Manualidades con arcilla: Mancharse las manos nunca fue tan creativo y divertido

Este material que destaca por su versatilidad permitirá fomentar su espíritu creativo al tiempo que se pasa un rato divertido en familia y se realizan objetos decorativos con mucho encanto

Si hay una cosa que les gusta a los niños son los trabajos realizados con las manos. Por eso es muy normal verles casi siempre con ellas manchadas de rotulador, pese que sea algo que a los padres les traiga de cabeza.Sin embargo, esto se puede transformarse en una gran oportunidad para que la familia pueda pasar más tiempo junta realizando alguna manualidad donde los niños puedan manipular con sus propias manos algunos materiales como plastilina, pinturas o arcilla. Será un rato muy divertido y se fomentará su creatividad.

La arcilla es uno de los materiales que se utiliza para las manualidades porque es muy maleable, fácil de conseguir y las piezas resultantes son muy resistentes. Gracias a que se puede moldear, este material será una buena herramienta para el desarrollo de la motricidad fina porque, pueden coger pequeños trozos, aplastarla, cortarla, redondearla… Con todo esto se consigue que se relajen y concentren en lo que están haciendo en ese momento, que es dar rienda suelta a su creatividad e imaginación, olvidándose por un momento del estrés diario.

Aunque debes elegir qué tipo de arcilla podréis usar. La más normal en estos casos es la que está hecha con base de agua, porque se seca al aire sin problemas, es económica y se maneja bien si tiene la cantidad de agua suficiente.

Es el momento de empezar a hacer pequeños objetos, juguetes o detalles con arcilla.

manualidades faciles1VER GALERÍA

Tres ejemplos fáciles de hacer, pero con mucho encanto
 

Cuencos divertidos
-Qué necesitas: Arcilla, rodillo de manualidades, cúter o cuchillo, acuarelas y pincel.

-Cómo se hace: Para esta manualidad necesitas de un molde para sacar la forma y así quede mejor. Puede ser un pequeño cuenco, una taza o similar. Lo primero que hay que hacer es estirar bien la arcilla con un rodillo aplicando agua según lo indicado en el paquete. El grosor será el que queráis, pero no es necesario que sea demasiado. Una vez estirada, dar la vuelta al molde elegido y poner la arcilla por toda la superficie hasta que quede bien liso. Cortar el sobrante con un cúter o cuchillo y dejar secar por completo. Retirar del molde y decorar con las acuarelas, aplicando varios colores llamativos para que resalten.

Imanes con formas de animales 
-Qué necesitas: Arcilla, cúter, acuarelas, imanes pequeños, pincel, pegamento para arcilla y rodillo pequeño.

-Cómo se hace: Estirar bien la arcilla con el rodillo hasta dejar unos 5 milímetros de grosor. Ahora es el momento de cortarla en forma de animales, haciendo, por ejemplo un pez o la cabeza de un elefante, y hacer los rasgos con la ayuda del cúter en caso de ser la boca o las escamas, o pegando las orejas, los ojos o la nariz que haréis con pequeñas cantidades de arcilla también. Podéis coger alguna plantilla de Internet. Colocar sobre una superficie lisa para dejarlas secar bien. Solo falta pintarlas y pegar en la parte trasera un imán a cada una de ellas con el pegamento.

Llavero con forma de sandía 
-Qué necesitas: Arcilla, alicates, aro para llavero, anillo de bisutería, bastoncillo con ojo de bisutería, pincel, acuarelas (roja, verde, blanca y negra) y cuchillo.

-Cómo se hace: Estira la arcilla y corta la forma de una tajada de sandía. Clava el bastoncillo con ojo en la parte superior de la sandía antes de dejar en una superficie lisa para secar muy bien. Decora con las acuarelas y deja secar de nuevo. Por último, abre el anillo de bisutería con el alicante un poco, pasa el aro de llavero y el bastoncillo dentro de él. Cierra de nuevo y la manualidad está lista.

Más sobre

Read more