'Tips' para colorear mandalas en el ambiente perfecto

Como requieren de gran concentración, los mandalas son una gran herramienta para relajarse y dejar que la mente se evada. Tus hijos, además, disfrutarán pintando y sacando la creatividad que llevan dentro.

Cuando tienes mucho estrés por el trabajo o por problemas de diferentes tipos, una gran solución es buscar alguna herramienta para relajarte y así poder sentirte mejorA veces se nos puede complicar esta tarea porque no encontramos el momento ni el lugar para dedicarnos un solo segundo a nosotros mismos y esto nos pasa factura, haciendo que, por ejemplo, durmamos poco. Pero si necesitas algunas ideas para poder darle solución a este problema y calmar tu ritmo de vida, una propuesta es la terapia a través de los mandalas.

Estos dibujos de origen hindú ya se utilizaban hace muchos años para la meditación porque están muy vinculados al yo interior y a buscar la conexión desde él con el mundo exterior para encontrar el equilibrio.

Los mandalas se utilizan hoy en día para muchas otras áreas como la decoración, la moda o para entretenerse coloreándolos y, a la vez que se divierte uno con ellos, se concentra tanto en el proceso que se olvida de los problemas a su alrededor. Por esto son utilizados en terapias con mayores, personas con algunas dificultades y también y, especialmente, con niños, porque son unas herramientas que les permiten:

-Expresar su creatividad al dejar que ellos mismos decidan cómo colorearlos.

-Comunicarse, porque en función de cómo se sientan, los dibujarán de forma diferente.

-Desarrollar su motricidad fina, ya que tienen que coordinar muy bien su cerebro con su mano y rellenar las formas con mucha precisión.

-Aprenden nuevos conceptos y agudizan su memoria.

-Favorecen la conciliación del sueño, con lo que mejoran los problemas de insomnio.

-Mejoran la concentración y la atención, resultando perfectos para niños con este tipo de problemas.

-Superar aquellas situaciones que les puedan resultar estresantes emocionalmente.

Dejar volar la imaginación

Tantos beneficios no se podían quedar solo para los niños, aunque ellos son los reyes de los dibujos, por eso no es de extrañar encontrar en papelerías, librerías y tiendas especializadas de manualidades libros de mandalas también para los adultos. Muchas personas lo definen como un arte anti-estrés, porque a la vez que crean un dibujo, al pintarlo también están beneficiándose de la relajación que les implica y esto no les es ajeno a los pequeños de la casa.

mandalas2VER GALERÍA

Si necesitas encontrar tu yo interior y desconectar de los problemas y hacerlo en compañía de tus hijos, busca diferentes mandalas con formas geométricas como círculos o triángulos, así como otras formas sencillas que te ayudarán a conseguirlo como pétalos, estrellas o flores. No hay una regla para colorear los mandalas, no hay nada escrito sobre ellos, tan solo deja volar tu imaginación y no te preocupes por cómo queda. Lo importante es que expreses, y ellos también, en ese momento cómo te sientes con los colores.

Crear un ambiente adecuado

Para encontrar más fácilmente su tranquilidad, y la tuya, te recomendamos hacer lo siguiente:

-Antes de sentarte a dibujar, coge todos los colores que vayas a necesitar, así como el dibujo.

-Pon una música tranquila para que facilite concentrarse en la tarea.

-Intentad colorear respetando la simetría en los colores, como si fuese un reflejo la mitad del diseño con la otra mitad.

-No tengáis una hora marcada para terminarlo, sino que se tratad de expresar las emociones con los colores sin necesidad de hacerlo en un tiempo concreto.

Más sobre

Read more