¿Cuáles son los síntomas de un embarazo molar?

Pueden parecer en un principio los mismos que un embarazo normal como náuseas o vómitos, aunque de carácter más fuertes, pero hay otros específicos. Te contamos cuáles son.

¿Has escuchado alguna vez hablar de un embarazo molar? Es un tumor que se forma en el útero en el momento de la fecundación. Como consecuencia de esto, el óvulo que ha sido fertilizado empieza a crecer y el tejido de la placenta se convierte en una masa de quistes, lo que provoca que no haya crecimiento fetal. Se le conoce como mola hidatiforme o enfermedad trofoblástica gestacional (ETG). Pero este tipo de embarazos es raro, ya que se da sólo en 1 de cada 1.000.

El crecimiento de este tejido es mucho más rápido que el de un embrión y tiene la apariencia de moras o uvas. Existen dos tipos: embarazo molar completo y embarazo parcial. En el primero no hay embrión ni tejido fetal, la placenta crece y produce la hormona hCG, también llamada del embarazo, mientras que en el segundo hay embrión, pero crece con un desarrollo anormal con malformaciones y no llega a sobrevivir.

Hay algunas mujeres más propensas que otras en poder tener un embarazo molar si tienen menos 20 años o más de 35, aunque el riesgo aumenta considerablemente a partir de los 40. También ocurre cuando ya se ha tenido este problema antes y en caso de haber tenido dos o más abortos espontáneos.

El diagnóstico

Un embarazo molar se diagnostica a través de un ultrasonido donde se podrá ver la masa de quistes de la placenta. En la gran mayoría de los casos, los embarazos molares terminan espontáneamente, siendo expulsado el tejido de la placenta donde se podrá apreciar la forma de uva. Para eliminar por completo el tejido se realiza una dilatación y legrado uterino por aspiración. Posteriormente se debe controlar periódicamente el nivel de hCG para saber si está disminuyendo y asegurarse de que se ha eliminado por completo.

Una vez que se haya controlado que está a cero el nivel de la hormona del embarazo, se puede volver a intentar un nuevo embarazo sin riesgo alguno, pero se debe esperar el tiempo que indique el ginecólogo, que por lo general suele ser un año.

sintomas de embarazo2VER GALERÍA

Síntomas específicos 

Los síntomas de un embarazo molar pueden parecer en un principio los mismos que un embarazo normal como náuseas o vómitos, aunque estos son de carácter más fuertes. Pero hay otros síntomas sospechosos de que un embarazo sea de este tipo:

-Sangrado vaginal: suele ser de un color marrón oscuro y puede aparecer a partir de la sexta semana de embarazo aproximadamente.

-Presión arterial alta o preeclampsia.

-Hinchazón y dolor abdominal por el crecimiento muy rápido del útero por la masa de quistes.

-Calambres en la zona abdominal.

En el caso de que estés embarazada y tengas uno o varios de estos síntomas es necesario acudir inmediatamente a tu médico para que te realice el ultrasonido y determinar si el embarazo es de este tipo y así poder realizar el legrado lo antes posible.

Más sobre