Los mandalas: dibujos para pintar que mejoran la psicomotricidad y la creatividad en los niños

Un buen desarrollo de la psicomotricidad fina cuando son muy pequeños es muy importante y con ello consiguen coordinar las diferentes partes de su cuerpo de manera muy precisa

Aunque la moda de los mandalas lleva pocos años instaurada en nuestras vidas, realmente existen desde hace muchos años.

Se puede traducir como círculo, pero no se queda solo en la forma geométrica. Y es que el mandala está vinculado al budismo, siendo especialmente utilizado para la meditación como un elemento de culto al representar el centro del universo, la totalidad, la purificación y el equilibrio. Sus colores transmiten sensaciones de energía y de paz.

Estas figuras han traspasado fronteras, llegando al mundo occidental con mucha fuerza. Hoy en día no es de extrañar que profesionales de la decoración los utilicen como un elemento a destacar en una estancia. También son utilizados en otros ámbitos como la educación o las terapias alternativas.

Una de las más conocidas es usar los mandalas como técnica de relajación tanto para mayores como para los niños. Basta con tener un diseño donde solo estén dibujadas las líneas para que el proceso imaginativo actúe. Colorear el dibujo crea un estado de calma mientras se realiza porque se tiene que estar concentrado en la actividad. Una gran ayuda para aliviar el estrés, ¿no te parece?

Beneficios de pintar mandalas para los niños

Pero no solamente se utilizan los mandalas para eso, sino que son una herramienta más para desarrollar capacidades, sobre todo en los niños. En las escuelas o en las clases extraescolares ya los usan para complementar alguna actividad.

Como ya sabes, la imaginación de los niños es infinita. Sólo hace falta una prueba: si dos niños pintan un mismo diseño, las creaciones que dan como resultado son completamente diferentes. ¡A cada cuál más bonito y mágico! Te resultará complicado decidirte por un diseño u otro.

Un buen desarrollo de la psicomotricidad fina cuando los niños son muy pequeños es muy importante. Con ello consiguen coordinar las diferentes partes de su cuerpo de manera muy precisa. Se les puede ayudar de muchas formas a conseguirlo. Una de ellas es con los mandalas, dado que tienen diferentes formas geométricas. De esta forma, necesitan hacer los movimientos de la mano y prestar atención con la vista para colorearlo bien. Por eso son muy beneficiosos para ellos.

mandalas1VER GALERÍA

¿Qué consiguen los niños haciendo mandalas?

Pero además de todo lo anterior, que los niños coloreen mandalas tiene un impacto positivo en ellos. Entre otros aspectos, los mandalas se pueden utilizar para:

- La expresión plástica: pueden expresar sus sentimientos, así como los pensamientos e ideas.

-Aprender vocabulario: dependiendo del dibujo mandala que se elija, los niños aprenden nuevas palabras como formas geométricas, colores, animales…

-Mejorar la concentración: es uno de los puntos que aprenden poco a poco mientras colorean las formas tan características de un mandala. Se concentran a la vez que se relajan, buscando un equilibrio.

-Mejorar la confianza y seguridad en sí mismo: acabar el dibujo requiere de esfuerzo, precisión y disciplina. Eso les refuerza la confianza y la seguridad.

Más sobre

Read more