Lactancia

¿Puedo amamantar a mi bebé si soy vegana?

Como en cualquier cambio de hábito el cuerpo necesita acostumbrarse. No será lo mismo amamantar a tu bebé si llevas muchos años con esta alimentación o es algo nuevo en tu vida.

Pese a que solemos hablar de los distintos modelos de alimentación, con el veganismo existen muchas dudas y ciertas lagunas. En ocasiones, es un tema que produce risas o bromas por creer que una madre vegana amamantando a su bebé, traiciona su filosofía. ¿No es acaso leche que sale de un animal? Irene García Navarro, es experta en alimentación vegana y ecológica, asegura que “el veganismo lo que no hace es alimentarse de otros animales, el vegano está dando a su bebé su propia leche, no la de otro animal.”

Muchas veces el desconocimiento que existe  del veganismo hace que la madre vegana y el bebé sufran una mirada crítica y sean juzgados sin mucha razón porque aún hace falta una base científica que demuestre contraindicaciones, si es que las tiene. En principio puedes darle el pecho a tu hijo tanto si eres vegana como vegetariana, siempre que estés informada y tu alimentación no carezca de nutrientes, hierro y vitaminas. 

Leer más: Qué debes tener en cuenta si la gestación tiene lugar durante el invierno

“Como cualquier dieta, tu cuerpo nota el cambio y necesita un tiempo de adaptación. Recomendaría que, al menos, la madre lleve un año siendo vegana si quiere amamantar, para evitar falta de nutrientes  y saber qué es lo que el cuerpo está pidiendo. Cuanto más lleve la mujer alimentándose de esta manera, mejor sabrá distinguir sus necesidades nutricionales”, asegura Irene García.

¿Puedo amamantar si soy vegana?VER GALERÍA

También su cuerpo estará más acostumbrado. “En principio puede haber un faltante de vitamina B12, por el hecho de  no consumir carne, huevos y pescado. En la actualidad existen unas falsas B12 que se pueden encontrar en algunos alimentos fermentados, por ejemplo. Muchos especialistas recomiendan acceder a la vitamina B12 a través de suplementos que no afectan en absoluto a la lactancia”.

Leer más: Consejos para afrontar las primeras semanas después del parto

Llevar una alimentación variada

Como en cualquier alimentación, la variedad es importante. Las personas que han amamantado a sus hijos siendo ellas veganas o están a favor de esta alimentación y la lactancia materna,  sostienen que, en ocasiones, la alimentación vegana proporciona más nutrientes que la alimentación convencional. “Cuando estás embarazada la cocción de las carnes debe ser muy alta, por lo que los nutrientes que se ingieren son menores, y en esto la alimentación vegana es mejor. Porque las verduras y hortalizas se cocinan menos tiempo, por ende, conservan más propiedades. Es importante que a la mujer no le falten vitaminas, hierro, calcio y nutrientes. Las almendras proporcionan mucho calcio”. 

Irene lleva un año dándole el pecho a su hijo, es vegana desde hace más de 10 años. El pequeño no ha tenido ningún déficit de vitamina, calcio y  nutrientes y en las contadas ocasiones que ha tenido tos o fiebre, fue producto del contagio habitual entre niños en la guardería. “En la actualidad se cree que no hay diferencia entre la calidad de la leche materna de mujeres veganas a la de mujeres que se alimentan de manera tradicional. Los estudios realizados, todavía son escasos. La dieta vegana es muy criticada, pero es sana y no deja carencias nutricionales ni en el bebé, ni en la mujer. Lo que sí se aconseja en las dietas veganas, especialmente si la mujer está embarazada, es no abusar de la soja. Porque da muchas alergias, sobretodo a los niños. Tampoco es bueno abusar del gluten por lo mismo motivo. 

Si una mujer quiere comenzar el veganismo durante el período de la lactancia es importante hacerlo muy lentamente, para que el cuerpo vaya cogiendo reservas. Puede ser una dieta en la que una vez a la semana se coma carne, pescado y huevo. Este proceso podría realizarse durante los primeros tres meses de lactancia y cada 30 días ir retirando uno de esos alimentos de la dieta. 

Leer más: Mantente activa durante el embarazo con estos simples consejos

Más sobre

Read more