Consejos para afrontar las primeras semanas después del parto

Consejos para afrontar las primeras semanas después del parto

Después del alumbramiento comienza la etapa del puerperio en la que la madre debe recuperarse del esfuerzo y su cuerpo vuelve al estado previo a la gestación

La mujer experimenta muchos cambios durante la gestación. Alberga una nueva vida, que va creciendo dentro del vientre, a la que debe cuidar y alimentar, y que modifica por completo su cuerpo. Cambia el centro de gravedad, la disposición de los órganos, sus hormonas… una fase que se alarga nueve meses y que acaba en el alumbramiento. Sin embargo, este momento no hace sino poner en marcha una nueva etapa, en la que se debe restablecer el orden previo al embarazo. A esto se le llama puerperio, comprende de 6 a 8 semanas y es una fase de especial agotamiento pues la mujer tiene que recuperarse de todo el esfuerzo que ha tenido.

A los cambios físicos se une que debe estar al cuidado de un bebé, instaurar la lactancia y, en el caso de madres primerizas, además, el miedo a lo desconocido. Volver a casa no es sencillo. Sobre ello hemos hablado con Mª Jesús Domínguez Simón, Presidenta de la FAME, Federación de Asociaciones de Matronas de España, quien nos ha detallado algunas recomendaciones para que la nueva realidad vaya lo mejor posible durante estas primeras semanas.

Anticípate y organiza

"Es fundamental que durante el embarazo se prepare y organice cómo va a ser la vuelta a casa", recomienda. Gestionar las visitas, las comidas, el cuidado de los otros hijos si los hubiera… Es una fase especialmente sensible para la mamá y debe estar todo calculado para favorecer su bienestar. No recibir a personas en casa por compromiso si no le va a aportar algo positivo, anticipar todo para no estar 'atropellados'. Además, dejarse cuidar y aceptar el apoyo de la pareja, la familia o los amigos. Entender cuáles son los cambios que se van a producir y adelantarse a ello es muy importante".

Única tarea: recuperarte

La madre debe entender que su única misión durante el postparto es recuperarse. Además, durante estas semanas se tiene que instaurar la lactancia. "Aproximadamente tarda tres semanas, donde es muy importante que esté tranquila y que su única preocupación sea dar el pecho a su bebé; no querer ser una supermujer que esté al mismo nivel que antes de dar a luz. Poco a poco las cosas irán volviendo a la normalidad, y con una lactancia instaurada, no será un agotamiento sino todo lo contrario", comenta la experta. Las clases de educación maternal con la matrona y el apoyo de esta durante el puerperio le van a ayudar a que estas semanas sean más llevaderas. Hay que ser paciente.

Alimentación durante la lactancia

La Presidenta de la FAME asegura que "no hay que hacer ninguna dieta especial durante la lactancia. Se trata de mantener una dieta sana y equilibrada sin evitar ningún alimento". Lo que sí se debe tener en cuenta es aumentar 500 calorías/día la ingesta de energía y no olvidar beber 2 litros de agua diariamente.

Más sobre