Cada día de la semana un cuento, ¡y a dormir!

Son muchos los padres que han recuperado la tradición de acompañar a sus hijos a la cama y contarles uno de estos relatos mientras se duermen, haciendo de ese momento del día uno de los más especiales y en el que compartir un rato de intimidad en familia

El Patito feo, Los tres cerditos, Pinocho y otros cuentos clásicos hicieron del acto de  ir a dormir uno de los momentos más tiernos de nuestra infancia. Sus fábulas nos acompañaban llevándonos a un dulce y placentero sueño.  

Los cuentos de toda la vida, los que nos contaban una y otra vez nuestros padres para ir a dormir son ideales para que tus hijos cojan el sueño.

Son muchas las familias que han recuperado la tradición de acompañar a sus hijos a la cama y contarles uno de estos relatos mientras se duermen, haciendo de ese momento del día uno de los más especiales y en el que compartir un rato de intimidad.

Además de aprender valores, los cuentos hacen que los pequeños de la casa desarrollen su creatividad e imaginación y, si tienen moraleja, una lección que les acompañará por mucho tiempo.

Los clásicos que nunca fallan

A continuación, te propones 7 cuentos perfectos para ir dormir. Uno para cada día de la semana:

-'El Patito feo': Es un cuento que refuerza su autoestima y les enseña a ser tolerantes y no reírse de los que son diferentes. La trama trata de una patita que tiene varios patitos y todos son bien bonitos a excepción de uno. Éste es feo y torpe y los demás se burlan de él. El patito feo no aguanta esas burlas y huye, pero acaba encontrando una bandada de cisnes que lo aceptan como a uno más. Y es que, para sorpresa de todos, se da cuenta de que él es y había sido siempre un bello cisne como sus nuevos amigos.

-'Los tres cerditos': Les enseña la importancia de colaborar, de hacer el trabajo bien hecho y de  trabajar en equipo. Tres cerditos construyen sus casitas, uno la hace de paja, otro de madera y el mayor, que se esfuerza más, la hace de ladrillo. Y es donde acaban los tres refugiándose del lobo que tira las dos primeras casas.

cuentos para dormir1VER GALERÍA

-'Pinocho': Muestra la importancia de ser sinceros. Gepetto, un carpintero, fabrica una marioneta  de madera llamada Pincoho, al que un hada da vida, a condición de que si es sincero y obediente lo convertirá en niño. Cada vez que Pinocho mentía, su nariz de madera crecía considerablemente.

-'El gato con botas': Habla sobre la paciencia y la inteligencia. Un molinero deja  al pequeño de sus hijos un gato. Los otros dos hermanos salen mejor parados. Pero el gato le dice que le ayudará a salir de la pobreza con unas botas y un saco.

-'Pulgarcito': Trata sobre la astucia y cómo desenvolverse en la vida. Una familia de leñadores con siete hijos debe abandonarlos en el bosque por no poder alimentarlos. Pulgarcito es el menor y el más diminuto de todos aunque el más astuto.

'-Ricitos de oro': Les enseña la importancia de respetar la intimidad y las cosas de los demás. Ricitos de oro mientras pasea por el bosque encuentra una casa abierta. Entra y prueba todo lo que encuentra en ella: comida, cama, sillas, etc.  Resulta que la casa es de una familia de osos.

-'Caperucita roja': Da la lección de no fiarse de los desconocidos y hacer caso de los consejos de padres. Una niña tiene que llevarle a su abuelita que vive en el bosque una cesta con comida porque está enferma. Su madre le advierte que no hable durante el camino con desconocidos, porque es muy peligroso.

Más sobre

Read more