nuestro cerebro y que nos hace dormir.
  • Lo que el doctor califica de ‘dieta informativa’. No pueden estar todo el día recibiendo noticias. La información se la tienen que dar los padres, y si los niños son mayores como para entenderlo, los papás deben acompañarles mientras ven el informativo, por ejemplo. Los pequeños tienden a la fantasía, y pueden malinterpretar la información que les llega.
  • Procurar no angustiarles con los comentarios que haceos en casa. Por ejemplo, muchos no entienden por qué a las 8 sus papás salen al balcón a aplaudir. Si se lo explicamos, lo entenderán.
  • Ejercicio físico. Es preferible a primera hora de la mañana o antes de las 6 de la tarde.
  • ¿Siesta sí o no? La siesta es recomendable para los niños de 3-4 años, y tiene que mantenerse como se hacía antes. Los padres también pueden aprovechar este ratito, y si los pequeños duermen 1 hora- 1 hora y media, ellos dormir unos 20 minutos aproximadamente.
  • Si tienen problemas para empezar a dormir, podemos usar gotas de melatonina. Debe ser el pediatra quien lo prescriba, así que hay que consultarlo con él o con el farmacéutico. Aunque siempre es mejor con el pediatra, asegura el doctor Estivill.

Lee: Consejos prácticos para prevenir el insomnio infantil

No confundir pesadillas y terrores nocturnos

Eduard Estivill apunta a que esta temporada se suelen dar muchas pesadillas, pero subraya que no se pueden confundir con los terrores nocturnos.

  • Terror nocturno es un episodio de despertar brusco. Es decir, el niño está durmiendo, de golpe se despierta, grita mucho, está sudoroso, tembloroso… no contacta con la persona que le atiende. Se produce en la primera mitad de la noche. El niño está dormido, pero desde fuera parece que está enloquecido, y no contacta con el adulto.
  • En cambio, las pesadillas se producen en la segunda mitad de la noche. El niño, cuando se despierta, está soñando en situaciones de estrés o ansiedad. Sabemos que se trata de una pesadilla porque el niño contacta.

“Si ajustamos las rutinas”, comenta el doctor Estivill, “veremos que vuelven a dormir bien, sin ningún problema”.

El médico ha puesto un número de teléfono gratuito para atender, por mensaje de voz, a todas aquellas personas afectadas por el coronavirus, así como sus familiares, y los profesionales sanitarios que estos días están teniendo problemas de sueño: 680 50 69 57

Lee: 'Mi hijo se niega a dormir, ¿qué le ocurre?

Más sobre

Read more