¿Cómo crece la tripa en el tercer trimestre de embarazo?

Que crezca más o menos de una mujer a otra depende de varios factores como el tono muscular, la edad de la madre, la anchura de la pelvis o la posición del feto.

El último trimestre de embarazo es la recta final para tener a tu bebé en brazos, aunque es una de las más pesadas por el tamaño de la barriga. Durante la gestación, la mujer va a tener diferentes cambios físicos y hormonales, incluso desde el momento de la fecundación. Aunque no todos los embarazos son iguales en cuanto a síntomas o desarrollo del feto, hay algunos denominadores comunes como el crecimiento de la barriga a medida que avanza el embarazo.

Pero que crezca más o menos de una mujer a otra depende de varios factores como el tono muscular, la edad de la madre, la anchura de la pelvis o la posición del feto. Durante el primer trimestre el útero permanece en la pelvis y casi no se a nota un aumento considerable hasta finales del tercer mes, donde ya la cintura va desapareciendo y asomando la barriga. No obstante, si ha habido un embarazo previo, seguramente la barriga se note antes. A partir de este momento se puede palpar el fondo uterino por debajo del ombligo.

En el segundo trimestre se está más cómoda que en el primero, sobre todo si se han sufrido vómitos o náuseas en ese período. En este segundo trimestre, el aumento de peso y de la barriga no es tan acusado como en el último.

tercer-trimestre-embarazo1VER GALERÍA

Crecimiento de la tripa en la última fase de la gestación

Entre el séptimo y el noveno mes de embarazo, la mujer está en la última fase del período y estará bastante más cansada que cuando comenzó todo, además de ser cuando más aumenta de tamaño el bebé y, por tanto, la tripa de la mamá. En este tercer trimestre el útero se encuentra debajo de las costillas y se han desplazado el intestino, los pulmones y el corazón, por eso es normal que se ralenticen las digestiones y se padezca acidez, agitación al respirar o sensación de falta de aire, palpitaciones y posiblemente resulte más complicado conciliar el sueño.

En el séptimo mes el peso medio será de unos 8 kilos más. El bebé se moverá mucho menos, pero se puede ver cómo se marca su pie, su mano o su codo en la barriga cuando se mueve, siendo una sensación realmente emocionante.

En el octavo mes habrá más fatiga u se irá más veces a orinar porque el útero presiona cada vez más la vejiga. La posición favorita para dormir será de lado para evitar la presión y así poder descansar más cómodamente.

En el noveno mes, si es el primer embarazo, enseguida el bebé se encajará en la pelvis para ir preparándose para el gran momento, notándose cómo la barriga está más baja. A consecuencia de esto, desciende la presión del tórax y estómago, pero aumenta sobre la vejiga. El bebé apenas puede moverse y la piel de la tripa está distendida al máximo. Llega el tan ansiado momento de dar a luz al bebé, que puede ser en cualquier momento durante este mes.

Más sobre