¿Se puede saber si es niño o niña por los síntomas de embarazo?

Existen muchos mitos relativos a esta cuestión, y la mayor parte de ellas son producto de la mitología popular. Te contamos las más frecuentes.

Casi todas las mujeres quieren conocer el sexo de su bebé nada más saber que están embarazadas. Cada embarazo es completamente diferente entre sí, incluso en una misma mujer. Pero lo que sí pueden afirmar algunas es que el cuerpo reacciona de manera diferente según sea niño o niña lo que va a tener.

Hay diferentes leyendas que hablan de que se puede determinar el sexo en función de que el cuerpo reaccione de una forma u otra, esto es, de que tenga algún síntoma de embarazo u otro, aunque no podemos saber a si es completamente cierto. No en vano se trata de creencias populares que no cuentan con una base científica y, en todo caso, será siempre el médico quien pueda determinar cuál es el género del bebé practicando una ecografía.

¿Qué hay de cierto en las teorías para saber si es niño o niña?

No se trata de pruebas ni estudios científicos, sino de la teoría popular, así que es muy probable que no se cumplan, aunque es interesante conocerlas porque nos han acompañado desde siempre y se puede ver si aciertan, lo cual podremos confirmar cuando el ginecólogo nos dé el resultado. ¿Quieres conocer cuáles son y comprobar si se dan en tu embarazo?

Una de las más conocidas es la forma del vientre. Se dice que si la tripa está baja será un niño, siendo niña si la tripa está más alta. También se tiene en cuenta si la barriga es más redonda, porque en ese caso será una niña, no así si es puntiaguda, en cuyo caso sería un varón según una de estas creencias.

En cuanto a los antojos, también existe una mitología popular que habla de que si durante el embarazo solo te apetece comer alimentos dulces es muy probable que vayas a tener una niña. En cambio, para aquellas mujeres embarazadas que tengan antojos salados o ácidos, se trataría de un niño.

sintomas de embarazo1VER GALERÍA

Si el embarazo es bastante molesto durante los primeros meses al tener más náuseas, vómitos o el estómago revuelto, se dice que lo que está en camino es una niña. Para las mujeres bendecidas con los síntomas de embarazo casi inexistentes, el caso sería el contrario. Aunque, una vez más, se trata de una teoría sin base científica..

Los latidos del corazón es otra de las cosas en las que se suelen fijar estas creencias para considerar qué sexo tendrá el bebé. Pulsaciones por encima de 140 sería el indicativo de que es un niño, siendo niña si el ritmo cardíaco es inferior.

Teorías contrarias en relación con la piel

También hay un mito que dice que si la piel de la mujer embarazada se pone más bonita durante el tiempo que le dura es porque probablemente lo que va a tener es una niña.

Pero también está la contraria, que habla de que si la piel está más bonita y libre de acné es porque se espera un niño, algo que puede tener sentido en tanto que las gestantes de una niña tienen más carga hormonal, lo que puede afectar a la piel en positivo.

Y en cuanto al vello corporal, si has notado que tu pelo crece en zonas donde antes prácticamente no tenías es porque esperas un niño, según estas creencias. Esto tal vez podría tener relación con el aumento de la producción de testosterona al estar embarazada de un varón, aunque no se trata de un dato basado en la ciencia.

Antes de que el médico te dé el resultado, puedes ir viendo cómo evoluciona tu cuerpo y, si tienes en cuenta estos mitos, ver si en tu caso se cumplen.

Más sobre