Conoce la Regla de Naegele, una forma de calcular tu fecha de parto

Una de las cosas que quieres saber desde el principio es cuándo será la fecha del parto, ese momento tan ansiado para ver por primera vez la carita de tu precioso bebé, y hay diferentes métodos para calcular la fecha probable

Si te has hecho un test de embarazo y ha dado resultado positivo, empieza una nueva etapa en tu vida.

Ante todo, enhorabuena por esta gran noticia. Seguro que tienes un mar de dudas e incertidumbres para saber cómo se desarrollará todo, si será niña o niño… es normal que en este momento de gran alegría para ti y tu familia, estés llena de deseos por conocer todo desde ya.

Una de las cosas que quieres saber desde el principio es cuándo será la fecha de parto, ese momento tan ansiado para ver por primera vez la carita de tu precioso bebé. Hay diferentes métodos para calcular la fecha probable. Uno de esto métodos es la Regla de Naegele, cuyo nombre viene dado por el obstetra que lo desarrolló, Franz Karl Naegele.

Los cálculos de Naegele

Cuando vayas a la consulta del ginecólogo por primera vez, te hará una serie de preguntas para conocer un poco más sobre tu embarazo. Entre las que te formule está la de cuál fue el primer día de tu último periodo. ¿Para qué te pregunta este dato? Pues bien, esto es porque unos 15 días después de ese día tiene lugar la ovulación, o lo que es lo mismo, los días fértiles de la mujer, por tanto, es la fecha más probable para que ocurra la fecundación.

Negele sacó su fórmula teniendo en cuenta la fecha del primer día del último ciclo menstrual de la mujer con periodos regulares de 28 días. Como hemos comentado que la fecundación tiene lugar unos 14 días después, las sumó dando como resultado las 40 semanas de embarazo (280 días), aunque en realidad el tiempo de gestación de un bebé son 38 semanas (266 días).

calculadora-embarazo1VER GALERÍA

Cómo calcular tu fecha de parto según esta regla

La fórmula para calcular la fecha prevista de parto es: FUR (fecha última regla) + 1 año - 3 meses + 7 días. Esto lo debes tener en cuenta si eres una mujer que cuenta con ciclos regulares de unos 28 días porque, de no ser así, la fórmula cambia un poco. También debes conocer cuál fue el primer día de tu último período para poder aplicarla.

Si lo conoces, entonces tienes que sumar 1 año desde ese día, le quitas 3 meses y, por último, le sumas esos 7 días.

Es un cálculo bastante sencillo, pero siempre debes acudir a un médico especialista para confirmar ese dato y verificar que todo está bien. El ginecólogo, además de utilizar el calendario para establecer la fecha probable de parto, suele hacer una ecografía donde verifica una serie de datos como lo que mide el embrión para determinar el tiempo de embarazo en ese momento. A partir de ahí, calcula cuándo es posible que nazca el bebé.

Esa fecha te puede servir de guía para prepararte para el gran momento, aunque tu bebé puede nacer entre la semana 37 y la 42. Paciencia.

Más sobre