Si tienes dolor en la pelvis durante el embarazo puede tratarse de sínfisis púbica

El dolor que se origina en la pelvis, sobre todo en el último trimestre de embarazo, puede ser muy agudo y molesto.

Cuando entramos en el último trimestre de embarazo parece que las principales molestias, como las náuseas o el cansancio, han desaparecido. Es el momento de sentirnos llenas de energía y vitalidad para afrontar la recta final de la gestación y prepararnos para la llegada del bebé.

Pero un embarazo nunca deja de dar sorpresas, y es posible que en estas últimas semanas comiences a sentir un dolor punzante en el pubis que puede llegar a ser bastante intenso. Este dolor, cuando se hace recurrente, suele asociarse a la llamada “sínfisis púbica”. La sínfisis es la articulación que une todos los huesos de la pelvis, y que puede ensancharse durante el embarazo, separando los huesos entre sí.

Leer: Cuida tu pecho tras el parto y evita complicaciones

Qué causa la sínfisis púbica

Una de las causas de que se produzca este dolor podemos encontrarla en los cambios hormonales. Durante el embarazo aumenta la producción de una hormona, llamada relaxina, que ayuda a los ligamentos a estar laxos. Esta laxitud es necesaria para que se produzca el progresivo ensanchamiento de las caderas durante el embarazo, con el objetivo de permitir el crecimiento del feto y facilitar su salida en el momento del parto.

Evidentemente, que esto ocurra es bueno y necesario, pero en ocasiones puede producirse un estiramiento excesivo de las articulaciones, como en el caso de la sínfisis. Es entonces cuando la distensión púbica es la causante de tan molestos dolores, que pueden extenderse hacia la parte baja de la de la espalda, las ingles, e incluso hasta la parte superior del muslo.

Si tienes dolor en la pelvis durante el embarazo puede tratarse de sínfisis púbica VER GALERÍA

La otra causa se considera “mecánica”, y se trata de un problema de peso añadido a la distensión causada por la relaxina. El aumento del tamaño y del peso del bebé, junto a los cambios de postura que realizamos a medida que avanza el embarazo, pueden producir una sobrecarga en la zona pélvica a la que esta no está acostumbrada. La espalda, el abdomen y el suelo pélvico se resienten y es posible que te cueste hasta moverte a causa de las molestias.

Leer: Así cambian tus rutinas de belleza durante el embarazo

Cómo puedes aliviar el dolor pélvico

A pesar de que sea frecuente sentir dolor en la zona pélvica durante el embarazo, consulta siempre con tu médico cualquier molestia, para que te ayude a identificarla y a descartar cualquier otro tipo de complicación.

Mientras, puedes intentar controlar los dolores de la sínfisis púbica cuidando tu postura corporal: siempre que estés de pie, procura mantenerte lo más erguida posible, al igual que cuando te sientes, que lo recomendable es que tu espalda esté derecha y las piernas alineadas a la altura de las caderas. Evita coger peso y procura realizar los movimientos más aparatosos, como vestirte, estando sentada. Del mismo modo, evita cruzar las piernas cuando te sientes y no emplees más de 15-20 minutos seguidos en actividades que te mantengan de pie y quieta de manera prolongada.

Pero todas estas precauciones no implican que te quedes todo el día en el sofá, ya que no te va a ayudar a calmar el dolor, y es necesario para ti y para el bebé que realices algún tipo de actividad física. La natación y el pilates para embarazadas puede serte de gran ayuda.

Si el dolor es demasiado intenso, pero el médico considera que todo está en orden, la ayuda de un fisioterapeuta especializado puede que sea lo que necesitas para aliviar las molestias en esta recta final del embarazo.

Leer: Las pesadillas durante el embarazo son más habituales de lo que crees

Más sobre

Read more