¿Tu bebé está inquieto? Cálmalo con los sonidos de la naturaleza

Canto de pájaros, sonido de lluvia, el soplo del viento... sin innumerables los sonidos que provoca la naturaleza y sorprendente la capacidad que tienen para relajar a los más pequeños de la casa, ideales, por tanto, para antes de ir a dormir

Hay muchos estudios en la actualidad que aseguran que la música es muy beneficiosa para los niños incluso antes de nacer. Un elemento que les producirá cambios no solo a nivel psicológico, sino también fisiológico. Existen distintos tipos de música que pueden beneficiar a los más pequeños, pero entre ellos hay que destacar especialmente los sonidos de la naturaleza.

Pueden producir en cualquier persona un efecto relajante. El viento, el canto de un pájaro, la lluvia cayendo, las olas del mar... Hay infinidad de sonidos y detalles sonoros que desde siempre han generado un entorno ambiental dulce y relajado. Un efecto que también se produce en gran medida en los bebés.

Para conciliar el sueño y estar tranquilos

La música ayuda a los niños, entre otras cosas, a conciliar el sueño, a relajarse y a estar completamente calmados. Reduce los niveles de ansiedad del bebé y hace que pase el día mucho más tranquilo. Pero también es capaz mejorar el desarrollo cerebral, aumentando la capacidad de aprendizaje, atención y concentración.

El tipo de música que más ayuda en este sentido es aquella que está formada por melodías lentas y suaves, sin cambios bruscos de ritmos. Sonidos relajantes como por ejemplo los que se producen en la naturaleza, que son perfectos para puedan descansar más relajados.

musica para bebes1VER GALERÍA
 

Beneficios generales de esta música

Pero los beneficios de la música para bebés con sonidos de la naturaleza van mucho más allá que un simple efecto relajante para conciliar el sueño. Este tipo de música les puede ayudar a:

-Cultivar el amor por ella desde muy pequeños.

-Mejorar el rendimiento en pruebas cognitivas.

-Promover e impulsar la creatividad desde bebés.

-Estimular las necesidades de expresión y comunicación de los niños.

-Reducir el ritmo de los latidos del corazón y así disfrutar de una mejor respiración.

-Mejorar la capacidad de memorización.

-Reducir los niveles de ansiedad.

-Facilitar el aprendizaje del habla y la lectura.

-Incrementar la capacidad de concentración.

Para conseguir esto no solo necesitamos que la música sea relajante, sino que al mismo tiempo habrá que crear un ambiente adecuado. Una iluminación tenue y un silencio absoluto en el que solo se oigan los sonidos de la naturaleza ayudarán a que el bebé disfrute de un entorno de paz y tranquilidad para su descanso.

No importa que los sonidos puedan ser simétricos o repetitivos. No en vano, ese tipo de sonido es el que calma y relaja a los bebés, predisponiéndoles al descanso y a dormir tranquilamente.

Hay grabaciones de sonidos de la naturaleza que vienen acompañadas de melodías de piano, flauta o arpa. Cualquiera de ellas sería ideal para nuestro bebé y le reportaría todos estos beneficios.

Más sobre

Read more